Enredo tras un error de Moré

El zurdo Yasmani Hernández Romero tuvo que pararse en el plato. Fotos: Tomada de Vanguardia)

El zurdo Yasmani Hernández Romero tuvo que pararse en el plato. Fotos: Tomada de Vanguardia)

Por Reynaldo Cruz

Le sucedió nada menos que a Ramón Moré, director del equipo de Villa Clara, vigente Campeón Nacional, y nuestro representante a la futura Serie del Caribe, en uno de los partidos pendientes celebrados este fin de semana. Los naranjas se medían a los subcampeones, los Cocodrilos de Matanzas, cuando el lanzador Yasmani Hernández Romero tuvo que entrar a batear en el tercer turno en lugar de Ramón Lunar porque el designado y cuarto bate Ariel Borrero había cubierto la inicial en la parte alta del primer inning.

Y claro, con Víctor Mesa como oponente, no era de dudar que las alarmas saltaran, y el controvertido director de la selección nacional —que no le pierde pie ni pisada a cada momento del partido—envió a un emisario (Víctor Figueroa) a que protestara la acción, y ya no hubo vuelta atrás: todo el mundo sabe que cuando el jugador anunciado como bateador designado entra a la defensa, el lanzador debe batear en lugar del jugador cuya posición defensiva adoptó el designado.

Entonces, vino lo inexplicable, una demora casi imperdonable porque no entendemos cómo es posible que algo que está bien claro en el reglamento requiera 20 minutos de demora, una misteriosa llamada telefónica (parece que a partir de ahora nuestros árbitros aclararán sus dudas gracias a los servicios de ETECSA). No es lógico entonces que algo que debe resolverse en dos minutos se haya convertido en un culebrón —algo que sin dudas se ha vuelto una costumbre en nuestros clásicos nacionales.

La pregunta que se están haciendo muchos es hasta qué punto la Comisión Nacional intervendrá en el desarrollo de un partido (acá Bud Selig se halaría los pelos, y tanto Ford Frick como Kennesaw Mountain Landis disfrutarían de lo lindo) tanto para agilizarlo como para alterar su curso. No creo que esto sea fructífero para el buen desarrollo del béisbol, pues nuevamente quita autonomía a los árbitros, quienes tienen que aprender de sus errores, no esperar que alguien venga a resolverlos por ellos.

Obviamente, VM32 se conoce el reglamento al dedillo, tanto a la hora de violarlo como a la de hacerlo cumplir (de acuerdo con su conveniencia), y es ese tal vez el mérito más grande del mentor yumurino: él sacará provecho de ese reglamento siempre y cuando le reporte beneficios, y tratará de violarlo hasta donde no le vaya a ser perjudicial a su equipo. Ego aparte, arrogancia aparte, mal carácter aparte, VM32 es un team-player.

El otro elemento a señalar es que, una vez identificado el error, lo sentimos, señor Moré, pero Yasmani Hernández Romero debe comparecer a batear, fin de la historia, fin de la discusión, fin de la polémica: está en el reglamento, y deberá cumplirse a cabalidad.

Elaborar un line-up, contrario a lo que muchos piensan, es una tarea complicada. Se requiere no solo el conocimiento del béisbol, sino también de la forma física de los jugadores, de la calidad de los lanzadores contrarios y hasta del estado anímico de los peloteros que la integrarán. Por eso, es normal que una pifia de este tipo se le escape a alguien, así que Ramón Moré no tiene nada de qué avergonzarse; lo anormal es que se demore tanto tiempo en “aclararse” el asunto.

Así, que el béisbol nuestro sigue dando muestras de su falta de eficacia, seriedad y autonomía… esperemos entonces que en la segunda ronda se vean menos escenas como esta o la que protagonizaron los avileños en el mismo Estadio Augusto César Sandino… ¿estará embrujada la Ciudad Naranja?

6 comentarios

Reynaldo, me parece que llevaste demasiado suave a Moré, errores de ese tipo no son “normales” ni mucho menos. ¿Recuerdas algún caso parecido en las 52 series anteriores? Yo no, como tampoco he visto ninguno parecido en los 20 años que llevo viendo la pelota de las grandes ligas.

Tienes razón, yo tampoco recuerdo casos de esos, pero tanto tú como yo hemos visto situaciones en las que los directores han tomado peores decisiones, a la hora de cambiar o mantener un pitcher, traer o no traer a un emergente. HASTA EN EL EQUIPO CUBA HA HABIDO BARBARIDADES!!!! En mi opinión,, Moré tuvo una idea, cambió de parecer inconscientemente, pero no lo reflejó en el lineup. Su error, lo que sigo sin entender es porqué hay que meterse 20 minutos en eso…

En otro sitio leí que el error de Moré fue que tenía en el bolsillo el lineup de un juego anterior y se confundió al entregarselo al árbitro principal. En todo caso, tienes toda la razón, la demora en tomar una decisión fue excesiva. Al parecer, solo hay una cabeza capaz de “pensar” en casos como ese y hay que consultarlo.

Si su error fue ese, entonces que comience a aplicar la política de “burn after reading”… no tiene nada que hacer con un line-up viejo en su bolsillo si ya lo usó. Referente a lo de una sola cabeza capaz de “pensar” me pregunto: y queremos que nuestro béisbol mejore así??

¡Por supuesto que así no va a mejorar! Pero, ¿es que las intenciones de mejorarlo son serias?

Quiero creer que sí…

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: