SdC: Venezuela derrumba el castillo de naipes y Cuba con permanencia cuesta arriba

Cae el castillo: Venezuela derrota a Cuba y los pone de frente a la puerta de salida. (Foto: Ricardo López Hevia)

Cae el castillo: Venezuela derrota a Cuba y los pone de frente a la puerta de salida. (Foto: Ricardo López Hevia)

Por Reynaldo Cruz

Muy poca influencia anímica tuvo en el juego del cuadro cubano la victoria ante los Cangrejeros de Santurce, y una actuación para el olvido de Yoanni Yera dejó un saldo de cuatro carreras que fueron más que suficientes para que los Caribes de Anzoátegui, de la Liga Venezonala de Béisbol Profesional, vencieran a los Vegueros de Pinar del Río y pusieran la soga al cuello a los cubanos en sus aspiraciones por pasar a las semifinales de la Serie del Caribe.

César Valdés trabajó con mucha solidez, al permitir siete hits, dos limpias y ponchar a ocho sin pasaprotes en siete entradas completas de actuación (GameScore: 63), lanzando además 70 de sus 92 envíos para strike, sin lugar a dudas mucho mejor que su oponente Yoanni Yera (2.1 IP, 6 H, 4 CL, GSc: 28), castigado de manera despiadada en el tercer episodio. Valdés tuvo el auxilio de Luis Ramírez (hold) y Pedro Rodríguez (salvado).

Cuba marcó primero en el segundo inning, por jonrón de Alexander Malleta ante el abridor César Valdés. Pero los venezolanos atacaron al abridor Yoanni Yera en la parte alta del tercero, con hit de José Gil, rolata de Tomás Pérez que lo adelantó a segunda, triple empujador de Gorkys Hernández, sencillo de Orlando Arcia, robo de segunda, cohete empujador entre right y center de Alexi Amarista, robo de tercera y hit empujador de Balbino Fuenmayor, decretando la explosión del zurdo matancero.

En la quinta entrada, los cubanos desaprovecharon una buena oportunidad, cuando Donal Duarte pegó doblete con un out, pero Yulieski Gourriel falló en elevado al short y Alfredo Despaigne tomó ponche. Entonces, en la sexta entrada, Fuenmayor sacó la pelota ante Liván Moinelo, y ni cortos ni perezosos se fueron al bullpen, en busca de ¡¿Jonder Martínez?! para que controlara la “situación”.

Luis Alberto Valdés acercaría nuevamente el marcador en la parte baja de la séptima, al sacar la pelota del parque, igualmente ante los envíos de Valdés, quien trabajó con tranquilidad extrema, pese a permitir siete imparables (los dos cuadrangulares y un doble de Donal Duarte incluidos).

En el noveno, los Caribes de Anzoátegui clavarían la puntilla, al fabricarle otra a Jonder, quien luego de un out, permitió sencillo de José Gil, cometió balk, y Gorkys Hernández conectó un infield hit por tercera, situación en la que Duarte cometió error en tiro, abriendo las puertas del plato a la sexta carrera de los venezolanos.

Los cubanos amenazaron en el noveno, ante los envíos del cerrador —sí, un CERRADOR para tirar el noveno episodio— Pedro Rodríguez, con sencillos de Duvergel y Malleta, pero Valdés de ponchó, el emergente Frederich Cepeda pereció en inofensivo elevado al derecho, y Roel Santos, uno de los héroes de la noche anterior, se fue con un lanzamiento en dos bolas sin strikes para conectar una infeliz rolata por el box que puso fin al juego.

Los que durmieron plácidamente luego de la victoria ante los boricuas, despertaron ante una pesadilla en déjà vu, viendo al pitcheo cubano desplomarse y mostrar sus carencias evidentes. Igualmente, se mostró la tozudez del cuerpo de dirección —ya sea Alfonso Urquiola o quienquiera que haya decidido las alineaciones— al insistir con Yadiel Hernández (terminó con promedio de .000 en la Serie del Caribe), y llevar a la banca a William Saavedra luego de que empujara una carrera en el partido anterior. Al mismo tiempo, prácticamente se dio el partido por perdido al volver a utilizar a Jonder Martínez (aunque esta vez la carrera que le hicieron fue sucia), luego de sus pobres actuaciones anteriores.

Con esto, la clasificación para los cubanos se pone cuesta arriba, y de no pasar podría comenzar (aunque el año pasado no sucedió nada) la tan necesaria pero tardía “purga” en la dirección del béisbol cubano, aunque en casi diez años de ineficiencia total no se ha visto nada. El método Robespiérrico solamente se ha aplicado en las figuras de los managers, como si ellos fueran los únicos responsables de las derrotas que han estado haciendo constante Manhunt al béisbol cubano.

4 comentarios

Saludos Rey, precisamente entre los tantos errores que ha cometido el equipo cubano y su dirección, está el tema de las alineaciones, al que tu haces mención y no solo en este trabajo por cierto.
En el día de hoy, siendo el lanzador derecho, podría haber colocado el 1-2 con Roel y Duvergel y de 5to y 6to a Cepeda y Malleta, a lo mejor no hubiera funcionado, pero en mi modesta opinión sería lo correcto. ¿Por qué sienta a Saavedra si el hombre ha estado bateando bien?, ¿Por qué llevan a Peraza si no lo vas a utilizar, perdiendo así la posibilidad de otro catcher mas ofensivo, que bien que hizo falta?, no sé, son tantas preguntas que me imagino se haga mucha gente.
Yo como no vivo en Cuba tengo pocas posibilidades de ver por TV el beisbol de la isla y uno sabe que la cosa está mal, pero verlo ya es otra cosa, estamos para terapia intensiva en todo. Espero, a pesar de la pésima actuación, que tengan suerte y clasifiquen. Un saludo

Hoy jueves, los dominicanos derrotaron a los mexicanos y con este resultado Cuba paso a la final a la vez que los portorriquenos quedaron eliminados. Le deseo la mejor de las suertes a nuestros muchachos pero a partir de lo que he visto hasta ahora creo que no subiran de la 4ta posicion. Sea cual sea el resultado, ganen o pierdan, seria bonito si jugaran bien, sin errores garrafales por parte de los peloteros ni por parte de Urquiola. Saludos

Aunque ganen el Sábado; esta es mi opinión:
1º Quien es, como piensa, de que es capaz de hacer y todo lo demás de Higinio Vélez lo sabemos, ha sido, desgraciadamente aun es el peor jefe del Beisbol que Cuba haya tenido jamás, el nuevo comisionado nada ha demostrado en sus primeras decisiones, pura politología barata, habla pausado, finamente, dice palabras vacías, usa los eslogan más aburridos, ¿que sabe del Beisbol moderno, no lo sé, pero confeccionar un equipo Cuba que no cumplía las elementales normas de un equipo para los tiempos actuales y llegar a San Juan con la autosuficiente percepción de que llegue yo y vengo a arrasar, “reforzamos el equipo de Pinar para demostrar que tenemos un Beisbol al nivel de esta serie del Caribe” dijo sin sonrojarse, dice a las claras de su miopía, y desconexión de la realidad.
2º Alfonso Urquiola no es ni mejor ni peor manager que la mayoría de los que actúan en Cuba, eso; en Cuba él es bueno, gana, tiene resultados, pero internacionalmente jamás ha sido igual, ni en el mundial de Panamá, ni en los Panamericanos de Guadalajara, demostró sapiencia, ya en Winnipeg en 1999 con el aun Dream team de Cuba le costo ansia y suspiro ganar, pero lo peor es como se deja meter el pie, sea por ignorancia o doblez, si Heriberto e Higinio o al revés no saben cómo se dirige un equipo en una serie del Caribe con mínimo 12 lanzadores, Urquiola debía saberlo pues ha pernotado por años en ligas foráneas en las que al parecer de estas cosas aprendió poco, ir a hacer un semejante papelazo es a él a quien le afecta en 1er lugar, aceptar a Jonder en lugar de Vladimir Baños es cuando menos desleal.
3º Tener Cuba su representante en la serie del Caribe con un año de antelación a los demás países es un defecto, un problema, sobre todo si no se organiza una estrategia para que esa aparente desventaja pueda ser una fortaleza, si la FCB, por ejemplo, desde la preparación del equipo de Pinar para la serie nacional hubiera organizado un grupo multidisciplinario de entrenadores (los mejores), coordinar con la Provincia y desde el nivel central el máximo de atención a esos jugadores, al momento de organizar los refuerzos modelar la incorporación a Pinar de varios jugadores que sean ya los refuerzos de Pinar, hacer trabajo de grupo, decir claro en ese momento que jugador de Pinar no va, la transparencia, y de esta forma el nivel competitivo llega a Febrero al más alto nivel (eje. Caribes de Anzoátegui este año), eso sería mil veces mejor que a última hora armar una lista de jugadores, rodeada de todo tipo de polémica.
4º Finalmente, diseñar otro grupo de especialistas para escrutar a los contrarios y le suministre esa información a los entrenadores que trabajan con el equipo.
No entrare a evaluar la interminable lista de errores de estrategias de Urquiola ya en la competencia que son en su mayoría consecuencia de lo aquí explicado, esta es mi modesta opinión.
Si no se enfrenta una transformación del Beisbol en Cuba, la caída continuara, es el capital humano lo más difícil de recuperar, pero existe un numero uno, elegir un jefe de la FCB con el carisma, los conocimientos de ser jefe, y las facultades que dirija este proceso de cambio, los jefes incapaces, timoratos, y cuida puesto jamás lograran resolver el problema.

Saludos JOSE, le estas pidiendo a la mata de aguacate que dé mangos, ja ja ja ja, árbol que nace torcido…o como lo dicen en nuestra hermana Puerto Rico, palo que nace doblao…

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: