Strike 3: El cocodrilo prendió la breva

Ariel Sánchez pegó jonrón. (Foto:  Juan Moreno Hernández/ Juventud Rebelde)

Ariel Sánchez pegó jonrón. (Foto: Juan Moreno Hernández/ Juventud Rebelde)

Por Michel Contreras/ CubaDebate

Imponente en su feudo, Matanzas dio la primera mordida en el play off final del campeonato cubano de pelota, luego de nueve entretenidos capítulos que arrojaron un score de 5×3, varias arremetidas alternas y un desenlace maquillado por la posibilidad de la igualada en base.

Alfonso Urquiola no quiso saltarse el libreto ganador de las últimas fechas y no hizo apuestas de riesgo en su line up, mas Víctor Mesa optó por llevar a Yariel Duque a la inicial y colocarlo como sexto madero, por encima de Lázaro Herrera.

Donde no hubo espacio al imprevisto fue en el volcán de los martirios, en el que Pinar encaramó a Yosvani Torres y Matanzas a Yoani Yera, sus lanzadores de cabecera durante toda la campaña.

Tan temprano como en el sexto envío, Ariel Sánchez golpeó una pelota que fue a hundirse en las repletas graderías del izquierdo. Y a seguidas, par de líneas soberbias salieron despedidas de los bates de Yadiel Hernández y Eriel Sánchez. Como mismo había pasado cinco noches atrás en el Latino, el derecho de El Tanque comenzaba el encuentro con tibieza.

Ahí no paró la cosa. Abriendo el segundo hubo nuevos anuncios de tormenta cuando José Miguel Fernández y Duque conectaron sucesivos imparables halando con facilidad para su mano. Sin embargo, el mando de los Cocodrilos ordenó el sacrificio con Herrera, justo el respiro que necesitaba Torres para capear el temporal.

Pero a perro flaco todo son pulgas. El abridor pinareño aceptó el toque y, en vez de forzar en tercera y abortar la mitad de la amenaza, disparó a primera. Ello dejó corredores en la intermedia y la antesala, escena lista para que un rodado por el infield y un sencillo de Guillermo Heredia trajeran otras dos anotaciones.

No escampaba. E inclusive pudo ser peor de no ser porque Donal Duarte, en diving hacia la raya, degolló un lineazo con fisonomía de doblete. Ahí terminó el inning, “con el daño casi hecho”, según dijo a mi lado un furibundo yumurino.

En realidad, el juego daba esa impresión. Yera lanzaba perdigones rumbo al plato, los cuales mezclaba convenientemente con la curva contra el suelo, muy de moda en la pelota nacional. Y no fue hasta el tercer episodio que apareció el primer contacto sólido de la novena verde, firmado por Osniel Madera. A todas luces, Yera volvía a encarnar el rol de pitcher dominante que Villa Clara no le permitió en dos aperturas semifinalistas.

En el cuarto Matanzas anotó de nuevo, con el robusto Duque en plan de verdugo inexorable. ¿Sería el fin? No señor, para nada. Pinar, que hace tiempo sabe jugar este tipo de partidos y está lleno de peloteros hechos, castigó duro al zurdo a través de William Saavedra, Lorenzo Quintana y Yosvani Peraza. Víctor reemplazó a Yera, trajo a Alexander Bustamante, mas el de Boca de Camarioca no impidió que el encuentro se pusiera 4×3 gracias a un sólido tubey de David Castillo.

A partir de ese momento Torres se compuso, y por el montículo contrario se sucedieron serpentineros diestros y siniestros. La pulseada se tornaba compleja, y Matanzas se veía debilitada por las (para mí) prematuras inclusiones de Yasiel Santoya y Víctor Víctor, en aras de fortalecer la defensiva cuando restaba todavía medio desafío.

No obstante, Pinar se quedó corto, atenazado por la espléndida dinámica de los matanceros en el manejo de sus lanzadores. Y recibió el tiro de gracia en el octavo, con otro hit de Heredia. La amenaza tardía del noveno, con dos outs, dos en bases y Madera con el barquillo en ristre, solo aportó el toque de suspense que decoró el cuadro final.

Positivo: El trabajo con el bullpen de los rojos. Negativo: Las precipitadas sustituciones de Duque y, sobre todo, Ariel Sánchez. Preocupante: La defensa de los tabaqueros sigue sembrando dudas. Incomprensible: La decisión de no efectuar la conferencia de prensa, un paso atrás en el camino a la excelencia de las transmisiones beisboleras. Recomendable: Tener en cuenta a Luis Alberto Valdés, quien maltrató en la etapa previa al staff matancero.

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: