Béisbol Cubano: La censura, el béisbol profesional y la inmovilidad

¿Habríamos visto todo el Clásico si Yoenis Céspedes hubiese jugado con algún país extranjero? (Foto: Chris McGrath/Getty Images)
¿Habríamos visto todo el Clásico si Yoenis Céspedes hubiese jugado con algún país extranjero? (Foto: Chris McGrath/Getty Images)

Por Reynaldo Cruz

Ya hablé una vez de este asunto, pero no puedo realmente hacer silencio y pretender que las cosas han cambiado cuando realmente el status quo sigue siendo el mismo. Nos prometieron un programa de béisbol internacional que ante nuestros ojos iba a tener todas las características que el programa futbolístico Gol, pero realmente lo que nos han dado es un programa con todas las señas de Gol Latino, y creo que debería renombrarse el mismo para Béisbol Latino, porque lo de “internacional” no se lo veo por ningún lado.

¿Por qué? Pues, para nadie es un secreto que ya comenzó la temporada de la mejor liga del mundo, donde se juega el mejor béisbol del mundo, y donde están los mejores peloteros del mundo… y los cubanos no han podido disfrutar de un solo partido, a no ser algunos Recaps, que están poderosamente censurados para asegurarse de que no habrá ningún cubano (dígase Yoenis Céspedes, Aroldis Chapman, Dayán Viciedo, Alexei Ramírez, etcétera) entre las buenas jugadas que aparezcan… y poco a poco, esto se torna más y más difícil.

Pasan los días, y solamente les interesa transmitir la Liga Mexicana que, con todo respeto, no tiene mucho (o nada) que enseñarle a nuestros peloteros o aficionados. Incluso los partidos de esta liga han sido víctimas de la “tijera”, cuando por ejemplo Amaury Cazañas aparecía con acciones de juego positivas. Entonces, todo parece indicar que la “evolución” que vimos durante el tercer Clásico Mundial de Béisbol no fue más que una actitud “olímpica”, “clásica” o “bisiesta”, lo cual se explica mejor diciendo que es algo que sucede solamente una vez cada cuatro años, y no tiene que necesariamente repetirse antes de ese tiempo.

Sin embargo, y no interesa mucho cuántas veces lo diga, el fanático cubano al béisbol es sencillamente el más infeliz de todos los fanáticos al béisbol en el planeta. No tienen realmente la posibilidad de disfrutar un partido (que se entienda bien, NUNCA la televisión cubana ha transmitido un partido de Grandes Ligas) del mejor béisbol del mundo. Un resumen a la semana, y por demás incompleto, es una falta de respeto a todo el que gusta de la pelota en Cuba. Cualquier persona con algo de sentido común sabría que en la primera semana de la temporada 2013 de la MLB, el partido que el infame Béisbol Internacional debió haber puesto en pantalla debió haber sido la excelente lechada con jonrón incluido de Clayton Kershaw, o el casi juego perfecto de Yu Darvish, quien recibió inatrapable en el noveno episodio con dos outs.

Sobre todo, se ve mucho la presencia de los clichés en el discurso, por ejemplo, la construcción “las llamadas Grandes Ligas”… ¿en serio? ¿las “llamadas” Grandes Ligas? Son las Grandes Ligas y punto, porque así les pusieron hace más de un siglo, y así seguirán siendo reconocidas, porque es verdad que son las más grandes de todas las ligas… y la otra, “las llamadas Grandes Ligas japonesas”, bueno, ahí es aún más duro, porque ese fue el nombre que le dieron acá.

Lo cierto es que ese encuentro de la Liga Mexicana, como todos los anteriores, no era el más indicado para poner en pantalla, como no lo era ninguno que no fuese los dos que ya mencioné. Puede realmente parecer en un inicio una estratagema para proteger al béisbol doméstico, sobre todo a la Serie Nacional, de manera tal que el campeonato no pierda adeptos o fanáticos o seguidores.

Pero lo que resulta triste es que el deporte nacional es el que constantemente se encuentra perdiendo seguidores y simpatizantes. Día tras días, el Real Madrid, el FC Barcelona, o lo que es igual, Cristiano Ronaldo y Lionel Messi provocan que Alfredo Despaigne, Rusney Castillo, Yulieski Gourriel, Frederich Cepeda y otros muchos se vayan quedando solos en los estadios. Mientras tanto, Víctor Mesa hace hasta lo imposible por ser tan controversial como José Mourinho, Ozzie Guillén, o Bobby Valentine, y aunque esto le brinda algunos seguidores, son más los detractores, y muchos más los que ante la impunidad van perdiendo la fe en el deporte nacional de los cubanos.

Un amigo me dijo hace unos días: “Hermano, no puedes ya negarlo… los jóvenes de hoy no tienen interés en la pelota. A ellos lo que los llama es el fútbol.”

Claro, ¿cómo va a ser de otra forma? Las generaciones de cubanos de hoy crecieron escuchando que el béisbol profesional es malo y nocivo, y que el fútbol profesional es inocente, noble y no tiene nada de comercial. Además, llevan 24 años viendo el mejor fútbol del mundo y no han visto en la televisión UN SOLO PARTIDO de la mejor pelota del mundo. Ahora, ¿alguien puede decirme lo que significan 24 años? Pues en Cuba, 24 años es un profesional formado, graduado y listo para trabajar —esto no es mentira, era esa la edad que yo tenía cuando me gradué hace casi seis años.

Y del béisbol profesional…
El límite siempre pareció ser el hecho de que muchos peloteros cubanos juegan en las Grandes Ligas, y ahora Michel Abreu se convirtió en el segundo tercer pelotero cubano (detrás de Omar Linares y de Juan Carlos Muñiz) que jugó Serie Nacional y participa en la Nippon Professional Baseball. Isaac Delgado regresó de Miami y cantó con Silvio Rodríguez… Bony y Kelly estuvieron el pasado fin de semana en mi ciudad. ¿No es hipocresía? ¿Son acaso los cantantes y artistas mejores que los deportistas? Bueno, a estos sí les permiten hacer contratos en el extranjero, y regresan a Cuba y cantan en una plaza abierta con una amplia sonrisa y sin cobrar un centavo (aunque algunos lo hacen solamente en lugares cerrados y por precios a los que la gran mayoría de los cubanos no pueden acceder, pero es su talento, y pueden hacer con él lo que quieran). Los peloteros cubanos no pueden (hasta hoy) hacer contratos en el extranjero, y esto marca una diferencia enorme entre ellos y los artistas.

Claro, que según algo que dijo Víctor Mesa—y no sabemos hasta qué punto sea verdad—durante su visita a Japón para la Serie Samurái:

Es un proceso que está caminando bastante bien: en Japón se juegan ocho años y se puede ir a América, allá estamos pensando en que jueguen siete años y que puedan venir a Japón.

Ahora, ¿cuánto habrá que esperar, y cuándo habrá realmente un pronunciamiento al respecto? No creo que lo hagan… de hecho, la conferencia de prensa de Víctor Mesa me parece más una cortina de humo para congraciarse con los japoneses que una voluntad por hacer cambiar las cosas.

Corro el riesgo de pecar de reiterativo, pero la Comisión Nacional de Béisbol sigue mostrando una total inmovilidad y la desilusión de los fanáticos al equipo Cuba, que son cada vez menos, va en aumento.

Como ya dije una vez, en otro post:

Mientras los demás equipos comenzaron a desarrollarse desde la entrada de los profesionales, Cuba se mantuvo en el mismo sitio, siguiendo los mismos patrones y jugando y constituyendo sus equipos bajo los mismos esquemas. La generación de aquellos que protagonizaron el Juego de Veteranos pasó de invicta a ganar los torneos perdiendo partidos en las preliminares, para luego imponerse a los mismos rivales en “el bueno”. Esta generación de ahora pierde en las preliminares y luego cae nuevamente ante los mismos rivales. “Ganar el bueno” se ha convertido en algo que no conocen, y la única razón por la que fueron campeones en la Olimpiada de Atenas 2004 fue porque Australia hundió a Japón en la Semifinal. El abridor de la final iba a ser Daisuke Matsuzaka, quien ya ha derrotado a Cuba en nada menos que tres ocasiones: Atenas 2004, Clásico Mundial de Béisbol de 2006 y Clásico Mundial de Béisbol de 2009.

Agreguemos ahora el hecho de que Holanda se ha convertido en nuestro mayor verdugo, y que Diegomar Markwell se nos ha convertido en el “Laberinto del Minotauro”, más el hecho de que Cuba volvió a quedarse en la segunda ronda del Clásico Mundial de Béisbol, y sumamos ya SIETE AÑOS de fracasos en la arena internacional.

No debemos dejarnos engañar por ocupar el primer lugar en el Ranking Internacional de la IBAF, necesitamos de cambios, y me parece que hay que comenzar por las estructuras de mando. El Salón de la Fama (o como quieran llamarle), la calidad de los uniformes, la inestable e ineficiente estructura de la Serie Nacional y todas esas pequeñas cosas que al final llenan la copa de insatisfacciones.

Mientras se mantenga el estado actual, y los muchos peloteros que hay en Cuba no tengan metas más amplias que integrar el equipo nacional o abandonar el país para irse a las Grandes Ligas, no tendremos un resultado mejor que el que estamos viendo hasta ahora. Pasaremos a ser los segundones, los que se acercan y no llegan… y a veces se quedan hasta más lejos. Y ese lugar en el Ranking, pues a disfrutarlo mientras dure: después de todo, es el único consuelo.

Y los fanáticos, pues habrá que ver… al final son ellos y el béisbol cubano los que más pierden.

Nota: En uno de los Recaps presentados en el programa de anoche, apareció Raúl Ibáñez, quien es hijo de cubanos, pero nació en Nueva York, y obviamente, ni siquiera mencionaron su nombre.

9 thoughts on “Béisbol Cubano: La censura, el béisbol profesional y la inmovilidad

  1. Reynaldo, usted como siempre, sin “pelos en la lengua”. Pero me gustaría hacer una aclaración, la televisión cubana sí ha trasmitido juegos de Grandes Ligas, incluso la Serie Mundial de 1955 fue televisada en Cuba ¿Cómo lo consiguieron si aún no existían los satélites de comunicaciones? ¡El ingenio cubano! Un avión DC-3, volando en círculos entre Key West y La Habana captaba la señal de televisión y la retrasmitía a La Habana, anticipándose en años a los satélites. El diagrama de esa trasmisión puede verse en el sitio web de la NASA:
    http://history.nasa.gov/SP-4217/ch18.htm

  2. Está muy bueno el artículo Reynaldo, poco queda para añadir. Quería hacerte una precisión y no sé si estoy equivocado. Me parece que hay otro caso de un cubano en las Grandes Ligas Japonesas y es el de Juan Carlos Muñiz que jugó con los equipos capitalinos en la Serie Nacional y que representó a Brasil junto a Ernesto Noris en el pasado Clásico Mundial.
    Por otra parte, yo espero que muy pronto entren en razón y los peloteros cubanos que juegan en otros países puedan representar a Cuba. La reforma migratoria va en el buen camino y ya es un paso de avance que se les permita viajar a Cuba y visitar su tierra, su familia y amigos como ha sido el caso de Contreras y Rey Ordóñez. Es una tontería que estén escondiendo a los jugadores cubanos que participan en Grandes Ligas e incluso a los descendientes de cubanos que también hay muchos como es el caso que tu mencionas de Raul Ibañez que es familia del conocido jugador Amadito Ibañez, no tiene ningún sentido lo que hacen. Yo he planteado en otros foros la necesidad de insertar a nuestros jugadores en ligas extranjeras, por ejemplo cuando terminen la Serie Nacional y eso lo hago extensivo a otros deportes no solo al beisbol. Eso nos traerá beneficios. Un saludo amigo

  3. Esto sucede porque el Deporte aquí no es institucional, se subordina al estado, en muchos foros se critican a la Comisión Nacional de Beisbol, a Higinio, Frangel, no nos damos cuenta que esta comisión y sus dirigentes carecen de autonomía para poder hacer las cosas como se hacen en el deporte moderno, por eso cada día cedemos más y más terreno, no solo en la pelota sino en el deporte en general, creemos que somos los mejores, que nos lo sabemos todo, porque antes no jugábamos con los mejores y hoy en día si, por eso son los papelazos que se hacen, mientras no se juegue en las mejores ligas del mundo seguiremos siendo lo que hoy somos, un equipo más del montón donde están los mediocres, el futbol ha tomado mayor terreno, porque se ve jugar a los mejores, el Voleibol igual, el atletismo, pero no podemos decir que sucede lo mismo en el beisbol, en el clásico cada 4 años y no con todos los equipos buenos. Muchos jugadores han abandonado el país a jugar en el exterior y los países los reciben para obtener ingresos por impuestos sobre los contratos millonarios y nosotros con carencias para mantener el deporte esto son cosas que cada día entiendo menos.
    Saludos a Todos

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s