Los forros, la MLB, y sus problemas con la edad de los peloteros cubanos

Siguiendo muy malos consejos, el pinero Félix Pérez intentó "forrar" a la MLB.
Siguiendo muy malos consejos, el pinero Félix Pérez intentó “forrar” a la MLB.

Por Reynaldo Cruz

Este está forrá’o, escuché más de una vez decir, cuando, estando ya en la secundaria, era muy común que se ubicaran jugadores de un año más que se ubicaban en categorías un poco inferiores porque sencillamente no tenían la calidad requerida para estar con sus contemporáneos y en esas les iba a ser muy fácil “quemar la liga”, mientras el acostumbrado championismo de nuestros entrenadores, aún desde la base y en algo tan insignificante como juegos escolares de primaria o secundaria básica, les llevaba a hacer cualquier cosa con tal de ganar.

Sí, y los “forros” han aparecido una y otra vez en alguno que otro torneo cubano, sobre todo de categorías inferiores, porque una vez llegados a la primera categoría, no importa mucho —aunque sí tiene su influencia.

En más de una ocasión, un conjunto de un torneo cubano de segunda categoría, juvenil o de otras inferiores, ha sido descalificado cuando se ha descubierto que lleva en su nómina a alguien que tiene más edad que la que realmente dice tener. Lo terrible es que no sabemos a ciencia cierta si esto se sigue haciendo, pero las consecuencias de estos actos no se notan realmente en el país y pasan a la historia totalmente olvidadas, a menos que uno de esos peloteros matemáticamente “rejuvenecidos” debido a un mezquino propósitos abandone el país y se encuentre en la disyuntiva o posibilidad de firmar un contrato con alguna organización de Grandes Ligas.

Y es precisamente ahí donde comienzan los problemas, porque los scouts de las Mayores basan mucho su criterio y el reporte o scouting report que envían a la gerencia general del club al que representan en su instinto, haciendo cálculos mentales de manera cualitativa, teniendo en cuenta la edad del jugador en cuestión, y contraponiéndola a sus habilidades, sus deficiencias, y sus condiciones físicas. Todos estos elementos tienen un valor determinado, que se va perdiendo conforme el pelotero va avanzando en años, pues le sería más complicado aprender algunas cosas, corregir otras y hasta ganar en velocidad, estatura y musculatura.

Por eso no es de sorprender que cada vez que se habla de un pelotero cubano que ha abandonado el país en un medio extranjero, siempre utilizan la palabra “reportedly”, como algo que no está confirmado, antes de decir la edad que el jugador alega tener. Esto es en primer lugar una flagrante muestra de desconfianza hacia la transparencia de los peloteros cubanos a la hora de negociar.

Sin embargo, no es todo responsabilidad de aquellos entrenadores de la base que quisieron pasarse de listo y lograron burlar a los jueces de algún evento, pues en muchos casos, los peloteros escuchan a falsos agentes o personas que dicen estar dispuestas a ayudarles y les sugieren de “muy buena fe” dar falso testimonio sobre su edad, aprovechando el hecho de que habrá un proceso de re-documentación para que puedan ser elegibles, ya que en la mayoría de los casos han abandonado el país de manera ilegal y por tanto están indocumentados.

A veces, con su ingenuidad, los peloteros cubanos pagan la novatada y se meten en líos que son demasiado grandes para ellos.

Félix Pérez fue suspendido el 26 de mayo de 2009 por decir que tenía 20 años cuando realmente estaba por los 25 ó 26: “No quería hacerlo, pero la gente me dijo que lo hiciera,” dijo en una entrevista. “Alguien me dijo que lo hiciera de ese modo para recibir más dinero. Al parecer haca falta ser más joven.”

Tuvo la suerte de que la suspensión fuese levantada, pues la Oficina del Comisionado declaró que “existían ciertas circunstancias que les permitían reducir la suspensión a su discreción.”

Sin embargo, otro al que recientemente le ha tocado su dosis es a Aledmis Díaz, quien declaró tener 23 años (con fecha de nacimiento del 8 de enero de 1990) cuando realmente se comprobó, debido a la información que aparecía en un roster cubano de los Juegos Panamericanos de 2010, que había nacido en 1991, exactamente el 1º de agosto. Como consecuencia, estará inelegible hasta el año 2014.

¿Por qué se sumaría edad Aledmis Díaz si por lo general los peloteros se quitan para parecer prospectos más atractivos?

Simple, pues para librarse de las trabas impuestas por el Convenio Laboral de las Grandes Ligas, que indica que los jugadores cubanos que quieran firmar grandes contratos podrían hacerlo siempre y cuando tuviesen al menos 23 años y al menos cinco temporadas en la Serie Nacional Cubana.

Ese fue recientemente el caso de Miguel Alfredo González, quien tiene reportedly 26 años y está por tanto exento de la ley. El diestro de Artemisa firmó un contrato con los Filis de Filadelfia por 49 millones de dólares en seis años, lo que lo convierte en el contrato más alto hecho a un desertor cubano. Otro que firmó, también sujeto a esa laguna, fue el torpedero tunero Alexander Guerrero, quien echó mano a un contrato de 32 millones por siete años de quien se corrieron rumores de que había firmado con los Dodgers por 32 millones y siete años. El talentoso camagüeyano Dariel Álvarez, mientras tanto, se hizo de un discreto contrato de 800 mil con los Orioles de Baltimore (se dice que tiene 24 años).

Cuando un pelotero cubano llega a los ojos de una organización de las Mayores, casi siempre la pregunta de orden es si de veras tiene la edad que dice tener. Ya no se trate de un simple “forro”, sino del futuro de sus respectivas carreras como peloteros, y hasta de la confiabilidad y seriedad del béisbol cubano. Parte (o la totalidad) de la culpa es de ciertos mal llamados agentes que les dan pésimos consejos, o de algunos inescrupulosos que desde pequeños les enseñaron a mentir y a valerse del engaño para lograr ciertos propósitos que, al igual que otros trucos como el dopaje o la adulteración de la pelota o el bate, deben al final pasarles factura.

Nota: Esta entrada fue actualizada para corregir un dato impreciso sobre Alexander Guerrero.

6 thoughts on “Los forros, la MLB, y sus problemas con la edad de los peloteros cubanos

  1. Guerrero no ha firmado con nadie porque no puede hacerlo sencillamente solo fue autorizado el pitcher de la habana así que su información o donde la haya leído es errónea tenga un buen día

    1. Tiene Ud. razón, Luigi, acabo de leer otro reporte que indica que la OFAC no lo había autorizado aún. El reporte que había leído fue en Hardballtalk de NBCSports, pero después de su comentario ayer revisé y habían actualizado la información. Además, el sitio oficial de los Dodgers sí tiene el dato completo.
      Por tanto, muchas gracias por su retroalimentación y por sacarme del error.
      Saludos

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s