José Dariel Abreu pega el 30mo cuadrangular

¿Qué más puede lograr "Pito" Abreu? (Foto: Ann Heisenfelt/ AP)

¿Qué más puede lograr “Pito” Abreu? (Foto: Ann Heisenfelt/ AP)

Por Reynaldo Cruz

El cubano José Dariel Abreu largó su vuelacercas número 30 de su ya impresionante temporada de novato con los Chicago White Sox y se convirtió en el primer cubano desde 2009 —cuando Kendrys Morales disparó 34 jonrones con los Anaheim Angels—, aunque en otras ocasiones recientes, cubanos han disparado más de 30 cuadrangulares, con Rafael Palmeiro haciéndolo 11 veces (con un máximo de 47 en dos de ellas) y el controversial José Canseco haciéndolo en par de ocasiones (con un máximo de 46).

Abreu tiene no solo la oportunidad de dejarlos atrás entre los toleteros cubanos, sino también de hacer añicos la marca de 49 para un novato, en poder del también controvertido Mark McGwire, en 1987.

Curiosamente, tanto Canseco, como Palmeiro, como McGwire tienen historia con el consumo de esteroides, que salieron a flote debido al libro Juiced, publicado por el primero, en el cual arrojaba luz sobre un secreto a voces en la MLB.

El bambinazo 30, una conexión de 427 pies que encontró par de compañeros en base, ante Kevin Correia en el primer inning, sirvió para que su equipo venciera a los Minnesota Twins. La hazaña aparece en el juego 89 de su carrera, lo cual lo convierte en el tercer jugador que llega a la cifra con mayor rapidez, detrás de Rudy York (79) y el propio McGwire (84).

“Pito” Abreu se queda entonces como líder absoluto en el casillero de los jonrones, por delante de Nelson Cruz, que le había dado alcance. Además es segundo en empujadas con 77 (detrás de las 80 de Miguel Cabrera), conservando además la mejor frecuencia de jonrones de todas las mayores con un estacazo de vuelta completa cada 11.8 turnos al bate, al tiempo que le saca .020 puntos en slugging a Mike Trout con .620; eso sin querer hablar de so poder aislado (ISO), que es el mejor de todas las Grandes Ligas con .329, .015 puntos por delante del lesionado Edwin Encarnación, el otro con al menos .300. Su promedio de bateo —algo que trajo preocupación hasta hace un mes— es de .292, nada mal para un bateador que se poncha el 24.2% de los turnos al bate.

Cuando lo firmaron por 68 millones, los White Sox no esperaron —ni el más optimista de los fanáticos de Abreu lo esperó— que tuviese ese rendimiento tan increíble. Sus cifras de jonrones y empujadas son impresionantes aún para una temporada completa, de más está decir que lo que logre a partir de este momento será grandioso.

2 comentarios

Jose ere lo maximo hisiste bien en dejar cuba

imagino baje su producción en este ultimo tramo de temporada porque no esta adaptado a tantos partidos en un año y ademas los pitchers se van a cuidar mas, pero igual espero llegue a 45, alcanzar a Mcgwire será otra historia

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: