Tope Cuba-USA: ¿Hasta qué punto fue “ilegítima” la victoria cubana? (+Estadísticas)

Kyle Fun khouser impresionó en su salida contra los cubanos. (Foto: USABaseball)

Kyle Funkhouser impresionó en su salida contra los cubanos. (Foto: USABaseball)

Por Reynaldo Cruz

Luego de la barrida del equipo cubano sobre el equipo universitario de Estados Unidos (USCT: US Collegiate Team), un escenario opuesto en 180 grados a lo ocurrido un año antes, muchas personas comenzaron a demeritar la actuación del equipo cubano más joven que se ha visto como selección de mayores, diciendo que la calidad del bisoño conjunto norteño no era la mejor. Los comentarios siempre fueron centrados en “le ganaron a unos escolares” o “eso fue casualidad”, sin pensar, en la mayoría de los casos, que se trataba de un cuadro bien similar al que el USABaseball presentó en 2013.

Atendiendo a varias solicitudes que me han hecho en este espacio, he decidido “desnudar” un poco al equipo que visitó Cuba recientemente —tal vez no sea el mejor momento, pero recuerden que esto lo hago en mi tiempo libre, y no fue hasta ahora que pude— y mostrar por qué a pesar de los problemas debe considerarse estos triunfos como legítimos.

Los que apunten que “se trata de un equipo de universitarios” no deben olvidar que fue en un equipo de universitarios que Burt Hooton dejó sin hits ni carreras a Cuba y obligó a José Antonio Huelga a esforzarse a fondo. No deben olvidar que fue un equipo universitario el que ganó los Juegos Panamericanos de Winnipeg 1967, o que fue ante un equipo de unviersitarios que Gaspar “el Curro” Pérez dio el famoso “hit de oro”. Mucho menos, fue a un universitario al que le faltaba una mano (Jim Abbot) a quien Lourdes Gourriel pegó un jonrón de dos carreras “el más espectacular que ha dado un cubano en la historia del béisbol internacional”. O que fue igualmente un equipo universitario el que barrió a Cuba en Millington en 1995, cuando los que jugaban eran Antonio Pacheco, Omar Linares, Orestes Kindelán, Germán Mesa.

De equipos como este que visitó Cuba (y es por eso que me parece imperdonable que no se hayan llenado los estadios, porque luego se podría decir, de aquí a diez años: “Yo vi jugar a Christin Stewart”) salieron hombres como Dave Winfield, Jimmy Key, Fred Lynn, Mark McGwire, Barry Bonds, Will Clark, Ken Caminiti, Barry Larkin, Kevin Brown, Joe Girardi, Jack McDowell, Steve Finley, John VanderWal, Robin Ventura, Frank Thomas, Tino Martínez, Jim Abbott, Andy Benes, Phil Nevin, Jason Giambi, Charles Johnson, Nomar Garciaparra, Michael Tucker, Jason Varitek, Todd Helton, Matt Morris, José Cruz Jr., Mark Bellhorn.

Otros que pasaron también por esos conjuntos —en una época en la que se nos hizo más difícil encontrarnos con ellos— fueron Mark Teixeira, Xavier Nady, Mark Prior, Carlos Quentin, Rickie Weeks, Dustin Pedroia, Huston Street, Justin Verlander, Jered Weaver, Ryan Zimmerman, Troy Tulowitzki, Alex Gordon, Ryan Zimmerman, J.P. Arencibia, Mark Melancon, David Price, Max Scherzer, Matt Wieters, Jon Jay, Zack Cozart, Pedro Álvarez, Brandon Crawford. La lista se hace interminable (y he obviado varios nombres), pues no debemos olvidar que esa es la fuente principal de peloteros norteamericanos para las Grandes Ligas.

Si la memoria les traiciona, entonces no deberían haber comenzado a leer esto, y mucho menos continuar a partir de ahora.

Los tiempos han cambiado, es cierto, y hoy los Drafts son más agresivos y los jugadores son fichados cada vez con menos edad. Este equipo tiene tantas modificaciones que del año anterior solamente “sobrevivieron” Alex Bregman y Ryan Burr. Eso no significa que se trate de un equipo “desmantelado” ni nada por el estilo. Del año antepasado al pasado se mantuvieron algunos como Trea Turner, Austin Cousino, Kris Bryant y Michael Conforto. Ya estos jugadores cumplieron un ciclo, y los casos como el del receptor A.J. Hinch, que estuvo en el USCT durante los cuatro años de universidad, desde 1993 hasta 1996 son cada vez menos frecuentes.

Incluso el propio Hinch (para seguir con este ejemplo) no tuvo una historia de “estabilidad” en la selección nacional: apareció en la Copa Intercontinental de 1993 y fue el mejor bateador del tour ese año, fue el tercer bate del equipo en la Copa Mundial de 1994, cayó al octavo puesto en el tope contra Cuba en 1995 (sí, el de la barrida) y fue relegado a un rol de sustituto y reemplazo defensivo en los Juegos Olímpicos de Atlante 1996. En su tiempo, en diferentes años, coincidió con hombres cuyos nombres son bien familiares en las Grandes Ligas: Helton, Dickey, Morris, Cruz Jr, Bellhorn, Todd Walker, Mark Kotsay, Jacque Jones, J.D. Drew, Troy Glaus, Randy Wolf, Kris Benson, Billy Koch…

Tal vez los casos más recientes podrían ser Mike Minor, Stephen Strasburg o Gerrit Cole. Casualmente, los tres enfrentaron a Cuba, el primero ganó y los otros dos se fueron sin decisión, pero Cole no permitió carreras en la final del Mundial Universitario de 2010 en Japón.

Volviendo a selección norteamericana que nos ocupa en esta ocasión —contando todos sus encuentros, antes de vérselas con el equipo cubano— bateó para .285 contra .155 de sus contrarios, a quienes aventajaron en casi todos los aspectos ofensivos: carreras anotadas (133-47), hits (221-108), dobles (51-17), jonrones (10-2), impulsadas (119-36), slugging (.395-.196), y OBP (.372-.233). Por otro lado, su pitcheo fue también mucho más sólido, con efectividad de 1.33, por 4.64 de sus contrarios, y tenían balance de 18-2 antes de chocar con los antillanos. Incluso en su defensa, con .966 por .962 de sus rivales (29 errores contra 33), pero solamente 10 dobles matanzas facturadas ante las 19 de sus oponentes, lo cual evidenciaba que tenía sus dificultades, fueron mejor que sus adversarios.

Con esa ventaja (que decreció de manera considerable en los encuentros contra Cuba) los norteños traían credenciales más que válidas para ser considerados rivales de cuidado y para que los criollos, comandados en esta ocasión por Alfonso Urquiola, no se confiaran ni un instante. Venían además de haber vencido de manera convincente a cuanto rival habían encontrado, y sus dos descalabros habían sobrevenido ante Japón, uno en la serie amistosa jugada en tierras norteamericanas y el otro en el debut de la Haarlemse Honkbalweek, cuando los nipones los dejaron en apenas un imparable.

En la propia Semana Beisbolera de Haarlem y tras su derrota inicial, además de haber ganado enfrentando a rivales como Holanda —que pese a ser un rival de menos categoría que los presentados en los Clásicos Mundiales de Béisbol, sigue siendo un rival prácticamente indescifrable para Cuba—, el propio Japón y Taipéi de China, que venció a Cuba en el Torneo de Ciudades Portuarias de Rotterdam hace tres años, dejaron sin hits en un partido a los Tulipanes, y vencieron categóricamente el resto de los encuentros.

Pero en Cuba, muchas cosas pasaron.

¿Se ha percatado alguien de que casi siempre cuando el equipo cubano comienza a participar en un evento internacional a los bateadores y lanzadores cubanos les cuesta trabajo encontrar fluidez y control sobre las acciones?

Esto responde simplemente al hecho de que están viendo un arbitraje y un estilo de cantar por vez primera, y hay que ir adaptándose a las zonas. Este es un fenómeno que sin dudas afecta a los cubanos cuando salen o a cualquier rival cuando viene a Cuba. Hay que adaptarse a que en el mundo se canta la zona vertical (que es la que establecen las Reglas Oficiales del Béisbol) y en Cuba se canta la zona horizontal.

De ahí que más de un lanzador o bateador norteño sintiera que nos e fue justo con ellos, mientras que los cubanos también mostraron su descontento cuando los árbitros se percataron de lo que estaba sucediendo e intentaron nivelar un poco las circunstancias.

A esto hay que sumarle además que el Campeonato Universitario (auspiciado por a NCAA) se juega con bate de aluminio, y la transición a la madera puede ser bastante traumática para algunos, no debemos olvidar cuánto costó dar un jonrón en Cuba cuando afortunadamente comenzó a usarse la madera de nuevo, sin olvidar que no se trataba de jugadores universitarios. Para nadie es un secreto que el bate de aluminio aumenta la aceleración del swing y el bote de la pelota, por ende, cualquier transición trae aparejadas las alteraciones correspondientes.

Por otro lado, anteriormente, con la prohibición de que jugaran peloteros profesionales en eventos internacionales, era solamente el USCT quien representaba a Estados Unidos en todos los campeonatos que se jugaban a nivel de selección nacional. Era un equipo distinto todos los años, conformado por universitarios, pero era el mismo conjunto (o prácticamente el mismo) para todo lo que se jugaba en ese año escolar.

No obstante, 21 jugadores estaban ya en segundo año y los otros cinco en primer año, sin que aparecieran (como en la década del ’90) jugadores en tercer o cuarto año. De que era un equipo joven, lo era, pero ¿acaso tenía menos edad que el del pasado año? La respuesta es no mucha: en 2013 aparecieron 20 de segundo año y cuatro de primero, y en 2012, cuando se reanudaron los topes (Cuba ganó 3-2 en esa ocasión), había siete de primer año, 13 de segundo, dos de tercero y uno (el receptor Brett Hambright) de cuarto año.

Mientras tanto, el equipo cubano fue mejor seleccionado, mejor dirigido y jugó mejor al béisbol que el que fue humillado en 2013. Los que quieran o pretendan pensar que esta victoria fue ilegítima, deberían también borrar todos los títulos mundiales, panamericanos, intercontinentales y olímpicos que Cuba ganó hasta 1997.

Roster + Estadísticas

# Name Posición B-T Peso Nace Lugar de origen Escuela Año
3 Taylor Ward C D-D 6’2″ 185 12/14/1993 Indio, Calif. Fresno State Segundo
5 Mark Mathias IF D-D 6′ 185 08/02/1994 Fremont, Calif. Cal Poly Segundo
8 Justin Garza PD D-D 5’11” 170 3/20/1994 Ontario, Calif. Cal State Fullerton Segundo
9 Blake Trahan IF D-D 5’9″ 180 09/05/1993 Kinder, La. Louisiana-Lafayette Segundo
10 Andrew Moore PD D-D 5’11” 184 06/02/1994 Eugene, Ore. Oregon State Segundo
11 Tyler Jay PZ Z-Z 6’1″ 170 4/19/1994 Lemont, Ill. Illinois Segundo
14 Chris Okey C D-D 6′ 195 12/29/1994 Mount Dora, Fla. Clemson Primero
15 Thomas Eshelman PD D-D 6’3″ 210 6/20/1994 Carlsbad, Calif. Cal State Fullerton Segundo
16 Kyle Funkhouser PD D-D 6’1″ 218 3/16/1994 Oak Forest, Ill. Louisville Segundo
17 Dillon Tate PD D-D 6’2″ 185 05/01/1994 Claremont, Calif. UC Santa Barbara Segundo
18 DJ Stewart OF Z-D 6′ 230 11/30/1993 Yulee, Fla Florida State Segundo
19 Carson Fulmer PD D-D 5’11” 195 12/13/1993 Lakeland, Fla. Vanderbilt Segundo
22 Walker Buehler PD D-D 6’1″ 160 7/28/1994 Lexington, Ky. Vanderbilt Segundo
23 Nicholas Banks OF Z-Z 6’1″ 200 11/18/1994 Tomball, Texas Texas A&M Primero
25 Bryan Reynolds OF A-D 6’2″ 195 1/27/1995 Brentwood, Tenn. Vanderbilt Primero
26 Zack Collins C Z-D 6’3″ 220 02/06/1995 Pembroke Pines, Fla. Miami (Fla.) Primero
27 Dansby Swanson IF D-D 6′ 190 02/11/1994 Marietta, Ga. Vanderbilt Segundo
28 Trey Killian PD D-D 6’2″ 190 3/24/1994 Mountain Home, Ark. Arkansas Segundo
30 Alex Bregman IF D-D 6′ 190 3/30/1994 Albuquerue, N.M. LSU Segundo
31 James Kaprielian PD D-D 6’4″ 200 03/02/1994 Tustin, Calif. UCLA Segundo
32 Ryan Burr PD D-D 6’4″ 224 5/28/1994 Highlands Ranch, Colo. Arizona State Segundo
33 Tate Matheny OF D-D 6′ 190 02/09/1994 St. Louis, Mo. Missouri State Segundo
34 A.J. Minter PZ Z-Z 6′ 210 09/02/1993 Whitehouse, Texas. Texas A&M Segundo
35 Christin Stewart OF Z-D 6′ 205 12/10/1997 Lawrenceville, Ga. Tennessee Segundo
40 Bailey Ober PD D-D 6’8″ 215 07/12/1995 Huntersville, N.C. College of Charleston Primero
44 Jake Lemoine PD D-D 6’5″ 220 11/28/1993 Bridge City, Texas Houston Segundo

 

Ofensiva
USA JJ VB C H 2B 3B HR CI TB AVG SLG
Total 28 926 140 246 54 2 12 125 340 266 367
Rivales 28 855 66 145 24 4 2 52 183 170 214
Antes de Cuba 23 775 133 221 51 2 10 119 306 285 395
Rivales 23 699 47 108 17 3 2 36 137 155 196
vs Cuba 5 151 7 25 3 0 2 6 34 166 225
Cuba 5 156 19 37 7 1 0 16 46 237 295

 

Defensa
USA JJ O A E TL PCT DP
Total 28 737 263 41 1041 961 15
Rivales 28 726 302 35 1063 967 23
Antes de Cuba 23 611 218 29 858 966 10
Rivales 23 594 238 33 865 962 19
vs Cuba 5 126 45 12 183 934 5
Cuba 5 132 64 2 198 990 4

 

Pitcheo
USA JJ JC G P Sv IP H C CL BB K DB PCL WHIP
Total 28 0 18 8 10 245,6 145 66 43 89 256 11 1,58 0,998
Rivales 28 0 8 18 6 242 246 140 107 112 177 18 3,98 1,554
Antes de Cuba 23 0 18 3 10 203,6 108 47 30 65 224 7 1,33 0,884
Rivales 23 0 3 18 3 198 221 133 102 94 140 17 4,64 1,677
vs Cuba 5 0 0 5 0 42 37 19 13 24 32 4 2,79 1,548
Cuba 5 0 5 0 3 44 25 7 5 18 37 1 1,02 1,000

Estadísticas USABaseball

7 comentarios

WOW Rey tremendo articulo que manera de sacar estadísticas mi hermano, así es como se demuestra de verdad las cosas en la pelota. Cada día te veo mas cerca de Michel Contrera y el de Zona de Strike que seguro te tienen muy en cuenta cada vez que escriben un articulo como tu a ellos. Felicidades ya no puedo ponerme a discutir contigo de pelota como hacíamos en la uci pq me das papau mucho level para mi ya jejejejejej. Saludos.

Que tal Reynaldo?, bueno en primer lugar me uno a todos esos foristas que alaban el blog porque estas haciendo muy buen trabajo y eso se nota en la cantidad de gente que a diario te sigue y comenta y me alegra estar aquí disfrutando y analizando cada uno de los artículos.
Hace ya un tiempo escribí un artículo al que titulé “Los mangos bajitos” y que te lo recomiendo, debe estar por ahí por Google y si no te lo puedo enviar. Es una defensa de los equipos cubanos de años atras y de sus victorias que muchos minimizaban diciendo que jugaban contra niños y colegiales, a lo que yo ripostaba argumentando que ganabamos a base de calidad, una calidad en mi modesta opinión a nivel de Grandes Ligas, de ahí que se hiciera muy difícil a cualquier equipo ganarle al conjunto cubano.
En cuanto a los conjuntos universitarios norteamericanos, tu lo dices en el artículo, son una cantera de las Grandes Ligas y muchos de ellos nada más terminar de topar con Cuba y participar en Campeonatos oficiales se iban a jugar al sistema de las Mayores, entonces ¿Tenían calidad o no estos equipos?, pues claro que la tenían y muy alta, lo que pasa que los cubanos siempre le estamos buscando las cuatro patas al gato y subvalorando nuestros triunfos y por supuesto poniendo en un pedestal a las Grandes Ligas como si fuera la cima del Everest que no se puede alcanzar. Lo que muchos no sabían es que hubo un momento que estuvimos a su mismo nivel, pero desgraciadamente el momento para demostrarlo llegó muy tarde, en 1999 (aunque hubo antes una oportunidad en 1993).
Para terminar, creo que a pesar de las salidas de jugadores y del bajo nivel de nuestra Serie Nacional, Cuba sigue siendo una fábrica de jugadores que con el tiempo volverá a recuperar la calidad que un día tuvimos de forma general, porque individualmente hay mucha, tanto dentro como fuera del país, es por eso que la victoria contra los universitarios es tan legítima como cualquier otra, aunque no estemos conforme con algunos detalles del juego cubano que hay que mejorar. Un saludo

Saludos, y gracias por los elogios. Ya me gustaría de veras tener más tiempo (o poder dedicar más tiempo a esto). Este trabajito lo escribí en tres tiempos, uno de ellos implicando sacrificar un par de horas de sueño. El mejor premio es recibir un elogio o una crítica inteligente.
Muchas gracias

Rey:
Excelente análisis, la verdad es que los defensores de VM32 y los detractores ciegos e hipercríticos del beisbol cubano habían dicho de todo para minimizar o ridiculizar la victoria rotunda lograda por AU8 y los muchachos que jugaron. En cambio no había visto ninguna defensa fundamentada sobre este tema. Sin dudas el rigor de la investigación y el lenguaje de las estadísticas son armas poderosas para sustentar un análisis o un criterio y por fatalismo circunstancial, en Cuba no hay otro que lo haga, reconozco el trabajo de MContreras pero la evidencia ilustra que el tuyo es superior en cuanto a argumentos.
Place leer tus artículos, aunque quede a veces un halo de insatisfacción al pensar que todo este utilísimo trabajo no sea aprovechado por nuestros “analistas”, “estrategas” y “dirigentes” beisboleros para el perfeccionamiento necesario.
No obstante te insto a perseverar ya que, por lógica forzosa, un día que espero no sea muy lejano, tanta evidencia abrumará la ceguera, la sordera y la estaticidad.
Ricky

Lo que pasa es que el publico tiene muy poca informacion,y para colmo de males tiende a comparar a estos universitarios con los “universitarios” Cubanos,que juegan al Beisbol dentro del plan de Educacion Fisica del plan de estudios de cualquier universidad Cubana,luego celebran los Juegos,Galenos,13 de Marzo,etc,digamos esto es mas bien por hobby,aunque puede que algun otro tenga calidad o haya incluso jugado SN,ni por asomo es la calidad de aquellos,me da risa cuando la aficion pide que jueguen aquellos contra estos,y no porque no pueda ser,otro nivel y otra confrontacion,pero el problema es que lo piden pensando en la “paridad” de ambos niveles,nada mas lejos de la verdad,el beisbol universitario norteamericano,es una liga,que tiene en sus filas a muchos de los mejores prospectos de GL,es dentro de las fuentes que sirven a GL una de las que mas aporta,teniendo ademas a otras ligas de donde se abastece,digamos Japon,RD,Korea,entre otras,estos muchachos puede que estuvieran en los 20 años pero muchos de ellos tienen acumuladas con esa corta edad mas horas juego que muchos de nuestros jugadores de SN,han transitado por muchas de las categorias inferiores,en academias privadas o en escuelas,nada mas hay que ver que varios ex-jugadores Cubanos tienen Academias en La Florida,Marquetti,El Duke,Arrojo,Chinea el ex preparador de pitcheo de Villa Clara,y otros,los padres lo ven como una forma sana de alejar a sus hijos de la tentacion,pero tambien como una inversion para la vida de ese muchacho,que de llegar a GL con un contrato jugoso,tendra asegurada su vida,a menos que lo malgaste,como les ha pasado a algunos,ademas tienen todo lo necesario para entrenar,implementos,suplementos nutricionales,tecnologia moderna y un largo etc,para mi este tope fue si no el mas parejo,uno de los mas parejos,no solo en edad,si no en desarrollo,aunque algunos cubanos sobrepasasen los 25-26 años,pocas veces habian tenido frente a si un pitcheo constante por encima de las 90 mph,para mi si hubo meritos en la victoria,aun cuando reconozca los handicaps que pudieron tener los norteños,viajes,transicion de bate de alumino a madera,en sus comienzos en el beisbol universitario,etc,pero este equipo si mal no recuerdo le gano 2 veces al equipo Holandes de Codermans,Maxwell y otros,que le ha ganado al Cuba “Grande” el de Pito,Cepeda,Yuli,etc,entonces no tienen meritos estos jugadores??,ahora hay quien dice que la alegria dura poco por la derrota de Cuba frente al equipo Bolivar,solo decirles algo,Ortiz no es un extraclase,ni ligamayorista,pero jugo en AAA para varias organizaciones,tenia la motivacion de lanzarle a Cuba,de demostrar y fue su dia,asi de sencillo,eso pasa en cualquier torneo,se le hicieron 2 carreras y se iba ganando en el 9no,el pitcheo relevo flaqueo,y por ahi se fue la victoria,fijense si ese pitcher fue determinante,que hoy su equipo recibio castigo le hicieron mas de 10 carreras,no justifico para nada la derrota,ni digo queOrtiz es un astro del box,pero siendo objetivos se ven mejor las cosas,El Beisbol Cubano no esta en crisis,ahi estan,Puig,Pito,Alexei,Viciedo,Yuliesky,Anderson y otros como muestra,lo que esta en crisis,es su estructura,organizacion,su forma de ser dirigido,que es lo mismo su dirigencia,su logistica,y otras cosas,pero beisbolistas hay,tal vez no tantos,ni tan buenos como antaño,pero hay,solo para hacer un simil,se puede decir el futbol brasilero esta en crisis por lo que vimos en el Mundial?,no lo creo se pudieron hacer 2 equipos mejores que este,jugadores tienen para ello,tal vez en los DT si esten flojos,pero jugadores de calidad hay para regalar,salvando las distancias por supuesto,fue solo para mostrar mejor la idea.

!!!!…ñooooo…. y eso que es en los ratos libres….el saber no es dicha…Felicidades Rey, esto es un recto al mentón, no basta solo tener los números sino darles la interpretación…Gracias.

Este es el tipo de analisis que brilla por su ausencia en los medios nacionales impresos, figurate pedirle a Sidfredo, Raiko y hasta el tal Sanchez que es el menos malo, coincido plenamente con quien escribio “lo que esta en crisis son los jefes” o sea la FCB, el INDER, el Comite Olimpico dirigido por un nonagenario parado y enquistado en el tiempo, jugadores hay para hacer 6 equipos de AAA, si se buscan patrocinarores y eso lleva a salarios decentes no solo se incorporan los que aun no se han ido sino minimo 40 de los que se fueron y no han llegado ni llegaran a Grandes Ligas, espero tener salud para ver el fin del orden actual de cosas y poder disfrutar de nuevo de una serie nacional acorde a lo que representa el Beisbol para los Cubanos.

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: