Hideo Nomo encabeza los exaltados al Salón de la Fama del Béisbol Japonés

Nomo tuvo un inicio espectacular en la MLB y abrió la puerta a otros nipones. (Foto: Justin Sullivan/Getty Images)

Nomo tuvo un inicio espectacular en la MLB y abrió la puerta a otros nipones. (Foto: Justin Sullivan/Getty Images)

Por Reynaldo Cruz

La primera gran estrella japonesa del béisbol de Grandes Ligas, el lanzador Hideo Nomo, quien aprovechó una laguna legal para retirarse del béisbol japonés (donde jugaba con los Kinnetsu Buffaloes) y firmar un contrato con el Los Angeles Dodgers de Tommy Lasorda, con los que alcanzó el título de Novato del Año, tras ser el abridor del Juego de las Estrellas de 1995, fue exaltado al Salón de la Fama del Béisbol Japonés, junto con el jonronero Koji Akiyama, el también tirador y ex ligamayorista Kazuhiro Sasaki y el difunto Choichi Aida, conocido por su trabajo con la Tokyo Big6 Baseball League, como dirigente y árbitro.

Nomo lanzó cinco temporadas en la NPB (1990-94), donde archivó 78 triunfos, 46 fracasos, y un rescate en 1051.1 innings de actuación, durante los cuales estrucó a 1204 rivales, con 3.15 de efectividad.  Sin embargo, decidió retirarse para seguir los pasos (31 años después) de Masanori Murakami.

A pesar de que inicialmente fue tildado de “traidor”, la Nomomanía (sí, parecida a la Puigmanía) que se desató en Los Ángeles se extendió a través del Océano Pacífico y llegó a su natal Japón, donde las personas se enamoraron de él instantáneamente. En su primera temporada, ganó el premio al Novato del Año, fue el abridor del Juego de las Estrellas, y tuvo balance de 13-6 con efectividad de 2.54 (segundo detrás de Greg Maddux), 236 ponches (líder) y un WHIP de 1.053, apoyado principalmente en la velocidad de su recta, su endemoniado tenedor y su impresionante windup que le hizo ganarse el sobrenombre de “El Tornado del Sol Naciente”.

A pesar de que solamente de 2001 a 2003 tuvo temporadas bastante buenas, su huella en la Gran Carpa fue muy positiva, y sirvió para abrir la puerta a otros como el propio Sasaki, Kazuhisa Ishii, Ichiro Suzuki, Hideki Matsui y Yu Darvish, entre otros. En 12 temporadas en la MLB, Nomo logró 123 victorias contre 109 reveses, lanzó 1976.1 innings, y logró 1918 ponches con efectividad de 4.24. Lanzó un partido sin hit ni carreras tanto en la Liga Americana como en la Liga Nacional.

Por su parte, Akiyama, quien jugó 13 años con los Seibu Lions antes de “mudarse” con los Fukuoka Daiei Hawks, fue conocido por poder al bate, su capacidad de empujar carreras y el hecho de que se convirtió en pelotero 30-30 (30 jonrones y 30 bases robadas). Encabezó los jonrones de la Liga del Pacífico en 1987 con 43 y las bases robadas en 1990. Contribuyó mucho a la causa del Seibu, quienes durante su estancia como jugador ganaron ocho banderines y seis Series del Japón. Fue capitán de los Halcones —con quienes jugó a partir de 1995— y logró la Serie del Japón en 1999, antes de retirarse en 2002 y convertirse en coach del equipo en 2005. Ha sido el mentor del equipo (ya nombrado Fukuoka Softbank Hawks) desde 2009 y ganó la Serie del Japón en 2011.

Como jugador participó en 20 temporadas, con 2157 imparables, 1312 carreras empujadas, 437 cuadrangulares, y promedio ofensivo de .270. Fue seleccionado ocho veces para el Best Nine, ganó 11 Guantes de Oro y terminó entre los 10 primeros en average cinco veces. Tuvo además 18 apariciones en Juegos de las Estrellas.

Sasaki, al igual que Nomo, tenía un excelente tenedor, y en 2000 fue el Novato del Año con los Seattle Mariners, a quienes les sirvió 37 rescates. Durante cuatro temporadas(2000-03), Kazuhiro lanzó en 228 partidos, con siete triunfos, 16 reveses, 129 juegos salvados, 223.1 entradas lanzadas con 242 ponches y un promedio de limpias de 3.14. Fue seleccionado para el Juego de Estrellas en 2001 y 2002.

Aida, quien murió el 17 de abril de 2012, tuvo notoriedad por haber sido uno de los responsables de obtener los permisos para celebrar un juego de béisbol de los miembros de la Tokyo Big6 University League el 28 de octubre de 1945 en el Meiji Jingu Stadium, meca del béisbol estudiantil, el cual estaba bajo el poder del Comandante Supremo de las Fuerzas Aliadas, el General Douglas MacArthur, durante la ocupación norteamericana de Japón posterior a la II Guerra Mundial. Gracias a constantes negociaciones y la tenacidad de la que Aida fue también protagonista, que el Meiji-Jingu volvió a pasar a jurisdicción japonesa, en marzo de 1952. Su contribución al béisbol amateur es innegable, pues ocupó varios puestos de como consejero y director tanto en la Asociación Estudiantil de Béisbol de Japón (Japan Student Baseball Association), y la Federación de Béisbol Universitario de Todo Japón (All Japan University Baseball Federation).

Nomo, Akiyama y Sasaki fueron electos de entre 22 candidatos elegibles por el Comité para la Selección de Jugadores al Salón de la Fama del Béisbol (Players Selection Committee of the Baseball Hall of Fame), que agrupa a 329 miembros. Por su parte, el Comité de Selección Especial seleccionó a Choichi Aida de 10 candidatos elegibles, con una membrecía de 14. La División de Expertos del Comité de Selección de Jugadores (la membrecía es de 112) no pudo seleccionar a ningún candidato.

El Salón de la Fama del Béisbol Japonés tiene ahora 184 miembros, de los cuales 37 aún están vivos. Aún no se han decidido ni la fecha ni el lugar de la Ceremonia de Inducción de 2014.

4 comentarios

Un merecido premio,a un pitcher muy bueno y luchador,fue tremenda su NOMOMANIA….Hideo Nomo represento con dignidad y clase a la Tierra del Sol naciente!!!!

Sí, Julio… Nomo fue quien abrió loa puerta para hombres como Ichiro, Matsui, Darvish, Iwakuma, Matsuzaka… cuando se hable de pioneros, Hideo Nomo tiene que estar ahí…

ME DIJERON QUE TE VIERON RONFANDO POR GIBARA DISFRAZADO Y CON LOS FLOTADORES PUESTOS ES VERDAD ESO. PEDRO CHILE (UMPACU)

Me dijeron lo mismo por la calle… me asusté mucho, la primera idea que me vino a la cabeza fue (¿¿¿me habrán clonado???)… debes imaginarte: el mundo es ya MUY complicado con un “yo”, imagínate con dos. Me preocupó mucho que alguien más tomara mi lugar, mis amigos, mi familia y a Universo Béisbol… después alguien me dijo que no me preocupara, que hay por ahí mucha gente que se parece, y que de seguro ese otro se parecía a mí. Respiré aliviado, pero gracias por la preocupación, se agradece de todo corazón. Tranquilo, nadie más tomará UB a menos que me pase algo… seguiré con ustedes

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: