¡Habemus World Series!

A continuación publico un excelente artículo escrito por el colega y amigo Raúl del Pino en su blog:

¡Habemus World Series!

web-world-series-2013Por Raúl del Pino (Reflexiones de Raúl)

No me considero una persona superticiosa, aunque sí respeto todo tipo de creencias. Sin embargo, a veces los acontecimientos que pasan le hacen a uno replantearse la forma de ver las cosas. Una de ellas fue la perfecta manera en que se resolvió el dilema ético-moral para el aguerrido colectivo del programa televisivo Béisbol Internacional.

Desconozco si algún directivo del ICRT tenía un vaso con agua y una vela en algún rincón de su oficina. O si en el presupuesto de este año ya habían previsto una suma destinada a contratar los servicios de un babalao, pero lo cierto es que mejor no les pudo salir el desenlace de la actual temporada de la MLB.

Los que seguimos las Grandes Lugas supimos desde un principio que el tema de los jugadores cubanos iba a ser una enorme piedra en el camino para los hacedores del programa. Son pocas, contadas con los dedos de las manos, las franquicias que no tienen a un cubano en sus plantillas, por lo que se sabía que determinados equipos no iban a pasar por la señal de Tele Rebelde. Entonces se presagiaba lo peor.

Luego de mucho tiempo anhelando en silencio que se trasmitiera la mejor pelota del mundo, al fin los cubanos podíamos ver ese sueño hecho realidad, pero se corría el riesgo de que no pudiéramos disfrutar de la guinda del pastel: el Clásico de Otoño. Y todo porque, sencillamente, podría haber agún cubano en las selecciones clasificadas.

A partir de ese análisis empezaron las matemáticas. Que si fulano juega en tal novena y mengano en la otra. Que si solo esperenzejo está libre de antillanos. Pero apareció una luz al final del tunel: la única variante que no comtemplaba ningún cubano en la final era si se enfrentaban los Medias Rojas de Boston y los Cardinales de San Luis, tal como sucedió.

Pero ahí no queda la cosa. Hay varios detalles que no se pueden ignorar. Por ejemplo: durante mucho tiempo varias personas -periodistas entre ellos- reacias a hablar de los peloteros cubanos en la MLB (me refiero a los que jugaron series nacionales y luego se fueron), solo lo hacían para recalcar algo negativo, un error o algún bajo rendimiento. Ah, pues esos compañeros deben estar de plácemes por estos días.

Quiso el destino (o las velas en el ICRT) que José Iglesias y Yasiel Puig cometieran sendos errores garrafales en las derrotas que eliminaron a sus respectivos planeteles de la porfía por llegar a la discusión del título.

“Candelita” se equivocó en un lance que, de no haberlo pifiado, se hubiese convertido en un doble play salvador. Pero dicen que tras el error viene el batazo y así lo confirmó Shane Victorino cuando desapareció la pelota con la casa llena para sentenciar el choque.

Por el otro lado, si bien los dos marfiladas de Puig no fueron las responsables de la derrota de los suyos, sí contribuyeron al racimo de cuatro que construyeron los “Pájaros Rojos” justo en la tercera entrada, cuando el estelar Clayton Kershaw fue descifrado a placer. Ahí se desinflaron los Dodgers.

Otro “detallito” se dio en el juego trasmitido el último domingo por Béisbol Internacional, aunque solo por algunos segundos. El choque en cuestión fue el tercero de la serie entre los Red Sox y los Tigres, “casualmente” el único donde Iglesias no alineó de regular. Pero lo que no pudieron evitar fue que el habanero saliera de emergente en las postrimerías.

Por supuesto que Rodolfo apenas logró articular su nombre casi de forma obligatoria, sin explicaciones de quién era, dónde había jugado anteriormente, que era uno de los fuertes candidatos al premio de Novato del Año de la Americana. No, nada de eso. Y entonces cuando viene algún latino, le mencionan hasta el número de carné de identidad. ¿Ironías de la vida? No, esas son de las cosas que desprestigian a los medios oficiales de este país y le faltan el respeto al cubano conocedor de béisbol.

Sin embargo, por ahora todos los censores de la Televisión Cubana podrán dormir tranquilamente hasta el próximo año. Por ahora no tendrán que preocuparse por evitar a los cubanos en los juegos que seleccionan para su trasmisión. Por ahora Rodolfo y Modesto podrán seguir dándoselas de Ernesto Jerez y Guillermo Celis. Y por ahora, usted y yo, podremos disfrutar de la Serie Mundial. Al menos eso espero.

2 thoughts on “¡Habemus World Series!

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s