Cardenales y Tigres ganan en ¡Dos partidos de 1-0!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Con Game Scores que superaron los 60 puntos, tres de ellos por encima de 70, se jugaron dos partidos en las discusiones por los Campeonatos de Liga, y en el Viejo Circuito los Cardenales vencieron a los Dodgers para ponerse 2-0, mientras que los Tigres perdieron el no-hit en el noveno inning superaron a los Medias Rojas para abrir delante en el Nuevo Circuito, según reseña ESPN (StL-LAD, DET-BOS).

Wacha maniató a Dodgers y Cardenales toma ventaja de 2-0

SAN LUIS—En un duelo contra el as Clayton Kershaw, el novato Michael Wacha estuvo a la altura, conservó la serenidad cuando no tenía margen de error y salió de un atolladero como si fuera un consagrado. Lo único que le faltó fue volver a coquetear con el juego sin hits.

Wacha lanzó hasta la séptima entrada en el duelo que los Cardenales de San Luis ganaron el sábado 2-0 a los Dodgers de Los Ángeles, a cuyos bates silenciaron por segunda jornada seguida para tomar una ventaja de 2-0 en la serie de campeonato de la Liga Nacional.

“Se está convirtiendo en un lanzador a quien muchos equipos desearían haber reclutado en el draft”, dijo David Freese, compañero de Wacha. “Lo que ha hecho es sobresaliente, particularmente en esta etapa”.

Los Cardenales sólo pudieron conectar dos hits ante Kershaw y los Dodgers, pero un elevado de sacrificio de Jon Jay, al que antecedió un pásbol de A.J. Ellis en la quinta entrada, bastó para dar el triunfo a San Luis.

La racha de los Dodgers sin anotar carrera en la serie de campeonato de la Nacional se extendió a 19 entradas. El novato Trevor Rosenthal ponchó a sus tres enemigos del noveno inning con una recta humeante de incluso 101 millas por hora. Fulminó al emergente Andre Ethier en tan sólo tres lanzamientos, para poner fin al duelo.

Un día después de imponerse a Los Angeles por 3-2 en 13 innings, los Cardenales se colocaron a dos victorias de avanzar a la Serie Mundial.

“No hay que adelantarnos demasiado”, dijo el manager de San Luis, Mike Matheny. “Tampoco hay que negar lo que ocurrió aquí en los últimos dos días. Fueron buenos triunfos, dos triunfos muy difíciles contra abridores tremendos”.

El tercer compromiso de la serie de campeonato está previsto para el lunes en el Dodger Stadium. El as de los Cardenales, Adam Wainwright, enfrentará al novato Hyun-Jin Ryu.

El dominicano Hanley Ramírez y Ethier se ausentaron de la alineación de los Dodgers por lesiones, luego de participar de inicio en el primer juego. Ramírez fue descartado de último minuto por un dolor en las costillas, mientras que Ethier se limitó a su aparición como emergente, por un problema de tobillo.

“Tuvimos nuestras oportunidades, seguro”, comentó Kershaw. “Hay que darle todo el mérito a Wacha”.

Los Ángeles desperdició varias oportunidades de hacerse presente en la pizarra, al irse de 6-0 con corredores en posición de anotar. En esa situación, durante los últimos dos días, los Dodgers han bateado apenas de 16-1.

Los dos equipos tuvieron problemas para lidiar con las sombras que se proyectaban en el Busch Stadium durante el encuentro vespertino. Ambos se encontraban también fatigados, lo que quizás incidió en el pásbol crucial de Ellis, que derivó en una carrera sucia.

Wacha lució intratable por segunda apertura consecutiva, al permitir cinco hits, recetar ocho ponches y obsequiar apenas un boleto en una faena de seis entradas y dos tercios.

“No tengo palabras para describirlo”, dijo otro novato de los Cardenales, Kevin Siegrist, quien logró un gran out para poner fin al séptimo episodio. “Es casi absurdo lo que ha hecho hasta ahora”.

El derecho de 22 años se quedó a un out del juego sin hits en su última apertura de la temporada regular, pero Ryan Zimmerman, de Washington, le conectó un imparable dentro del cuadro. En el cuarto juego de la serie de primera ronda de los playoffs, Wacha soportó estoico los gritos de los seguidores de Pittsburgh que buscaban desconcentrarlo, y no toleró un solo indiscutible de los Piratas durante siete innings y un tercio, lo que hizo necesario que la serie volviera a San Luis.

En 22 entradas y dos tercios, que abarcan sus últimas tres aperturas, Wacha ha permitido dos carreras y siete hits. Ha ponchado a 26 adversarios y ha expedido cinco bases por bolas. El derecho salió airoso del único problema en que se metió. Ponchó al cubano Yasiel Puig y al dominicano Juan Uribe con las bases llenas para poner fin a la sexta entrada. Puig se ponchó cuatro veces.

Dos relevistas, Randy Choate y el dominicano Carlos Martínez, resolvieron la octava entrada por san Luis, antes de cederle el montículo a Rosenthal.

Por los Dodgers, el mexicano Adrian Gonzalez de 3-0. El cubano Puig de 4-0. El dominicano Uribe de 4-0.

Por los Cardenales, los puertorriqueños Carlos Beltrán de 2-0, Yadier Molina de 3-0.

Copyright by STATS LLC and The Associated Press

Medias Rojas se quitó no hitter en novena al caer ante Tigres

BOSTON—El venezolano Aníbal Sánchez y cuatro relevistas de los Tigres se quedaron a dos outs del primer juego combinado sin hit en la historia de la postemporada. Pero todos coincidieron en que lo importante era el triunfo, para que Detroit pegara primero en la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

Los lanzadores de los Tigres de Detroit repartieron 17 ponches, para que Detroit venciera el sábado 1-0 a los Medias Rojas de Boston, que no conectaron hit sino hasta la novena entrada.

“En este punto, especialmente en esta serie, lo importante no es lanzar un juego sin hit”, dijo Sánchez, el líder de la Americana en efectividad durante la campaña regular, quien fue relevado después de seis entradas, en las que realizó 116 lanzamientos. “Lo más importante… es sacar varios ceros”.

El derecho de Maracay ponchó a 12 rivales, incluidos cuatro en el primer inning, con lo que empató un récord. Pero también dio seis boletos, por lo que debió hacer muchos lanzamientos.

Al Alburquerque, el dominicano José Veras, Drew Smyly y el también quisqueyano Joaquín Benoit extendieron el sin hit hasta la novena.

Con un out, Daniel Nava pegó un sencillo ante Benoit, para frustrar lo que hubiera sido el tercer juego sin imparable en la historia de los playoffs.

Apenas dos partidos sin hits ni carreras se han logrado en 110 años de postemporada en Grandes Ligas. Don Larsen, de los Yankees de Nueva York, lanzó juego perfecto contra los Dodgers de Brooklyn el 8 de octubre de 1956, en el quinto juego de la Serie Mundial. Roy Halladay, de los Filis de Filadelfia, dejó sin imparables a los Rojos de Cincinnati el 6 de octubre del 2010 en el primer choque de las Series Divisionales de la Liga Nacional.

“No voy a mentirles, yo quería el juego sin hit”, dijo el receptor de los Tigres, Alex Ávila. “Pero yo tenía que concentrarme en el bateador siguiente, con un juego de 1-0”.

Stephen Drew siguió a Nava en la caja de bateo y elevó un globo al jardín derecho. Con la potencial carrera del empate en la intermedia, Xander Bogaerts bateó un elevado al campocorto, para que concluyera el duelo.

Así, Detroit tomó ventaja en la serie, a un máximo de siete juegos. En el segundo compromiso, previsto para este domingo, Chaly Buchholz subirá a la lomita por los Medias Rojas, para enfrentar a Max Scherzer, el líder de victorias de las Grandes Ligas.

El dominicano Jhonny Peralta bateó un sencillo productor ante Jon Lester en el sexto capítulo, para la única carrera del encuentro. Peralta, quien se perdió buena parte de agosto y septiembre para purgar una suspensión de 50 juegos por infringir las reglas antidopaje de las mayores, fue hostigado por los espectadores, que corearon “esteroides” cuando el quisqueyano pegó un sencillo al jardín central y remolcó al venezolano Miguel Cabrera.

Fue una jornada en que brilló el pitcheo en los playoffs –San Luis se impuso también por 1-0 a los Dodgers de Los Ángeles en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional. Es la primera vez en la historia de la postemporada que dos juegos concluyen con pizarra de 1-0 el mismo día.

“Esto habla de la calidad del pitcheo en los playoffs”, consideró el manager de los Tigres, Jim Leyland. “Tenemos que aprovechar mejor nuestras oportunidades, pero en este juego pudimos conservar la ventaja”.

Los Medias Rojas, el equipo que más carreras anotó durante la campaña regular, fueron blanqueados en el Fenway Park en un duelo de postemporada por primera vez en 95 años.

“Cuando uno admite una carrera, suele pensar que tiene buenas posibilidades de ganar”, dijo Lester, quien toleró seis hits y expidió un pasaporte en seis entradas y un tercio, en las que ponchó a cuatro adversarios. “Fue un gran juego. Fue béisbol digno de los playoffs”.

Sánchez permitió que las bases se llenaran en la sexta entrada, mediante tres bases por bolas. Pero ponchó a Stephen Drew para que terminara el inning. Abandonó el montículo batiendo un puño en el aire y levantando una pierna, para festejar el logro.

Albuquerque resolvió a la perfección el séptimo capítulo, Veras sacó dos outs y Smyly retiró al dominicano David Ortiz mediante un elevado inofensivo al jardín central, para poner fin al octavo.

Drew mantuvo apretada la pizarra en la parte baja de la octava entrada, por Boston, al correr por el jardín central para atrapar un elevado corto de Prince Fielder, cuando había corredores en segunda y tercera.

Benoit ponchó a Mike Napoli en el comienzo del noveno inning, antes del sencillo de Nava.

Por los Tigres, los venezolanos Cabrera de 3-1 con una anotada, Víctor Martínez de 4-0, Omar Infante de 3-0. El dominicano Peralta de 4-3 con una impulsada. El cubano José Iglesias de 3-1.

Por los Medias Rojas, el dominicano Ortiz de 4-0.

Copyright by STATS LLC and The Associated Press

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s