53 SNB: Pinar “tuerce” en grande y empata el play off

El refuerzo guantanemero Giorvis Duvergel dio vuelta al partido con grand slam. (Foto: Ismael Francisco/Cubadebate)

El refuerzo guantanemero Giorvis Duvergel dio vuelta al partido con grand slam. (Foto: Ismael Francisco/Cubadebate)

Por Reynaldo Cruz

Quien vio el final de la primera entrada, y lo mal que le fue a Julio Alfredo Martínez, intentó vaticinar que el play off iba a marcharse 2-0 para Pinar del Río, y que la cosa pintaba más que fea para los vueltabajeros, estarían obligados a ganar los tres en el Estadio Capitán San Luis para poder luchar por una división en el Estadio Victoria de Girón. Sin embargo, el pitcheo yumurino se desmoronó en el segundo inning, y los pativerdes atacaron con todo para superar la ventaja de 5-0 y marcar un decisivo racimo de siete carreras.

El mentor matancero Víctor Mesa utilizó nada menos que a ¡doce lanzadores!, un poco excesivo a mi entender, aunque lo bueno es que éstos no trabajaron mucho.

VM32 sonrió en el final del primer inning, cuando tras dos outs, Julio Alfredo Martínez perdió control de la situación y transfirió a José Miguel Fernández, luego permitió hit de Eriel Sánchez sobre el que Andrés Quiala cometió error, permitiendo avances a segunda y tercera. Luego, Yadiel Hernández pegó Texas al izquierdo, que abrió las puertas del home a Fernández, Eriel intentó anotar también y el tiro de Quiala llegaba con tiempo, pero Lorenzo Quintana dejó caer la pelota, y los Cocodrilos lograron su segunda anotación. Lázaro Herrera bateó una rolata saltarina por el campo corto, sobre la que Luis Alberto Valdés se mostró dudoso, y terminó siendo apuntada como imparable. Raúl González trajo a Yadiel con imparable al derecho, decretando la explosión de Julio Alfredo, dando paso a Liván Moinelo, quien fue irrespetuosamente saludado por Ariel Sánchez con doblete al izquierdo que trajo la cuarta y la quinta de los matanceros.

Todo parecía indicar entonces que el partido estaba sentenciado. Con el novato Cionel Pérez en la lomita, quien había retirado el primer inning con relativa facilidad, incluso obligando a Giorvis Duvergel a batear para doble matanza. Sin embargo, William Saavedra abrió el segundo inning con jonrón y Yosvani Peraza le siguió con un indiscutible que hizo que el mentor yumurino se olvidara de que tenía amplia ventaja y en señal de franco desespero (o tal vez castigando al lanzador por no haber hecho algo que le orientó) trajo a Alexander Bustamante a relevar. No bien se hubo encaramado en la lomita, el primer relevista de los yumurinos encajó un wild pitch en el curso de transferir a Lorenzo Quintana. Compareció entonces David Castillo, quien tomó ponche, pero durante su turno al bate, Bustamante lanzó otro envío casi imposible de bloquear para Lázaro Herrera, y los corredores avanzaron a tercera y segunda. Su actuación terminaría con una transferencia a Andrés Quiala que repletó los ángulos y obligó a Víctor a poner en el box a Lázaro Blanco. Luis Alberto Valdés bateó una rolata al campo corto que terminó siendo fielder’s choice y los Vegueros pusieron el encuentro 5-2.

Entonces el desastre terminó cayendo sobre la ciénaga de Víctor Mesa, cuando Roel Santos recibió boleto poniendo el juego 5-3 y Giorvis Duvergel limpió las bases con cuadrangular. Ya tarde, Yoelkis Cruz entró a relevar y puso fin a la fatalidad retirando a Saavedra en línea dura por la antesala.

Liván Moinelo abrió con boleto el segundo inning y Alfonso Urquiola (consciente de que no ha sido muy efectivo) trajo a relevar a Vladimir Gutiérrez, quien puso un cerrojo en la ofensiva yumurina, trabajando seis entradas con tres hits, tres boletos y cuatro ponches, para apuntarse además la victoria.

En la parte alta del cuarto, los pinareños volvieron a la carga y crearon un abismo entre ellos y sus rivales. Con un out, Duvergel y Saavedra pegaron sencillos y Peraza fue golpeado, obligando a VM32 a buscar relevo con Eduardo Blanco, quien recibió hit al central de Quintana que trajo una más. Maikel Martínez entró en su rescate, pero no le fue bien. Una rolata al box de David Castillo solamente pudo ser out forzado en la goma. Andrés Quiala limpió entonces las almohadillas con doble entre center y right.

Los yumurinos asustaron a Gutiérrez en el sexto inning, cuando Ariel Sánchez pegó doble al derecho, y se descontroló con boletos a Gillermo Heredia y José Miguel Fernández mientras barajaba los dos primeros outs del inning en elevados al izquierdo de Víctor V. Mesa y el emergente Yariel Duque. Eriel Sánchez conectó entonces un duro batazo por el campo corto, sobre el que Valdés hizo un excelente engarce que sirvió para forzar a José Miguel en la intermedia.

La última de los visitantes cayó en el séptimo, cuando con un out, Roel Santos aprovechó un error en fildeo de Eriel Sánchez en primera base (no se vio NADA preciso en esa posición) y se metió en segunda. Tras el segundo out, Frank San Martín relevó a Yasmani Arias y Duvergel pegó una rolata por el segunda base que se convirtió en hit, y en la que Santos aprovechó para doblar por tercera y anotar deslizándose por debajo del bloqueo de Lázaro Herrera. Tanto Duvergel (tuvo que salir del juego sustituido por Osniel Madera) como Roel se lastimaron en la jugada.

Con tamaña ventaja, Urquiola extrajo a Gutiérrez y puso a Isbel Hernández en el box, quien retiró los restantes dos capítulos.

Resulta curioso cómo ambos conjuntos se mostraron imprecisos a la defensa, pero lo que más llama la atención es sin dudas el hecho de que NINGUNO de los dos mentores haya tenido en cuenta que los dos receptores que se encontraban defendiendo (Quintana y Herrera) fueron los mismos que recibieron la humillación por parte de los universitarios norteamericanos hace menos de un año para mandar a correr a los jugadores veloces en el encuentro. Claro, que es de entender que las respectivas actuaciones de los lanzadores no fueron muy buenas, y un mal robo podría haber abierto las posibilidades de un rally, pero es importante que los managers tengan en cuenta que ninguno de los dos receptores es un estelar.

Ambos equipos se trasladan ahora hacia Pinar del Río, para efectuar tres encuentros y, de ser necesario, regresar a Matanzas para los dos decisivos.

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: