Yulieski Gourriel, ¿enemigo público número uno?

Gourriel en acción durante el último Clásico Mundial. (Foto: Koji Watanabe/Getty Images AciaPac)
Gourriel en acción durante el último Clásico Mundial. (Foto: Koji Watanabe/Getty Images AsiaPac)

Por Reynaldo Cruz

Cuando en días anteriores Aurelio Prieto Alemán decidió en el noticiero matutino hacer un aparte y hablar sobre Yulieski Gourriel, y lo mucho que ha sufrido las rechiflas del público, no solo en los estadios rivales, sino también en el propio Estadio José Antonio Huelga, principalmente debido a las muchas ocasiones en que le ha tocado decidir algún partido importante, y a cómo la presión o la falta de concentración le han hecho fallar, tanto a la ofensiva como a la defensa en momentos cruciales. Ahora se le suma la posibilidad de que en la próxima temporada juegue con los Industriales, y ya tenemos a un “villano” casi tan odiado como lo es hoy Alex Rodríguez en la MLB.

En la mente de todos (como el más notable elemento): el momento final en los Juegos Olímpicos de Beijing, cuando conectó para doble jugada con las bases llenas, el empate en tercera y un out… a pesar de que otras cosas han sucedido, es este hecho lo que ha marcado sin dudas los más duros ataques contra Yulieski Gourriel.

Ser hijo de Lourdes Gourriel, ser mediático como pocos peloteros en la Isla (comparado tal vez con algunos jugadores de los propios Industriales), y tener esa apariencia dócil, de apenas verse agresivo o violento, son elementos que sin duda marcan al “Yuli” (este  diminutivo también es objeto de discordia), un jugador que desde su juventud dio muestra de habilidades para convertirse en un gran pelotero.

Pero llegaron entonces los halagos —merecidos, pero a veces excesivos— por parte de toda la prensa nacional, que lo quiso convertir de la noche a la mañana en el mejor pelotero de Cuba, y que lo sobredimensionaron al punto de crear tal vez demasiadas expectativas en torno suyo.

Su calidad se demostró en el Clásico Mundial de Béisbol de 2006, cuando lo llamaron “el pelotero más eléctrico de Cuba”, y cuando su jonrón en la parte alta de la novena entrada del partido de debut de Cuba ante Panamá sirvió para que los antillanos ganaran su primer encuentro. Su rendimiento en ese torneo sirvió para despertar la admiración del mismísimo Albert Pujols, quien hasta le dio algunos consejos de bateo.

Era ese tal vez el momento de dejar crecer un poco más a Yulieski Gourriel. Dentro de Cuba, ese era el cielo: jugar en el torneo internacional más difícil que podía jugar y hacerlo bien al punto de levantar signos de admiración entre peloteros de Grandes Ligas… y el “Yuli” tocó el cielo. Una vez ahí, no hay más lugar hacia donde ascender —a no ser que se tratase de un contrato en una liga profesional extranjera— y cuando esto sucede, solamente hay una dirección hacia la cual moverse: hacia abajo… y esto es inevitable.

Y por supuesto, Beijing 2008: ¿Era acaso Yulieski el culpable de que todo eso hubiese sucedido? ¿Era él 100% responsable del gran fallo, de haber bateado para doble jugada, de la acción por la que muchos le reprochan?

Sí y no. Para comenzar, cada pelotero que comparece en una situación importante, tiene una dosis de presión, y un bajo porciento de salir airoso contra uno bien alto de fallar. Desgraciadamente para él, le ha tocado el extremo débil de la cuerda no en una, sino en varias ocasiones.

En Beijing, fueron varios los factores: para comenzar, le tocó al equipo Cuba enfrentarse a un escollo llamado Hyun-Jin Ryu, quien es hoy un exitoso lanzador de Grandes Ligas, y que en aquel momento estaba muy bien al punto de que en esa temporada ganó 14 juegos y perdió 7 con una efectividad de 3.31 en la Organización Coreana de Béisbol (KBO). En segundo lugar, Gourriel nunca debió haber sido ubicado en la alineación detrás de Alexei Bell y delante de Alfredo Despaigne, los dos mejores bateadores del equipo en esos momentos, sencillamente porque les quitaba toda la protección a ambos. En tercer lugar, quedará siempre la polémica decisión sobre si se utilizaba o no a un emergente zurdo para enfrentar a un lanzador incómodo para los derechos. En cuarto lugar: Yulieski no llegó a esa situación solo: todo el equipo conspiró para ello al no producir con efectividad contra el zurdo Ryu.

En el último Clásico Mundial de Béisbol, le correspondió no haber entrado a cubrir la antesala con el intento de robo de Randolph Oduber, pero nuevamente, Frank Camilo Morejón debió haberse dado cuenta de que no estaba bien ubicado antes de tirar. La presión adicional hizo el resto, pues creo que podía hacer el lance al home cuando recuperó la pelota… pero nadie puede negar lo mucho que se presionan los peloteros en eventos importantes cuando están bajo la tutela de Víctor Mesa, y si no lo creen, vean lo que le sucedió en el último partido a José Miguel Fernández. Luego, cometió error en el noveno inning ante una débil conexión de Andruw Jones.

Pero nuevamente, él no fue el total villano en ese encuentro. Primero: Vladimir García no debió ser el abridor, sino Wilber Pérez, quien era junto a Danny Betancourt el que mejor lo había hecho. Segundo: Erisbel Arruebarruena tiró mal a la inicial en un lance que de haberse acomodado habría sido out sin problemas, y eso trajo los primeros desastres. Tercero: Norberto González no debió haber abierto el octavo inning, y él mismo entró en complicaciones al transferir a Kalian Sams, séptimo en la tanda, para luego permitir el jonrón de Andrelton Simmons. Cuarto: Frederich Cepeda se ponchó en el noveno con dos a bordo, y de eso casi nadie se acuerda. Quinto: Gourriel impulsó dos anotaciones con uno de los dos dobles que disparó en ese encuentro, no debió haber sido puesto a tocar bola PORQUE NO SABE HACERLO, pero todos lo olvidaron.

Ahora la acción por la que todos le reprochan es el haber sido sorprendido en la inicial en la novena entrada —y no lo estoy justificando, porque un pelotero de su nivel NO DEBE cometer esos errores mentales— pero la gente olvida que el conjunto dejó a 11 corredores en circulación, y bateó en dos ocasiones para doble matanza, o sea que la culpa no es totalmente suya. Lo cierto es que como por arte de magia, se desvaneció en la gente el hecho de que hubiese decidido el segundo juego del Play Off, la remontada más grande coronada con victoria en la historia de las postemporadas cubanas.

Virtudes y defectos aparte, el problema tan grande con Gourriel es que no es tan extremadamente bueno como la prensa se ha empecinado en hacer ver a toda Cuba, mucho más viendo todas estas imprecisiones que en ocasiones parecen infantiles. Pero tampoco es tan malo como dicen aquellos que le  brindan una rechifla cada vez que sale al terreno. La propia prueba es precisamente que las silbatinas y los comentarios que le lanzan surgen precisamente porque esperan de él, y se decepcionan al ver que no produce.

Ahora, no es para hacer una campaña en defensa del bienestar espiritual de Yulieski Gourriel. Otros jugadores mejores han sido objetos de burlas y comentarios y ofensas peores que las que le profieren a él, y no han pensado ni remotamente en la posibilidad de abandonar el deporte, porque sencillamente lo aman, y porque la mejor manera de contrarrestar todas esas situaciones adversas es haciéndolo mejor. El pelotero, tanto como el artista y todo aquel que tiene un talento y vive de él, está sujeto a críticas, a ofensas, a agresiones verbales y a burlas siempre y cuando haya personas a quienes le interese el deporte, la música, la pintura o lo que sea que haga el individuo en cuestión.

Si de veras considera que no puede soportar los insultos, al punto de decir: “Es algo muy difícil salir al terreno en casi todos los estadios, a veces no he tenido ganas ni de ponerme el traje, porque sé que apenas llegue al terreno empezará de nuevo”, creo que debería ir pensando en otra cosa que hacer. De lo contrario, deberá asumir el hecho como cotidiano y tratar de callar la boca de sus detractores con el bate o con el guante.

Después de todo, los árbitros (sí, esos ETERNOS villanos) son objeto de una de las peores ofensas que se le pueden proferir a un ser humano casi todos los días, y en la jornada siguiente levantan la cabeza y salen a oficiar el encuentro. Gourriel debería aprender un poco de ellos, pues al mostrar que le afecta, se está poniendo en una posición aún más vulnerable, está dando una muestra de debilidad, y está además poniéndole al público rival un arma para que la usen en su contra.

En lugar de apaciguar a los gritones, puede que se haya destapado la Caja de Pandora, y que todos los males salgan a flote. Al final, todo el que quiera ver perder a los Gallos hará hasta lo imposible por desestabilizar a su más renombrado —y ahora con la ausencia de Frederich Cepeda su mejor— atleta. A Yulieski Gourriel solamente le queda concentrarse y olvidarse de todo eso… porque mientras no lo haga, no podrá dejar atrás esos lastres y seguirá sin poder rendir cuando más su equipo y sus compañeros —que tanto lo han apoyado— lo necesiten.

Él no es el enemigo público número uno, a ese lugar lo ha catapultado nuestra prensa al magnificarlo y minimizar a otros y crear falsas expectativas en torno a un gran atleta (pero NO superestelar)… y cuando estas expectativas no se cumplen, nadie se acuerda de quién las creó, sino en torno a quién fueron creadas. Esa es precisamente la parte que le toca a la afición: saber que Gourriel lo hace lo mejor que puede, y que en ocasiones sucede que las cosas no le salen tan bien como él quisiera.

12 thoughts on “Yulieski Gourriel, ¿enemigo público número uno?

  1. Solo quien ha jugado Beisbol sabe entender que se gana y se pierde y que la suerte tambien tiene su participaciòn, es cierto que Yuliesky salga a hacer lo que puede hacer y olvidarse de los criticones de siempre, ahì estàn las estadìsticas que lo muestran como un BUEN PELOTERO, yo dirìa destacado màs que muchos y pues hay que saber de Beisbol para hablar, mis mejores deseos para los peloteros cubanos que nos hacen felices con su Juego, sigan asì y ojalà TODOS sean estimulados material y anìmicamente, no solo regaños y faltas de educaciòn en el trato como el que dà el Señor Meza, què fuè excelente pelotero, pero muy mal director, suerte a todos y que se beneficie el Beisbol cubano, chao.

  2. De que es buen pelotero, no se puede negar, de que es disciplinado tampoco, ahora bien, Yulieski ya lleva 10 años jugando en series nacionales y cuantos eventos internacionales se han organizados él ha estado allí, a mí me parece que ha tenido todas las oportunidades posibles y hasta las que no dependen de el para lidiar con la presión, cuando el deje de pensar en él y se preocupe más por el equipo, logrará vencer las críticas y a los escépticos, por lo menos es mi apreciación personal, también coincido con usted sobre los medios de comunicación, que cuando simpatizan con un atleta lo sobrevaloran a tal punto de olvidarse de otros que también tienen condiciones pero no son beneficiados por estos medios, si les pongo un caso es Alfredo Despaine, excelente atleta esta amenazando el record de AVE. En series nacionales, ya tiene el de Hr para una serie, este año fue el líder, en el clásico estuvo inmenso y sin embargo no es tan exaltado por los medios como también ocurrió con Orestes Kindelan, soy de los que cree que si en su momento a YG10 lo hubieran de vez en cuando sustituido por una figura en esa posición, hoy fuera un jugador aclamado y no chiflado, pero como no le permiten a ningún atleta competir a la par con él, se siente que nuestro beisbol humilde pero de mucha calidad, le queda chiquito, así que si se quiere librar de tanta presión que lo haga dentro del terreno, que esa es la profesión que el escogió y si no puede que se dedique a otra cosa, porque el equipo industriales ejerce mayor presión a sus jugadores, así que debe de recoger un poco el yo ismo y dedicarse mas al resultado colectivo.
    Saludos

  3. Reynaldo, este es un exelente analisis, en mi opinion Yulieski esta preparando el terreno para coger otro rumbo, si no lo ha hecho ya es por su papa, pero sea autorizado o sin autorizacion en muy poco tiempo Yulieski estara juagando en otra liga, yo lo he defendido mucho en ZdS, pero la verdad en el III Clasico me desepciono, fue un torneo pesimo en el que estaba totalmente desconcentrado.

  4. Todo empezo cuando Kendry Morales- el joven con mas perspectiva a convertirse en un extraclase al nivel de Omar Linares- se fue de Cuba para labrarse un futuro en la MLB, ahi fue cuando empezaron a buscar el sustituto de la naciente super estrella del beisbol cubano ! Todo eso es verdad ! Pero ahora le quieren achacar el rendimiento de Yuliesky a Hector Rodriguez ( que popularizo ” al Yuly) ??!!! Yulieski mismo , su papá , ” la comision” ….etc … Pudieron haber parado eso a tiempo , entonces a estas alturas no quieran tapar el sol con un dedo !!!!. Es mas, dentro de cuba el publico realmente puede ejercer presion sobre un jugador …. Pero afuera ????????? Donde el publico no ejerce presion ninguna , todo lo contrario el infimo porciento de cubanos en el estadio lo unico que hace es apoyar !!!! ….. No me parece !!!

  5. La prenza es quien mas dano le hace,es por ello que se espera tanto de el y este no rindeal ritmo de la gran estrella que nos han dibujado e impuesto,como dice Maikel otros cono Despeigne y Kindelan son casi ignorados y hacen mas que el alla donde quiera que han estado,es la Prenza y los Medios en general los culpables,el Muchacho es muy bueno,pero alla en la Isala se ha estancado y ahora mismo ya tan viejo con 28 Anos no se adacta a ninguna Liga exigente en el Mundo asi que los que saben ,saben muy bien que solo los mas Jovenes como Yohenis,Kendrys ,Alexey etc son los que han triunfado,entonces que se quede en Cuba y la Gente que copere y le respete mas,el quiere hacerlo bien pero no puede,el Padre siempre le hara Sombra y eso pesa Saludos.

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s