Éramos pocos… y se fueron dos: Moreira y Gutiérrez abandonan el equipo

Dainer Moreira ya no vestirá el uniforme de Pinar del Río, o Matanzas, o Cuba. (Foto: Paul J. Richards/ AFP/ Getty Images)

Dainer Moreira ya no vestirá el uniforme de Pinar del Río, o Matanzas, o Cuba. (Foto: Paul J. Richards/ AFP/ Getty Images)

Por Reynaldo Cruz

Como si no bastara haber lucido lo suficientemente mal en lo que va de Serie del Caribe, varios reportes, incluyendo a USA Today Sports, informan que Vladimir Gutiérrez, lanzador novato de la pasada Serie Nacional, y Dainer Moreira, torpedero guantanamero-matancero refuerzo al torneo, abandonaron la delegación cubana, y aunque su paradero es desconocido todo parece indicar que buscarán la oportunidad de hacer el salto a la Major League Baseball. Esta noticia complica más aún un panorama que ya se antojaba nublado y turbio.

Jorge L. Ortiz, quien publicó la nota en USA Today Sports, relata que un funcionario del torneo fue quien informó, y agrega que lo hizo en condición de anonimato porque la federación cubana no había confirmado las deserciones.

Si se confirman, las deserciones serían el último golpe al béisbol cubano, que ha sufrido una fuga de talento en los años recientes puesto que jugadores de calidad estelar tales como José Abreu, Yasiel Puig, Aroldis Chapman y han escapado de la isla comunista para buscar fortuna en la Major League Baseball.

Además de señalar que no se sabe si los jugadores estaban actuando juntos, Ortiz apunta que ni Moreira ni Gutiérrez son considerados como para estar a ese nivel.

Gutiérrez, sin embargo, sí era uno de los mejores prospectos del pitcheo cubano, y las autoridades lo exhibieron ante los ejecutivos del béisbol japonés que vinieron a Cuba, aunque solamente los Yomiuri Giants se llevaron a Héctor Mendoza y lo mantuvieron toda la temporada en el Ni-gun. En la pasada temporada, el desempeño de Gutiérrez fue crucial en la victoria de Pinar del Río, principalmente por sus excelentes relevos que lo llevaron a convertirse en el set-up man, o acomodador del equipo nacional, para servirle la mesa al cerrador Mendoza. Su recta puede alcanzar hasta 94-95 millas por hora, y posee una buena slider además de un excelente control.

Moreira, por su parte, jugó varias temporadas con Guantánamo antes de cambiar de casaca e irse a Matanzas, atraído por la promesa del equipo nacional hecha por Víctor Mesa. Excelente bateador de líneas cortas y muy buen tacto, tiene algunas deficiencias en la defensa del campo corto, sobre todo debido a su concentración, algo que motivó que fuese a la banca en el último partido de la temporada clasificatoria de 2012-2013, cuando jugaba como refuerzo de Ciego de Ávila. Sin embargo, a batazo limpio se ganó la titularidad en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz, aunque siempre tuvo que ceder el guante en los finales del partido.

Normalmente, los peloteros cubanos que abandonan las delegaciones tienen que establecer residencia en un tercer país y recibir una autorización o desbloqueo (curioso el nombre, ¿eh?) para poder convertirse en agentes libres. No obstante, recientemente la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos cambió su posición y ya no interferirá en los trámites del otorgamiento del status de agente libre, de acuerdo con lo publicado por Kiley McDanield en FanGraphs, quien a su vez citó a Ben Badler de Baseball America.

Este cambio de política, motivado en parte por el restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos, hace que sea más atractivo para los peloteros abandonar el país, pues los procesos y los trámites para lograr firmar con un equipo se hacen un poco menos complicados. Estos dos jugadores son los primeros en abandonar una delegación cubana después del 17 de diciembre de 2014.

Pinar del Río —aunque en realidad es el equipo Cuba— jugará hoy con Puerto Rico, tratando de mantener a salvo sus opciones, que parecen desvanecerse como por un hechizo, más ahora que perdieron a dos jugadores, uno de ellos parte del cuerpo te pitcheo de apenas nueve representantes que hicieron el viaje a San Juan.

3 comentarios

Coño Reynaldo, no hay dudas que el beisbol en Cuba se ha vuelto un desastre, y ni que decir de Cuba, todo el mundo se quiere ir de esa pesadilla.

Pingback: Peloteros cubanos hacia la MLB: ¿a dónde vamos a parar? | CuBaseball

Pingback: Ccubanos hacia la MLB | estufacaliente.com

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: