La circular cuadrada que vino en la caja de una pelota

Conga avileña en el Latino. (Foto: Ismael Francisco/Cubadebate)
Conga avileña en el Latino. (Foto: Ismael Francisco/Cubadebate)
Conga avileña en el Latino. (Foto: Ismael Francisco/Cubadebate)

Por Reynaldo Cruz

Tengo hoy muchas cosas que decir, tantas que me he dado cuenta de que apenas puedo hablar sobre una de ellas, porque cuando uno está de vacaciones debe descansar, y porque para las demás necesito mucho más tiempo. Solamente basta que uno esté unos días alejado del ciberespacio y de las noticias para que sucedan cosas que después intentemos explicarnos como si tuviesen explicación. Por eso, no me extrañó que la Comisión Nacional de Béisbol siguiera cavando su tumba al prohibir las congas durante el desarrollo del encuentro. Uno podría pensar de inicio que se trataba de una broma, pero no, era MUY serio.

Como serio es también el hecho de que poco a poco estamos permitiendo que las susceptibilidades de los peloteros sean más y más trascendentales. Ahora han determinado que las congas “molestan” a los jugadores y “entorpecen” el sistema de comunicación entre ellos y la dirección, así como su concentración.

Acá la susodicha circular:

LIII SERIE NACIONAL 2013-2014 CIRCULAR Nº 4. 13 NOV. / 2013

1.- ACERCA DE LAS EXPULSIONES. Se aplicará lo que está reglamentado, o sea pago de multa de 200 pesos cubanos por expulsión. Además, de acuerdo a la gravedad de la indisciplina, el atleta o directivo puede ser sancionado a uno o más juegos sin participar.

2.- REGULACIONES CON LAS CONGAS Y OTROS. Queda prohibida la música generada por Congas, orquestas y otros instrumentos musicales como trompetas durante el desarrollo del juego (Obviamente se exonera de ello los entreinnings, léase minutos de descanso por entrada y salida de los equipos al terreno). Las Congas están interfiriendo en la concentración de los jugadores, molestias constantes de la música sobre los dogouts no permitiendo, incluso, las efectivas comunicaciones de las direcciones de los equipos con los atletas en el terreno, afectando también en las transmisiones de la televisión y de radio.

Solicitamos apoyo y cooperación de las direcciones provinciales de deportes, comisionados y peñas deportivas para hacer cumplir lo reglamentado y desarrollar un buen espectáculo.

DIRECCIÓN NACIONAL DE BÉISBOL

Para empezar, no soporto las congas, ni un poco, y creo que entonces mi criterio, como el de muchísimas personas con quienes he hablado, y que tampoco soportan las congas, es un poco más válido aún. Comparto el criterio expuesto por Raiko Martín en Juventud Rebelde: quien no soporte las congas que se vaya a jugar videojuegos, y yo añadiría, que cambie del béisbol al tenis o al ajedrez.

Me parece que más que la comparación hecha con otros deportes como el fútbol, deberíamos irnos un poco más allá —o más acá, claro está— y pensar ¿cómo reaccionarían los fanáticos de los Bravos de Atlanta si les prohibieran los cánticos? ¿cómo reaccionarían los fanáticos de los Cardenales de San Luis si les impidieran agitar los pañuelos cada vez que un lanzador de su equipo tiene al bateador contrario en dos strikes, pidiéndole el ponche? Haga eso en la MLB y tendrá usted una casi segura huelga de los fanáticos, además de que la prensa lo va a crucificar. ¿Acaso estas personas olvidaron el apoyo que recibió el equipo Cubano con congas y latas en el PETCO Park de San Diego durante el Clásico Mundial de Béisbol de 2006?

En mi opinión—que es casi la misma de Raiko o casi la misma de casi todos los fanáticos al béisbol en Cuba—el único error fue dejar las congas encima de los dugouts (sí, es dugout y no dogout), pero fuera de ahí, prohibirlas es una estupidez (por falta de una mejor palabra) tan grande como intentar que no llueva. Ya lo digo, no las soporto, pero igual que todo el mundo, no me imagino el estadio sin ellas, sin los ruidos, sin los pregoneros, sin la gritería, sin la ola.

Comparto el criterio de Raiko de que muchas indisciplinas se concentran en sus alrededores, pero más que por la conga, es por la total o parcial ineficiencia de las autoridades en el graderío, que se preocupan más por molestar a quienes como yo andamos caminando y haciendo nuestro trabajo que en acercarse de verdad a los lugares donde están teniendo lugar los fenómenos de desorden, porque si yo, un simple civil, sé donde están esos “asunticos”, ellos también deberían saberlo porque ese después de todo es su trabajo.

Para alguien como yo, que no disfruta de las congas, es doloroso, molesto e injusto… imaginen a los que sí gozan con ellas.

4 thoughts on “La circular cuadrada que vino en la caja de una pelota

  1. En este mundo todo no puede ser regulado y mucho menos prohibido. Una federación está para ocuparse de cuestiones más importantes, pero la conga es parte del espectáculo e incluso de la espontaneidad de los aficionados. Convertir el juego de pelota en una especie de funeral es idea de gente enfermiza mentalmente. A este paso, a la federación solo le falta decretar que los aficionados tienen que ir vestido de guayabera a ver el partido y no hablar en el curso del juego. Parecerá tonto, pero lo primero lo es.

  2. Amigo reinaldo soy el que llevaba las avispa gigante al guilllermon moncada que por supuesto ya no la veras y disfrute bastante al lado de la conga estoy de acuerdo contigo te dire que la conga de san agustin la separaron de encima del dugout para que no molestara a los directores y te dire algo mas los mismo tocadores se preocupan cuando el publico dice alguna ofensa o palabra mal dicha la conga para de tocar, estan matando al beisbol es incocevible tal decision mis saludos lo felicito

  3. Oiga Reinaldo usted es un Masoquista , asi que no le gusta las congas y sin embargo defiende a los que quieren la bulla ensordesedora que no deja ver el juego tranquilo. Hace algunos años cuando usted no habia nacido aun en los estadio se podia ver la pelota , pues si habia alguna conga , era para animar al equipo que ellos simpatizaban y despues les podias preguntar como habia quedado el juego y quien habia batiado de hit . Incluso en finales o semi finales iban grandes orquestas como Pello el afrocan que fue criticado por muchos pues tomaron el estadio como una tribuna de concierto y no paraban . Hoy es ensordesedora la bulla que hacen los musicos (ejemplo Stgo de Cuba) y si le preguntas como anda el juego la mayoria de ellos no saben ni le importa. Cuba se ha vuelto un pais de bulleros , y eso que hoy se vive de que te meten un regeton a toda voz donde quiera no existia hace 30 años yo he vivido varias veces la esperiencia en el cayo largo del sur ,donde se han aparecido los llamados animadores(muchachones de su generacion) y le han metido bafles a toda voz en la arena con los mas dicimiles regetones y lejos de animar han espantado a cuanto turista estava en la zona y se han quedado solos con una o otra turista que buscaba otra cosa. Lo triste es que ellos o no se dieron cuenta o no tienen ni un apice de respeto por los demas y asi es mi amigo que en toda Cuba ésta nueva generaciones creen que la bulla es nuestra cultura.
    Yo voy a menudo a los juegos de Hokey sobre Hielo y los aficionados llevan tambores y fanfarrias (bubozela estan PROHIVIDOS) y hacen su bulla animando sus lemas y sus coros, pero cuando hay un saque y ellos estan haciendo bulla, el arbitro los caya y ellos tienen que cayarse o hay multas , y sanciones para ese aficionado que se le puede hasta prohibir la entrada al estadio , si la bulla es incontrolable el equipo a que representa puede ser sancionado , con una derrota. Asi es mi amigo en otros lugares . Para mi el problema en Cuba es que los estadio no se cobran como hay que cobrarlo , y alli van muchos que no le interesa el juego ni el equipo que esta jugando.

  4. Santiago: No creo que Reynaldo sea un masoquista. De hecho yo comparto su criterio y no lo soy. Creo más bien que se pronuncia en nombre del pueblo, de la mayoría de los aficionados al beisbol como corresponde a un periodista profesional. Yo tampoco soy un conguero y encuentro absurda y represiva la circular de la CNB. Coincido con usted en que la indisciplina social ha proliferado en todos los escenarios y por supuesto el estadio no es la excepción pero coincido con Rey en que para eso existen los mecanismos creados y que no competen precisamente a la CNB. Me gustaría escuchar un criterio autorizado de nuestros erúditos de la cultura, pues considero, la medida, antagónica con la preservación de nuestras tradiciones culturales como cubanos. Anoche en Holguín se desarrollaba el partido entre el equipo local y el de la Isla de la Juventud y a unos 300 metros Buena Fé ofrecía un concierto. El estadio estaba lleno y la música que necesitaban allí era su conga para animar, de no tener interés ese público en el juego y sólo en la música, de seguro se habrían trasladado los 300 m que mediaban. Soy del criterio que el ordenamiento de la disciplina social, la cultura social y los valores es una prioridad, pero creo que estamos confundiendo las cosas.

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s