SdC: ¡Cuba gana! ¡Cuba gana! ¡Cuba gana!

Contra todo pronóstico (sobre todo luego del Round Robin) Cuba se coronó en la Serie del Caribe. (Foto: Ricardo López Hevia/ enviado especial de Granma)

Contra todo pronóstico (sobre todo luego del Round Robin) Cuba se coronó en la Serie del Caribe. (Foto: Ricardo López Hevia/ enviado especial de Granma)

Por Reynaldo Cruz

Ni el más optimista de los pronosticadores habría imaginado que Cuba desbancaría al invicto Venezuela y a México para ganar la Serie del Caribe, menos haberlo hecho de una forma tan categórica y convincente luego de una Round Robin en la que fueron el equipo que peor lució, incluso peor que Puerto Rico, quien resultó eliminado. Pero sí, sucedió, y los cubanos —convertidos en los Weekend Boys— mostraron una cara que nadie vio pero que muchos quisimos ver durante toda la etapa clasificatoria, viniendo de abajo de manera categórica ante los Caribes de Anzoátegui y venciendo de manera convincente a los Tomateros de Culiacán.

Estaba siendo pesimista y mostraba resentimiento incluso cuando dije el viernes que:

Hace casi nueve años, Japón pasó a las semifinales del Clásico Mundial de Béisbol de 2006 gracias precisamente al sistema de desempate que dejó fuera a México y Estados Unidos, y terminó ganando el torneo en la final contra Cuba. Precisamente, los cubanos están en una situación similar, y aunque podrían ganar el torneo, es necesario que se reflexione sobre lo sucedido hasta el momento.

Dejaba abierta la posibilidad, pero realmente sin muchas esperanzas: la forma mostrada hasta ese momento por el conjunto cubano había dejado demasiado que desear, y las cuatro carreras iniciales que los venezolanos marcaron en el partido de la semifinal, al tiempo que los Vegueros dejaban hombres en circulación una y otra vez, no significaba otra cosa que el fin de la presentación cubana, y mejorar un lugar con respecto al año anterior.

Pero el equipo fue otro, y guiados de la mano de un resurgido Frederich Cepeda, que pareció finalmente recordar quién era —aunque un par de días en la banca y el día de descanso también debieron haber ayudado— y se quedó a un cuadrangular de la escalera (fue electo el Jugador Más Valioso del torneo), luego el brazo de Norge Luis Ruiz y el magistral relevo de Héctor Mendoza (mejor relevista del torneo).

Llegó entonces la final, y como si todo hubiese estado escrito —después del triunfo contra los Caribes los Tomateros se convirtieron en un rival asequible— Yosvani Torres caminó de manera sólida y contó con el relevo de Liván Moinelo y ¡otra vez! Mendoza, además de un vuelacercas de línea al izquierdo salido del bate de Yulieski Gourriel (mejor segunda base en el Todos Estrellas), casi copia papel carbón de aquel que dio en el mismo Estadio Hiram Bithorn (convertido en una plaza en la que para Cuba los juegos decisivos se tornan en victorias más posibles) ante Panamá en el Clásico Mundial de Béisbol de 2006.

Con la situación como estaba, y con la mentalidad que estaban mostrando los cubanos (a quienes un segundo aire pareció devolverles la vida que no habían tenido) era ya casi imposible que los aztecas lograran revertir el marcador, y una ventaja mínima pareció prácticamente inalcanzable. Mendoza, otra vez, se mostró inexpugnable y aseguró una victoria que luego de parecer imposible el viernes, se tornó evidente el sábado.

No sabemos qué hicieron Alfonso Urquiola y el cuerpo de dirección del equipo durante el viernes, pero se vio a unos cubanos que se divertían en el terreno, a quienes todo les parecía fácil, y a quienes de repente las cosas comenzaron a salirles bien. Se vio a un conjunto como hacía mucho tiempo no se veía, convencido de la posibilidad de ganar, sobre todo, como si todo lo sucedido en los cuatro partidos anteriores (incluyendo el de la victoria ante Puerto Rico) hubiese estado lejano en el tiempo y en la memoria.

Pero no lo fue, son hechos bien recientes que no pueden borrarse con la gloria del triunfo. El béisbol cubano clama por cambios, y la contundente victoria del fin de semana no debe servir para mantener el status quo imperante. Las modificaciones deben llegar, y la victoria en lugar de entorpecerlas debería servir para acelerarlas y estimularlas, pues de ellas dependerá que vengan o no otros triunfos en torneos de más exigencia.

La calidad del pelotero cubano siguió mostrándose pero las fisuras en nuestro béisbol se hicieron evidentes durante el torneo, y aunque se disiparon un poco en la semifinal y la final, no dejaron de existir en ningún momento. Falta oficio, falta concentración total en el juego de béisbol, pero más que nada, falta roce y enfrentamiento con béisbol de un nivel superior al que tiene la ya maltrecha Serie Nacional.

Lo que no faltó… y TENGO QUE CRITICARLO porque SIEMPRE criticaré que se utilice el deporte para la política, y como mismo he criticado la soberbia con que se trata el tema de los jugadores que abandonan el país, no puedo callarme el hecho de que se hayan lanzado a la grama artificial del Hiram Bithorn dos individuos portando carteles que no sabemos lo que decían. Parece mentira que sucedan estas cosas en un estadio que ha albergado tres Clásicos Mundiales de Béisbol y que albergó una buena parte de los juegos de Home Club de los Montréal Expos en su última temporada —no podemos olvidar los carteles mostrados detrás del plato en el Clásico de 2006.

Sin hacer una Tribuna Abierta, este hecho además de criticable es penoso. ¿Los objetivos? Pueden ser diversos: 1. Buscar una provocación para que el equipo saliera al terreno como sucedió en los Juegos Panamericanos de Winnipeg 1999 y desarticular totalmente al conjunto o provocar incluso un forfeit. 2. Desconcentrar a los cubanos para que perdieran el ímpetu o el curso de las acciones que realizaban. 3. Hacer una tribuna política en un escenario inapropiado e intentar que la imagen que prevalezca, en lugar de ser la de la victoria de un equipo, se la de un señor mostrando un cartel. Cualquiera que haya sido el objetivo, carece totalmente de fundamentos lógicos, pero además se trata de una estrategia más inefectiva que el Bloqueo que tiene ya más de 50 años.

Por el momento, nos toca disfrutar de un triunfo que no por inesperado deja de tener un buen sabor: el agridulce de una desastrosa ronda preliminar mezclada con una semifinal y final de ensueño, que sabe mil veces mejor que el de una preliminar fantástica rematada por la posterior eliminación ante el mismo conjunto de siempre… lo que ha sido la regla en los últimos años.

Cuba alcanza así su octava corona en la Serie del Caribe, primera desde el inicio de las Series Nacionales y desde el regreso del país a estos torneos. Solo queda sacar experiencias de todo lo que se hizo mal para que no se repita en ocasiones futuras. Por el momento, ¡SALUD, CAMPEONES!

TODOS ESTRELLAS DE LA SERIE DEL CARIBE 2015

  • Receptor: Carlos Paulino (Gigantes del Cibao)
  • Primera Base: Balbino Fuenmayor (Caribes de Anzoátegui)
  • Segunda Base: Yulieski Gurriel (Vegueros de Pinar del Río)
  • Tercera Base: Luis Yander La O (Vegueros de Pinar del Río)
  • Torpedero: Héctor Gómez (Gigantes del Cibao)
  • Jardinero Izquierdo: Leury García (Gigantes del Cibao)
  • Jardinero Central: Rico Noel (Tomateros de Culiacán)
  • Jardinero Derecho: Elián Herrera (Gigantes del Cibao)
  • Bateador Designado: Frederich Cepeda (Vegueros de Pinar del Río)
  • Lanzador Abridor: Terrance Marin (Tomateros de Culiacán)
  • Relevista: Héctor Mendoza (Vegueros de Pinar del Río)
  • Manager: Benjamín Gil (Tomateros de Culiacán)
  • Jugador Más Valioso: Frederich Cepeda (Vegueros de Pinar del Río)

12 comentarios

El triunfo cubano más increible de su historia, pero es solo suerte, ya se vera la verdadera realidad en los Panamericanos y en la Serie de los 12, por el momento a celebrar.

Hay que felicitar a los campeones, la semifinal y la final la jugaron perfecto, pero esto no debe llenar de triunfalismo a los que dirigen (es lo que suele pasar) , más bien hay que ponerse a trabajar ya, para que los muchachos adquieran todas las herramientas que necesitan para estar a ese nivel. Un saludo

Reynaldo, tus observaciones muy acertadas y justas. Ojala y el mensaje llegue a todo el que corresponda. Saludos

Desgraciadamente, el mensaje no llegará a quien corresponde, estarán demasiado embriagados con el éxito. Saludos
R.

Magnífico juego, pero se nota la falta de oficio como tu bien lo puntualizas, en el segundo el pícher mexicano estaba fuera de juego y no le dimos el puntillazo que hacía falta, pero bueno, se ganó que era el objetivo. Ya esto lo sabemos y lo vivimos con mucha emoción, ahora lo que quiero compartir con ustedes. Anoche en un momento que perdí la comunicación con Cubavisión internacional sintonicé ESPN y da la casulaidad que en ese momento le hacían una entrevista al presidente de la serie del caribe y soltaba algunas perlas que pueden facilitar el cambio necesario de la pelota cubana.
Primero que Cuba había asegurado, bajo pedido de esta organización, que se adaptará el periodo de la serie nacional al de las ligas del Caribe, es decir, un cambio de 180 grados a lo que tenemos hoy, garantizando que el campeón de la campaña en curso participe en la serie, llegando en igualdad de condiciones que el resto de los equipos y no un campeón “diferido” como fué el caso de Villa Clara y Pinar.
Segundo, Que se reducirá la cantidad de equipos drásticamente, entre 6 u 8.
Y tercero, que se autorizará a los peloteros cubanos a jugar con otros equipos del área del caribe en la misma fecha. Esto dependerá de como evolucione el tema “Embargo” y de los peloteros que queden disponibles por esta reducción de equipos, me imagino yo.
Y lo mas importante es que estos cambios se deben implementar ya en la próxima serie nacional.
Son tres temas, a mi entender, muy importante, que deben despertar nuevamente la pasión por nuestra pelota. A ver cuando se materializan.

Para los que ya pronostican resultados para los Panam y el premier 12, les diré que a esos torneos irá de manager VM32, q en nada tiene que ver con la sencillez y humildad de Alfonso Urquiola, recién casi defenestrado por apoyar una retirada del terreno de su equipo en un enfrentamiento con Industriales…Los peloteros no le juegan igual a él que a Urquiola…así no más… Se dice que cuando se gana el mérto es de los jugadores y cuando se pierde las penas del infierno caen en el director…Por eso no me he cansado en cada foro de felicitar a Urquiola….

Tevito: Vamos a ver con qué nos salen en el Panamericano y en el Premier 12. Más que VM32 por encima de Urquiola en el índice de preferencia (no olvidar que VM32 fue barrido por el USCT y al año siquiente Urquila pasó la escoba a un equipo bien similar) lo que más me preocupa es que nos e aprendan las lecciones que nos dejó esta Serie del Caribe, y que la gloria por el triun fo embriague a los que toman decisiones, nublando sujuicio totalmente.
Saludos
R.

Urquiola como manager de la seleccion nacional esta muy por encima de Victor Mesa. VM como jugador fue excelente, tal vez el mejor CF de las series nacionales donde hubo muchos buenos, no dudo que como entrenador de bateo, corrido, fildeo sea excelente pero no le den autoridad de jefe porque hay personas que se transforman cuando le dan poder y el es uno de esos. El manager de la seleccion nacional debe ser Urquiola o alguien de caracteristicas similares, respetuso, sencillo que solo le importe hacer las cosas bien y no que las camaras lo sigan y ser el centro del espectaculo. En Matanzas Victor ha hecho un buen trabajo, tal vez porque alli no hay ni mucha camara, ni mucha prensa para posar. Esperemos que los resultados de los ultimos anos que sustentan todo lo anterior sean suficientes y no se repita el error de volver a nombrar a Victor ni a nadie como el para dirigir el equipo grande en los eventos internaccionales. Saludos

No se porque dicen que nadie se hubiera imaginado el Triunfo de Cuba, sobre Venezuela y Mexico, parece que olvidan que en Cuba el Beisbol es tradicion y se juega desde 1873,Cuba ha acumulado numerosos titulos a nivel Mundial, mucho mas que Venezuela y Mexico.

Pingback: San Frederich, o la ingratitud de los hombres (+Estadísticas y Gráficos) « Universo Béisbol

Pingback: San Frederich, o la ingratitud de los hombres (+Estadísticas y Gráficos) | elpalcodelahistoria

Pingback: San Frederich, o la ingratitud de los hombres

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: