SNB: 22 cosas que podríamos esperar ver en la Serie 53

Héctor Olivera: Su regreso será una de las notas más llamativas de la Serie 53. (Foto: ZdS)
Héctor Olivera: Su regreso será una de las notas más llamativas de la Serie 53. (Foto: ZdS)

Por Reynaldo Cruz

Con el anuncio de que el próximo 3 de noviembre iniciará la edición 53 de la Serie Nacional de Béisbol, la incertidumbre y la expectativa han inundado las mentes de los fanáticos y seguidores de la pelota cubana, quienes se hacen preguntas y se trazan proyectos y “estrategias” en torno a sus respectivos conjuntos. Hay quienes hasta se planifican y crean potenciales rivalidades de play off, e incluso —de acuerdo con la nueva estructura, vigente desde la campaña anterior— posibles refuerzos a escoger si sus conjuntos clasifican.

Por eso, no es de dudar que muchos piensen o imaginen qué cosas van a suceder en el próximo campeonato nacional de béisbol de la Isla. Por supuesto, algunos nos trazamos nuestras propias predicciones.

  1. Descenso de la calidad: Debido a las recientes deserciones de jugadores como Odrisamer Despaigne, Misael Siverio, José Dariel Abreu, Dalier Hinojosa, además de la suspensión de Rusney Castillo, todos jugadores de primer nivel en Cuba. Todo esto puede provocar que el nivel de la competencia descienda un tanto.
  2. Juegos con más agilidad: La excelente decisión—excelente no, BRILLANTE—de la Comisión Nacional de Béisbol de establecer el horario de las 7:15pm para los partidos nocturnos propiciará varias cuestiones con las que resultaba casi imposible contar en años anteriores. Por ejemplo, se tendrán los resultados de los partidos nocturnos en la prensa al día siguiente (a menos que ocurra un extra-inning). Esto además ayuda a que las personas que trabajan o estudian al día siguiente puedan asistir al estadio y estar de regreso en casa mucho antes de la medianoche, mientras que el año pasado lo usual era todo lo contrario. Esto tendrá como resultado además que los partidos avancen con mayor fluidez y sean menos tediosos. Algo en lo que muchos no han pensado, incluso en caso de una demora inesperada, digamos de una hora, el inicio de los choques no será entonces tan tarde y traumático como en otras ocasiones.
  3. ¿Mejores diseños en los uniformes? No tanto. Hace años que ciertos uniformes—sobre todo de visitador—piden a gritos un rediseño. Sí, Las Tunas, Granma, Ciego de Ávila y Pinar del Río sufren probablemente del odio de los diseñadores. En el béisbol moderno, para los estándares televisivos, es necesario que el color de los pantalones sea blanco (en caso del home club) y gris (para el visitador). Muchos uniformes de visitador “a dos tonos” deslucen bastante, incluso algunos uniformes de home club. Las letras y números negros también hacen que, a pesar del contraste, los trajes se vean bastante penosos. Por supuesto, al final Industriales sacará sus propias gorras y Matanzas lucirá su propio uniforme de visitador, con mucha más calidad que el que les den.
  4. Mayor cantidad de protestas y con más violencia. Total, el pasado año se demostró que la autoridad de los árbitros está totalmente desestimada, cuando la pérdida de los estribos por parte de Iday Abreu provocó que el umpire Osvaldo de Paula fuese sancionado (aunque el mentor cienfueguero se disculpó públicamente). La actitud altanera e irrespetuosa de Víctor Mesa ante Luis César Valdés puede haber creado un antecedente desfavorable para situaciones de este tipo, pues de ahora en adelante, todos los mentores tendrán como bandera este hecho a la hora de que intenten imputarle una sanción. Un nuevo reglamento con respecto a las protestas no significará nada si VM32 vuelve a echarlo por tierra. Así que sin por un lado podría haber menos demora, por otro será casi imposible jugar. Es cierto que los oficiales en ocasiones han “metido la pata”, pero siguen siendo la autoridad, tengan o no razón.
  5. El replay expandido: Será muy difícil implementar algo como esto, no tenemos la tecnología para hacerlo, y la calidad de la cámara lenta más la iluminación de los estadios atentan directamente contra el buen desarrollo de la pelota. Esta decisión, en lugar de beneficiar, amenaza directamente con perjudicar la agilidad y el desarrollo de los partidos. Ya podemos ir imaginando a ciertos mentores protestando cada jugada que vaya en su contra, por muy ilógica que parezca su reclamación.
  6. Más uso de la sabermétrica o sabermetría. En recientes espacios televisivos ha estado dándose pie al análisis sabermétrico, por lo que es muy probable que a partir de ahora veamos a diario los mejores exponentes en el Game Score y se utilicen otras ecuaciones como el Poder Aislado (Isolated Power) o el Speed Score. Ya en la pasada campaña comenzaron a verse ciertos avances, pero el “tiempo muerto” ha demostrado que hay cierto interés por parte de la televisión nacional de que se tome en serio la analítica en el béisbol.
  7. Habrá numerosos rostros nuevos de manera frecuente: Las recientes salidas de varios atletas del país o de sus respectivas provincias provocará sin dudas que nuevos jugadores tengan la obligación de desempeñarse en las posiciones que quedaron vacantes. Por ejemplo, veremos a un nuevo torpedero a tiempo completo en Guantánamo, un nuevo antesalista regular en Sancti Spíritus, un nuevo primera base en Cienfuegos. En algunos casos, no habrá desarrollo hasta dentro de uno o dos años; pero en otros, los novatos o nuevos regulares harán todo lo posible por hacer a los fanáticos olvidar la ausencia… que lo logren o no es otra historia.
  8. Mejor selección de refuerzos por parte de los equipos clasificados. Sucede que en la pasada campaña la selección de los refuerzos resultó ser un factor determinante en el desempeño de todos y cada uno de los conjuntos. Industriales no se la tomó muy en serio y le costó caro. Lo mismo sucedió con Pinar del Río, que lo único que sabía era que iba a pedir a Alfredo Despaigne, y luego su mentor se mostró perdido y casi sin saber qué hacer. La Isla también pidió de forma un tanto desordenada. Quienes mejor pidieron fueron Villa Clara (equipo en el que todos los refuerzos desempeñaron un papel fundamental), Ciego de Ávila y Sancti Spíritus, aunque Matanzas no lo hizo mal —pero no le salió nada bien— aún teniendo necesidad de un cuarto bate. Este año, la lección está aprendida: los mentores clasificados para la segunda fase tendrán mucho más cuidado a la hora de seleccionar los refuerzos, basados mayormente en sus necesidades puntuales y reales.
  9. Traspasos a la orden: Con la partida de Yulieski Gourriel, Yunieski Gourriel y Lourdes Gourriel Junior hacia Industriales, el traspaso de Jorge Luis Barcelán a Mayabeque, autorizado por la dirección de béisbol de la capital, y el traslado de Dainier Moreira hacia Matanzas, inicia tal vez una nueva era en el béisbol cubano que provocará sin dudas no menos de un descontento, decepción o “traición” en el futuro, pero que será a la larga beneficiosa para los peloteros, aunque es de esperar que las provincias con mejores condiciones comiencen a absorber a los buenos peloteros de aquellas cuyas administraciones no pongan tanta atención al béisbol.
  10. Dos Factores X en Cepeda y Olivera: Héctor Olivera regresa luego de que su salud se hubiese visto deteriorada, y aparentemente está en buenas condiciones. La pregunta de muchos viene siendo si logrará recuperar aquella forma que tenía antes de sufrir su recaída, y el poder que había comenzado a exhibir cuando afloraron sus problemas, o incluso si logrará integrar nuevamente las filas de la selección nacional. De probada versatilidad, Olivera Amaro se desempeñará en un inicio en segunda base, posición en la que se consagró como pelotero. Frederich Cepeda, por otro lado, regresa de una lesión bastante violenta en su mano, y se trata de un pelotero que ha sufrido otras dolencias fuertes e incluso ha seguido jugando a pesar de ellas. Un guerrero, sin dudas, pero los años no pasan por gusto, y debería comenzar a tomarse las cosas con un poco más de calma. Abandonar la defensa de los jardines debe ser su primera decisión, por mucho que desee ayudar a su conjunto. Defender la inicial no parece una opción un tanto descabellada, pero a su edad, y teniendo en cuenta las lesiones sufridas, batear en el turno del lanzador es lo más sensato.
  11. ¿Trabuquismo? La llegada de los Gourriel a Industriales podría en gran medida ayudar a la causa de los azules. Sin embargo, todos hemos visto una y otra vez como la construcción de un “trabuco” provoca que el conjunto en cuestión no logre acoplarse, sobre todo si llegan varios jugadores establecidos por vez primera al conjunto. Yulieski sí debe ser regular, sin dudas, pero los otros dos deberán trabajar muy duro para ganarse el puesto (aunque Lourdes ya ha estado incursionando en el campo corto, posición crítica para los azules, algo que podría abrirle las puertas a la titularidad). Yunieski sí tendrá que vérselas con Yasmani Tomás, Stayler Hernández e Irait Chirino para poder jugar (aunque Tomás pudiese emigrar hacia la inicial dejando a Alexander Malleta en las funciones de designado), nada fácil para él, teniendo en cuenta que todos los superan. En fin, de “trabuco” nada, los Industriales de Lázaro Vargas no están mucho mejor (o no son mucho más trabuco) que el pasado año.
  12. Matanzas debe mejorar porque ha añadido a su roster al paracortos guantanemero Moreira, redondeando una combinación alrededor del segundo cojín con José Miguel Fernández, y resolviendo tal vez uno de los más neurálgicos puntos en la defensa de los yumurinos. Independientemente de las circunstancias en las que ocurrió el traslado, la tropa de Víctor Mesa amenaza con alcanzar el cetro, siempre y cuando el pitcheo les responda y su mentor haga una más cuidadosa selección de sus refuerzos, y éstos a su vez logren acoplarse al conjunto y reciban un mejor tratamiento.
  13. Cienfuegos y Sancti Spíritus deben descender por razones obvias: los sureños han perdido de golpe y porrazo el corazón de su alineación, los dos hombres claves en la receptoría y a su mejor serpentinero de la mano equivocada. La deserción de José Dariel Abreu dejó un mal sabor no solo en los parciales de los Elefantes, sino en todos los fanáticos del país, pues se trataba del mejor bateador de la selección nacional. Por otro lado, la serie lesión sufrida por Adir Ferrán provocó tal vez el fin de su carrera deportiva (los médicos están en contra de que vuelva a jugar), mientras que Osvaldo Arias se retiró de manera repentina y sorpresiva, y la receptoría de los sureños quedó totalmente huérfana. El zurdo Norberto González le puso la tapa al pomo, cuando se retiró y el staff cienfueguero quedó un poco diezmado. Los Gallos, por su lado, perdieron a todos los Gourriel, y si bien muchos consideran que este traslado beneficia a los espirituanos que salieron de tres “lastres”, sería muy iluso pensar que la partida de Yulieski no afecta grandemente a la ofensiva del conjunto. Frederich Cepeda regresa recuperado, pero habrá que ver. Les queda además su reputación, capaz de romper una y otra vez los corazones de sus fanáticos, y su casi total incapacidad de ganar el partido decisivo. No obstante y teniendo en cuenta que los que vienen detrás no están tan bien, es bastante probable que ambos planteles avancen a la segunda ronda… de ahí en adelante veremos.
  14. Villa Clara NO va a repetir porque como todos saben, sus refuerzos le rindieron al máximo, y las posibilidades de que si pasa a la segunda ronda vuelva a pedir a los mismos o que le rindan con igual efectividad son bastante remotas. Además, ya no tienen entre sus hombres a Ariel Pestano, quien, a pesar de lo que muchos puedan decir, es el mejor hombre de Cuba en la posición. Además, el zurdo Misael Siverio, seleccionado el mejor lanzador de “la mano equivocada” en la pasada campaña, abandonó la selección nacional en Estados Unidos. Además, los amantes de los mitos, podría ser este el cuarto año consecutivo que un campeón no clasifica para los Play Off al año siguiente, aunque este no debe ser el caso de la tropa de Ramón Moré.
  15. Ciego de Ávila por la redención. Tras no haber podido luchar por retener su corona el pasado año, los Tigres de Roger Machado tuvieron motivos para sonreír al ganar el World Baseball Challenge. Otros retos, sin embargo, deben asumirse ahora: la ausencia de Rusney Castillo y la deserción de Yozzen Cuesta, quien estaba llamado a sustituir a Yorelvis Charles. Habrá que ver cómo se acoplan los avileños, uno de los más estables conjuntos de los últimos tiempos.
  16. ¿Habrá algún “eléctrico” en esta campaña? Pues todo depende… en la Serie Nacional pasada Isla de la Juventud se convirtió en el conjunto eléctrico de la temporada, al lograr su clasificación de forma bastante cómoda, pese a no estar incluido entre los favoritos. Sin embargo, ya en la segunda ronda, bien por la selección de refuerzos hecha por su mentor Armando Jhonson, o bien porque simplemente se les acabó la gasolina, cedieron puestos y terminaron disputándose el sótano con Pinar del Río. Camagüey tiene cara de poder hacer la gracia, pero predecir un eléctrico es algo totalmente imposible.
  17. ¿Y qué hay con la Serie del Caribe? Pues se depende de la decisión de los norteamericanos y de ver qué se deriva del Acuerdo Invernal (WLA: Winter League Agreement). Mientras tanto, lo lógico es esperar y ajustar el calendario desde el inicio con la interrupción prevista para que Villa Clara asista en su condición de campeón nacional. De no aprobarse la presencia de Cuba, el calendario deberá seguir normalmente, haciendo que la segunda fase termine un poco antes y que los play off puedan ver su definición antes de las lluvias del mes de mayo.
  18. El oriente seguirá dando tumbos. Porque la entrada de Héctor Olivera no significará mucho para los indómitos (distantes de aquella aplanadora), aunque nadie debe olvidar que Santiago sigue siendo Santiago pase lo que pase. Es difícil pensar en descartar a las Avispas desde el principio de la temporada, pero no tienen material como para aspirar a más de lo que lograron el pasado año. Los Cachorros holguineros tendrán muy poco que ofrecer, toda vez que perdieron de golpe y porrazo a dos de sus mejores lanzadores (Raimar Navarro y Yoanis Quiala) por sanciones y posterior abandono del país, y los relevistas Pablo Millán Fernández y Yaisel Sierra vienen de lesiones. Los del Guaso perdieron no solo a Moreira, sino también a Dalier Hinojosa que abandonó el país, además de la presencia de un nuevo mentor en Rubén Prevot, que nadie sabe cómo vendrá. Los Leñadores ya no contarán con Joan Carlos Pedroso, y también tienen a un nuevo mentor, que podría buscar engranar una maquinaria que terminó bastante desinflada en la campaña anterior. Solamente los Alazanes muestran perspectivas de mejorar, aunque como todos conocen son un conjunto bastante impredecible. Un Alfredo Despaigne muy bien estimulado promete convertirse nuevamente en el líder ofensivo de los granmenses.
  19. Tinajones a superarse porque la juventud del conjunto agramontino es sin duda alguna muy importante, y el novato Norge Luis Ruiz se consagró nacional e internacionalmente, además del veterano Vocyohandry Odelín y los establecidos Alexander Ayala, William Luis, Lednier Ricardo y Dairon Varona. Se trata de un plantel lleno de deseos de jugar a la pelota, y poco a poco ha ido poniendo amenazas delante de los demás rivales. Es un conjunto que además atrae las simpatías de muchos fanáticos del país por su sencillez y el “silencio” mediático en el que juega.
  20. ¿Mejor sin segunda división y con Sub-23 en agosto? ¡CLARO! Por mucho que nos duela a los que vivimos en provincias que se quedarán sin béisbol durante gran parte del campeonato, es mejor que no haya segunda división. El torneo demostró ser todo un fiasco, principalmente para atletas de nivel que no fueron escogidos entre los refuerzos, pues fue una forma de “atrasarse”. Lo que sí resultará interesante será el torneo nacional Sub-23, que si no hay “forros” podría convertirse en cantera —verdadera cantera— para el desarrollo de atletas. Por supuesto, en este certamen habrá otros conjuntos brillando, no serán los mismos que en la Serie Nacional, y es muy probable que los equipos que menos colorido pongan en la Serie Nacional sean los animadores de este último.
  21. ¿Nuevo campeón? ¡Casi seguro que sí! Por mucho esfuerzo que hagan los naranjas, será muy difícil para ellos lograr el cetro. Industriales se ve fuerte, aunque deberá depender mucho de su pitcheo y Vargas tendrá que tomarse más en serio la selección de sus refuerzos si no quiere atravesar el fiasco del pasado año. A Víctor Mesa aún le falta ganar un gran torneo, y tiene ahora material humano suficiente para hacerlo con los yumurinos, pero tendrá que obrar con mucha cautela, pues sus decisiones precipitadas le han costado caro en el pasado. Roger Machado decidió no retirarse y volver a dirigir a los Tigres, que vienen motivados de su victoria en el WBCH. No pueden descartarse los actuales campeones, pero por ahí debe estar el cetro.
  22. Y los cuatro grandes son… no cabe dudas que desde hace varias campañas la filosofía de quiénes son los “cuatro grandes” de la pelota cubana tiene que haber variado en muchos casos. Excepto Villa Clara, los otros tres (dígase Pinar del Río, Industriales y Santiago de Cuba) se han visto envueltos en al menos un “papelazo”, los dos primeros incluso después de ganar un campeonato nacional durante los últimos diez años. La estabilidad en los últimos tiempos ha estado en manos de Villa Clara, Cienfuegos, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila, más la incorporación ahora de Matanzas (solamente dos de ellos han ganado). El Habana fue un contendiente hasta su desintegración en Artemisa y Mayabeque. Teniendo en cuenta el posible descenso de Gallos y Elefantes, los cuatro grandes pintan ser Villa Clara, Matanzas, Industriales y Ciego de Ávila, con sureños y yayaberos bien cercanos en la porfía. Entre esos seis debe estar el monarca de la 53… si los otros diez conjuntos les dejan.

Para muchos será este un campeonato muy parecido al anterior, aunque la ausencia de varias figuras claves le cambia la cara al torneo. Sin embargo, todavía queda mucho por andar, y es muy probable que nuevas expectativas surjan según avancen las semanas y la Comisión Nacional de Béisbol comience a “desclasificar” información concerniente al venidero torneo beisbolero. Por el momento, este es un grupo de elementos que dejamos a su juicio… pueden coincidir o discrepar con ellos, después de todo, nadie es dueño de toda la verdad.

15 thoughts on “SNB: 22 cosas que podríamos esperar ver en la Serie 53

  1. Muy buen análisis. No creo que los azules puedan ganar al carecer de pitcheo, será un conjunto ofensivo y hasta por ver cómo se refuerza para una segunda etapa. Matanzas viene más completo en todo, pero su manager es una odisea, peor que la sufrida por Ulisés en su retorno. Ciego puede dar bien la batalla y Pinar, con un manager de verdad, puede regresar a planos estelares. Coincido en que la calidad ha mermado con tantas salidas por una razón u otra. Un eléctrico podría ser Camagüey, Santiago no tiene pitcheo y no creo que vuelva a dar batalla como antes.

  2. Reynaldo, ¿es lícito calificar de “trabuco” a un equipo que carece de pitcheo? Créeme, he seguido todas las Series Nacionales desde la primera en 1962 y no recuerdo una edición azul con un pitcheo tan pobre como esta; si me falla la memoria, por favor, le agradecería que me rectificara. Pero, además, ¿hay fondo para la calidad en la Serie Nacional?

      1. Discúlpame, Reynaldo, pero no entendí el “eso habría que verlo…compay” con relación a la calidad de la liga. ¿Podrías ser un poco más explícito, por favor?

      2. Sí… al final no sabemos qué va a pasar, si el éxodo de este año (uno de los más fuertes en mi opinión) no va a hacer que el campeonato desluzca un poco. A veces esto tiene como consecuencia que se destapen algunas figuras que estaban ocultas, por eso tendríamos que verlo.
        Saludos

  3. CUIDADO con Santiago no se equivoquen ya tienen al director que ellos querian y la entrada de oliveras le da Fortaleza e inspiracion al equipo y un equipo con tanta tradicion ya es hora que levante

    1. Gracias Raulito, por esas palabras… por supuesto que estará incluida en le próxima edición de Universo Béisbol. Sobre lo de JR, sabes perfectamente que no será así, jeje… recuerda que igual que tú, soy “hijo de campesinos”.
      Me preocupa que no hayas podido descargar ninguna de las revistas, no eres el único que está en esa situación.. lo peor es que ahora dos de los sitios de almacenamiento que usaba no me abren y no he podido subir la última en esos, pero aún me quedan algunos bajo la manga.
      Afortunadamente, ha aparecido otra herramienta, que permite leer la revista directamente (al menos la última edición), y la tengo acá (http://universobeisbol.wordpress.com/revista-universo-beisbol/ultima-edicion-universo-beisbol/)… me dices luego si puedes abrirla y leer.
      un abrazo
      R

      1. Raulito, tiene que ser algo del navegador o las restricciones de tu administrador de red, hay varias personas que no han podido nunca ni siquiera ver el ícono de la revista… a lo mejor es el caso de ustedes. Sobre cómo te llega, puede ser que alguien viene a holguín, pues mandes una flash y así te llegan todas, las otras te las mando por correo electrónico.
        un abrazo
        R

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s