Estrategias defensivas: ¿La muerte del shift? (+Video)

El shift se ha generalizado en la MLB en los últimos años. (Foto: Denis Poroy/ Getty Images)

El “shift” se ha generalizado en la MLB en los últimos años. (Foto: Denis Poroy/ Getty Images)

Por Reynaldo Cruz

El batazo conectado pasa como un balazo por la derecha del inicialista, que apenas alcanza a verlo salir de la media-luna y adentrarse en la hierba. Entonces, de la nada, aparece el segunda base, a unos tres metros detrás de la franja circular de arcilla, y fildea la pelota a segundo rebote, con tiempo suficiente —debido a la fortaleza de la conexión— para sacar out en primera base desde territorio franco del jardín derecho. Es esta una de las ventajas que tiene utilizar el shift o reubicación defensiva, utilizado para limitar ofensivamente sobre todo a aquellos poderosos bateadores que conectan netamente para su mano.

Denominado inicialmente el “Boudreau shift” o el “Williams shift”, este método fue utilizado primeramente en los años ‘20 del siglo pasado para contrarrestar el poder del bateador zurdo Cy Williams (recordista en jonrones de la Liga Nacional con 251 hasta 1929), aunque también fue muy puesto en práctica para tratar de anular o limitar a Ted Williams, durante la Serie Mundial de 1946.

La estrategia consiste en proteger el ala del infield (sobre todo el infield) donde más incidencias tengan las conexiones de un bateador poderoso, con el objetivo de convertir en out la mayor cantidad de pelotas puestas en juego por dicho bateador (ejemplos como David Ortiz, Mark Teixeira, Barry Bonds, Ryan Howard).

De acuerdo con Anthony Castrovince, de MLB.com:

Los equipos emplearon el shift un total de 13 mil 296 ocasiones en 2014, según Baseball Info Solutions (BIS). Este no es un cálculo perfecto, por supuesto, porque algunos equipos (los Pirates, por ejemplo) utilizan una especie de sombreo en los jardines o reposicionamiento en el infield en casi cada lanzamiento del partido. Pero la propia interpretación de BIS de lo que constituye un shift ha sido consistente a través de los años, y la compañía analítica ha calculado un increíble aumento en el 440 por ciento en el uso de shits desde 2010 (2 mil 464 shifts).

Esto, por supuesto, se ha debido mayormente a la generalización de las estrategias sabermétricas, al incremento de los análisis profundos y a la popularización del uso del video y de los gráficos de dispersión. Hoy el béisbol es mucho más “digital” que antes, y esto también ha traído como consecuencia la especialización de los lanzadores, el uso de los LOOGY (especialistas zurdos)[i] y hasta nuevas maneras de configurar las alineaciones.

Castrovince propone además el dato (extraído de FanGraphs) de cómo ha ido decreciendo el promedio de bateo sobre pelotas puestas en juego (BABIP) desde la temporada 2010 para las conexiones que son haladas para la mano del bateador:

2010: .304
2011: .299
2012: .292
2013: .296
2014: .290

Mientras tanto, aclara que en 2014 se evitaron 195 carreras por parte de los shifts en la pasada temporada, una cifra bastante alta, pero motivada por supuesto por el incremento de las formaciones defensivas especializadas, que evitaron 0.0147 anotaciones en comparación con el 0.0165 mostrado 2013.

Evidentemente, esto también cuenta pelotas bateadas que son fildeadas por un tercera base en franco territorio del campo corto, que, en una formación normal, habría sido un out por la vía 6-3, y en su lugar se convirtió en un out por la vía 5-3, y en un punto más para el shift.

En una reciente entrevista a ESPN, Robert D. Manfred Jr., el nuevo Comisionado de la Major League Baseball, explicó su intención de eliminar o limitar el shift.

Por muchos cambios que quiera dar el nuevo titular de las Grandes Ligas, eliminar esta estrategia pondría en franca desventaja a los equipos que quieran jugar un juego más cerebral. O sea, que aquellos conjuntos con estrategias diseñadas para contrarrestar a ciertos y determinados bateadores perderán esta ventaja y se verán obligados a transferirlos, o a ver cómo muchos de ellos terminan conectando hits o dobles. Por otro lado, pondría en peligro de extinción la idea que algunos han utilizado, de ubicar a un jardinero en posición de infielder para evitar una carrera, sobre todo cuando el lanzador es de los que inducen muchas rolatas.

El béisbol es un deporte meramente estratégico, en el que una mala ubicación puede influir de manera drástica y negativa en el resultado final de un encuentro, y limitar el shift se convierte en una tarea bastante difícil, sobre todo porque muchos jugadores se mueven constantemente en el terreno.

Sin embargo, la defensa no es el único factor de juego que se torna dependiente del “juego inteligente”, pues Castrovince trae también las estadísticas que muestran un claro incremento en el BABIP cuando los bateadores conectan hacia la banda opuesta:

2010: .273
2011: .270
2012: .285
2013: .284
2014: .283

Este incremento constituye evidencia de que hay maneras de contraatacar contra las formaciones defensivas, y que como mismo éstas a veces pueden lograr que una conexión que tiene el sello de hit se convierta en out, pueden a la vez permitir que una rolata inofensiva se convierta en doblete.

De hecho, en la entrada de la Wikipedia correspondiente al infield shift se ejemplifican algunas consecuencias negativas, como cuando Johnny Damon, de los New York Yankees robó dos bases con un solo lanzamiento en la Serie Mundial de 2009 ante los Philadelphia Phillies, o cuando Willie McCovey tocó la bola con fuerza hacia tercera base para apuntarse doblete y empujar a Willie Mays desde primera base en los años ‘70.

Sin embargo, Cork Gaines de Busness Insider expone una solución que podría hacer que la MLB controlara las formaciones defensivas, y que aún así los equipos —a su propio riesgo— puedan seguir implementando sus trucos defensivos.

Gaines alude a una regla de la NFL (Liga Nacional de Fútbol Americano) que obliga a los equipos a tener al menos a cuatro jugadores a cada lado del pateador antes del silbatazo inicial, por lo que un equivalente en el béisbol sería:

… requerir que la defensa tenga al menos a tres jugadores a cada lado del lanzador.

En otras palabras, el primera base, el segunda base y el jardinero derecho siempre estarían a la derecha del lanzador, el tercera base, el torpedero y el jardinero izquierdo siempre estarían a la izquierda del lanzador y el jardinero central estaría libre de ir hacia cada lado.

(Foto: Getty Images)

(Foto: Getty Images)

Claro, que en este caso, igual se podrían crear otras estrategias, pues la condición de “comodín” del jardinero central permite que los mentores jueguen con sus cartas de manera constante, aunque se beneficiarán, por supuesto, los conjuntos cuyos jugadores gocen de mayor versatilidad a la defensa y mayor capacidad atlética y defensiva.

Sin embargo, este cambio —que aún no tenemos idea de cómo Manfred piensa aplicar— siempre se prestará para las trampas. Queda entonces preguntar si existe también la intención de prohibir terminantemente que algunos jardineros cambien de posición entre un bateador y otro, algo que hemos visto más de una vez.

En lo particular, estoy a favor del shift, pues convierte al béisbol en un deporte mucho más estratégico aún de lo que ya es, y hace que como es natural, la situación entre un bateador extremadamente poderoso y su lanzador rival se empareje un poco. Por supuesto, siempre habrá quienes no serán presa fácil y harán fracasar estas estratagemas una y otra vez: igualmente, disfruto ver cómo algunos habilidosos lo hacen.

Ver videos de ejemplos de jugadas que involucran el shift:

David Ortiz pega sencillo empujador

Domonic Brown rompe cero-hit-cero-carrera

Infante bien posicionado

[i] LOOGY (Lefty One Out GuY: zurdo para un out)

1 comentario

Yo apollo cambios para hacer mas rapido los juegos, es indispensable eliminar la monotonia de juegos de mas de 3 horas y 20 minutos, menos de 3 horas es lo ideal, pero hay cosas que cambian el sentido tradicional del juego, todos en la fila Izq. del lanzador NO, ni en la Dr. tampoco, lo del comodin del CF ok, imaginen un equipo de futbol que avansa con empate y coloque los 11 jugadores parados frente a la porteria, seria una violacion NO, pero eso seria futbol NO.

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: