54 SNB: Antes del Play Ball… entre un gesto obsceno y la “hombría”

Sin comentarios... (Foto: H. Rumph Jr/ AP)

Sin comentarios… (Foto: H. Rumph Jr/ AP)

Por Reynaldo Cruz

El lanzador de los Philadelphia Phillies Jonathan Papelbon fue suspendido siete días por la MLB debido al obsceno gesto de agarrar sus partes privadas (aka genitales) en respuesta a los chiflidos de los fanáticos, acción tras la cual fue instantáneamente expulsado por el árbitro Joe West —quien también agarró una sanción por agarrar al pitcher por la camiseta— y generando mucha polémica en torno al asunto. Hasta ahora, muchos podrían preguntarse qué tienen que ver Papelbon, West y las Grandes Ligas con la Serie Nacional, pero los más pícaros enseguida recordarán no uno, sino decenas o cientos de sucesos similares en la pelota cubana, que sucedieron, siguen sucediendo y seguirán sucediendo.

Sí, me refiero otra vez (ya lo había hecho) a las reacciones de violencia gráfica que muchos intentan justificar con el exceso de testosterona o el calor del momento, cuando se trata más bien de una pésima educación, de un mal gusto y de una falta de respeto al público.

Y es que, como muchachos, muchos lo hicimos alguna vez y fuimos alabados por alguien “grande” o “mayor” que estaba cerca por ese gesto, y los muchachos que van creciendo vinculados al béisbol, en un ambiente en ocasiones de hostilidad por parte de muchachos de mayor edad, y en muchas ocasiones el gesto —que además puede hasta derivar en un pelotazo o en una reyerta— viene a ser una especie de defensa o de respuesta, y no precisamente la más correcta.

Entre tantos reglamentos que se establecen en Cuba, algunos bien fundamentados, otros excesivos y otros totalmente carentes de objetividad, debería haber alguno para el comportamiento de los atletas.

Digo esto, porque la Comisión Nacional de Béisbol obliga a los jugadores a jugar con la misma sudadera (o sea, del mismo color del resto del equipo) durante todo el año, a sabiendas que esta se verá en algún momento sensiblemente deteriorada, y esto puede incluso hasta a llegar a afectar la imagen de jugadores como Yulieski Gourriel, Frederich Cepeda, Héctor Manuel Mendoza o Alfredo Despaigne, quienes recibieron cifras de dinero con las que pueden comprar mejores sudaderas.

Entonces, viene la pregunta: si se preocupan por algo tan banal, ¿por qué no crean un grupo de reglas en las que actitudes de este tipo sean sancionadas al menos con la expulsión inmediata del jugador para evitar que alguien se lance algo así como un “acomodamiento” (ver Ángel Di María)?

Por mucho que varios cubanos disfrutaron el jonrón que le dio Ariel Pestano a Matanzas, ¿era necesario que los niños que van creciendo enamorados del deporte vieran la forma en que se lo restregó en la cara a Víctor Mesa? Bajo ningún concepto, los jugadores, los árbitros y los directivos deben olvidar que a los estadios de nuestro país (y de todos los demás) van personas de todo tipo, y entre ellas hay niños que no tienen por qué ser testigos de groserías o de actitudes denigrantes.

El caso de Papelbon, aunque no fue manejado correctamente por West luego de la expulsión, debería servir de base material de estudio para los árbitros y peloteros cubanos. A lo mejor sea mejor para el espectáculo que obligar a un pelotero a usar una sudadera rota y deteriorada a la altura del juego 70.

Nota: Jonathan Papelbon no tenía antecedentes muy favorables

3 comentarios

Saludos Reynaldo, todo esto que dices se resume en una sola palabra: educación.
El beisbol forma parte de nuestra idiosincracia y como tal es un reflejo de la sociedad en que vivimos.
Recuerdo los tiempos en que se cometió el error de considerar a gente educada como burgueses cuando en realidad era una forma complejista de valorar el comportamiento de otra persona. Extremistas en definitiva que no supieron extraer las cosas buenas de algo que consideraron equivocadamente malo.
En los años 70 me vienen a la mente jugadores que eran verdaderos caballeros, peloteros como Miguel Cuevas, Agustin Marquetti, Agustin Lescaille, Rodolfo Puente, Pedro Medina y Antonio Muñoz, así como los más recientes de Antonio Pacheco y Orestes Kindelan son un ejemplo de buen comportamiento en el terreno, entre otros que ahora se me escapan de la memoria.
Muy buen tema este que nos traes y un magnífico artículo que nos debe llevar a pensar y reflexionar sobre algo que no solo es un fenómeno cubano, forma parte desgraciadamente de buena parte de los países desarrollados donde se imponen el mal gusto y el vale todo. Mas que nunca viene como anillo al dedo esa importante frase que nos enseñaron nuestros abuelos: Lo cortés no quita lo valiente. Un saludo amigo

Reynaldo muy bueno el tema,los deportes en sentido general,y el beisbol en particular,no estan ajenos a fenomenos de violencia o excesiva gestualidad(en este caso el aspecto grosero de la misma),hay algo que se puede interpretar como psicologia del deporte y que todo el mundo debe aprovechar en su bien,pero dentro de los canones establecidos,una mirada,un gesto,alguna que otra conducta o hecho puede sembrar dudas,incertidumbre y hasta temor en el contrario y tener esto como ventaja esta bien,pero cuando esas cosas van mas alla del terreno e involucran a la aficion y se le hace participe,sobre todo en un acto que se desaprueba nunca es bien visto,digamos no es lo mismo lo que hacia Armandito que el coro de HP a los arbitros,como decia Pandiame los eventos deportivos a veces nos demuestran la educacion y cultura de la aficion,pero sobre todo de los protagonistas,los jugadores,en GL casi siempre los desaciertos son de estos,y he aqui el caso mas reciente,Cuba ha visto resquebarajada su SN por el incumplimiento del reglamento y la arbitrariedad de su dirigencia,se ha obrado injustamente y esto he hecho la gente trate de hacer justicia por su mano o no le preste atencion,cual de las 2 mas malas,hay que dejar las nimiedades e ir al meollo del asunto.

Aunque los jugadores de VM-32 (no todos son matanceros) desde l primr día comenzaron con las indisciplinas y la guapería de barrio.

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: