Béisbol Cuba-MLB: ¿Cerrando el dominó, reinicio de la Guerra Fría o soluciones a la mano?

El conflicto relacionado con el béisbol entre Cuba y Estados Unidos no se solucionará con "un juego". (Foto: Tomada de OnCuba)

El conflicto relacionado con el béisbol entre Cuba y Estados Unidos no se solucionará con “un juego”. (Foto: Tomada de OnCuba)

Por Reynaldo Cruz

Pese al revuelo y el interés que han causado las declaraciones de Comisionado de la Major League Baseball Rob Manfred, en las que expresaba la intención del béisbol más fuerte del planeta en jugar partidos de exhibición en la Isla Caribeña, sobre todo luego del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países, las autoridades cubanas han negado que se hayan efectuado conversaciones al respecto. Por otro lado, la Federación Cubana de Béisbol también desmintió un rumor acerca de la posible contratación o presencia de cubanos en República Domimnicana, al tiempo que los contratos a peloteros cubanos en Grandes Ligas siguen cayendo como fichas de dominó.

Uno podría no pretender relacionar todos estos eventos, pero en realidad todo podría estar estrechamente vinculado.

En primer lugar, el restablecimiento de relaciones diplomáticas no ha impedido que los clubes de la MLB sigan poniendo grandes cantidades de dólares en manos de peloteros cubanos, como ocurrió recientemente con los casos de Pablo Millán Fernández (8 millones) y Héctor Olivera (62.5 millones), ambos a engrosar las ya cubanizadas filas de los Dodgers de Los Angeles.

Esto, como es de esperar, no es muy bienvenido por la Federación Cubana de Béisbol (quitemos de acá el “aficionado”), que al igual que las Grandes Ligas está sujeta a las leyes de su país, y por ende obligada a esperar a que el asunto de las relaciones diplomáticas “se aclare” o “se defina”. Lo que sucede es que mientras esperan, varios atletas siguen cruzando el mar arriesgando sus vidas con el objetivo de firmar contratos con la MLB, algo que se ve cada vez más estimulado debido al éxito que algunos de los peloteros fichados han obtenido o debido a la cantidad de dinero que se ha pagado a jugadores que en Cuba eran de la media.

El contraro de 62.5 millones firmado por Héctor Olivera fue una sorpresa para muchos. (Foto: AP)

El contraro de 62.5 millones firmado por Héctor Olivera fue una sorpresa para muchos. (Foto: AP)

Este fenómeno realmente no conviene a ninguna de los dos máximos organismos rectores del béisbol, que se han visto atrapadas en el “fuego cruzado” de dos naciones que no acaban de entenderse finalmente. Mientras los peloteros cubanos sigan abandonando el país ilegalmente, pasando entonces por República Dominicana o México y manteniendo a veces el status de alto secreto en cuanto a su ubicación o sus intenciones, el béisbol cubano seguirá viéndose desangrado poco a poco, en tanto los conjuntos de las Mayores seguirán viéndose obligados a echar en los bolsillos de éstos grandes cantidades de dinero a ciegas, a veces sacando muy buenos dividendos, otras (muy pocas) terminando en un total fiasco.

En medio de este escenario, la Federación Cubana de Béisbol se ha centrado en cerrar filas, y enfatizar —ante las declaraciones hechas por Manfred— que no se han sostenido conversaciones al respecto. Evidentemente, hay cuatro posibles objetivos por los cuales se han hecho ambas declaraciones:

  1. Es muy posible que la Federación esté intentando persuadir a la Major League Baseball para iniciar ya las conversaciones al respecto, y para tomar ya una acción más concreta que expresar el “deseo” o la “voluntad”.
  2. Tampoco puede descartarse la posibilidad de que la parte cubana esté intentando cerrar la puerta a las posibles intenciones de la MLB, toda vez que estas no les parezcan lo suficientemente claras o legítimas (las autoridades cubanas siempre mirarán con suspicacia todo lo que venga de Estados Unidos).
  3. Es también posible que la MLB esté expresando interés, pero que realmente este no exista o no sea legítimo o simplemente estén seguros de que la respuesta cubana será negativa y quieran con ello crear un clima desfavorable (pensemos en la posibilidad 2)
  4. Mucho menos pueden dejar de considerar que no es improbable que dichas conversaciones aún “no efectuadas” estén teniendo ya lugar, por debajo del tapete, para evitar posibles boicots o posibles sabotajes por problemas políticos.

En cualquiera de los tres casos, está bien claro que ambas partes esperan a que sus respectivos gobiernos den sus pasos o tomen sus decisiones para actuar. Esto puede parecer prudente, pero en el proceso está siendo demasiado demorado llegar a un acuerdo que beneficie a ambas partes… sí, es posible un acuerdo beneficioso para ambos, aunque para ello el gobierno norteamericano debería hacer una salvedad y eximir al béisbol de las leyes del bloqueo o embargo (dependiendo de quién lo diga o lo escuche).

En primer lugar, debe ser objeto de preocupación para ambos que tantos peloteros estén arriesgando sus vidas y las de sus familias cruzando el océano, y este debe ser el centro de las conversaciones en caso de que ambas partes decidan llegar a un acuerdo. Por otro lado, a los norteños debe preocupar el hecho de que en serio a veces no saben qué están adquiriendo con los jugadores cubanos cuando los contratan —debido a que han visto muy poco de ellos— y a la parte cubana debe inquietar que sus mejores talentos sigan persiguiendo el sueño de las Grandes Ligas sin que el organismo que los formó como atletas reciba beneficio alguno por ello.

Entonces, las soluciones están aparentemente a la mano:

  1. La MLB debería privarse de fichar a los peloteros cubanos que hayan abandonado el país ilegalmente (claro, a aquellos que lo hagan después de anunciado el acuerdo), y aplicar esta regla a las ligas que pertenezcan a la American Association —como mismo hacen en la actualidad con aquellas que intentan fichar a los cubanos con la anuencia de la Federación Cubana. Esta ley es incluso aplicable si el jugador en cuestión firma primero con un tercer país.
  2. La FCB debería permitir que los scouts de la MLB accionen en Cuba y fichen a los peloteros cubanos que hayan jugado cinco temporadas de Series Nacionales o tengan 24 años de edad. En este caso, estarán disponibles los peloteros que tras dos Series Nacionales sin haber jugado como regulares y a los 22 años de edad estén en sus equipos como jugadores de cambio.
  3. La MLB debería derogar inmediatamente la ley que obliga a los peloteros cubanos a abandonar Cuba y establecer residencia en un tercer país para poder firmar contrato con un equipo de Grandes Ligas, al tiempo que el Gobierno de Estados Unidos debería crear una dispensa en las leyes del embargo/bloqueo que exima a la MLB de las mismas para que los jugadores puedan ayudar a sus familiares y amigos en Cuba.
  4. Debería crearse un sistema que permita que el equipo de la MLB que fiche a un pelotero cubano pague una indemnización a la Federación Cubana por la salida del jugador, dinero que debería ser utilizado íntegramente (y con informes detallados a los jugadores y sus respectivos equipos) para desarrollar el béisbol en Cuba desde la base y mejorar la Serie Nacional.
  5. En caso de que un pelotero quisiera jugar en la MLB sin cumplir los ya mencionados requisitos, el equipo que pague por sus servicios debería pagar un impuesto mayor a la Federación Cubana (creándose un mecanismo que haga que para cada circunstancia sea una cifra determinada).
  6. Los peloteros cubanos que estén jugando en las distintas ligas podrían representar al país en torneos como los Clásicos Mundiales de Béisbol y el Premier 12, pero el equipo Cubano debería estar integrado al menos en un 15% por jugadores de la Serie Nacional, pues entonces ¿qué incentivo tendrían aquellos que no son interés de la MLB u otras ligas? Los cubanos que hubiesen firmado contrato con la MLB luego de establecidos los acuerdos no deberían ser sujetos a las listas de fatiga como el resto de los jugadores MLB, excepto la limitación de lanzamientos vigente para todos los equipos.
  7. Los peloteros cubanos que hubiesen sido fichados previo a la supuesta ley, podrían visitar Cuba cuando lo deseen sin que ninguna de las dos partes obstaculice o entorpezca dichas visitas con restricciones de ningún tipo.

Sin que esto quiera decir que estas siete medidas son la “mágica solución”, una luz al final de tan oscuro túnel podría ser comenzar a dar pasos como los mencionados. Si en más de una ocasión ha habido inmovilidad por la parte cubana, tampoco ha habido (que sepamos) un acercamiento por parte de la MLB que ponga un freno a un asunto que involucra delitos tan delicados como el tráfico de personas, el secuestro o la estafa. Lo más importante es que los peloteros cubanos puedan firmar contratos con clubes de la Gran Carpa teniendo la aprobación de ambas partes y sin que tengan que arriesgar sus vidas o perder su nacionalidad para ello: ese debería ser el centro del debate si los dos grupos se decidieran a buscar una solución al problema en lugar de buscar el conflicto e intentar culparse el uno al otro.

Por supuesto, que estas posibles soluciones llevarían más tiempo de conversaciones y ejecución que el que puede tomar a cualquiera en pensarlas. También habría que ver cuál es el escenario entre las dos naciones, y en qué para el asunto de las conversaciones bilaterales… el béisbol de las dos naciones más históricas del planeta seguirá por el momento atrapado en medio de un conflicto que lo ha dañado por más de 50 años. La política seguirá —por el momento y desafortunadamente— tirando de los hilos en este asunto.

8 comentarios

Muy buen trabajo Reynaldo, ojalá lo que suceda en la realidad se acerque a esa propuesta de siete puntos que haces. Particularmente discrepo con algún que otro detalle, pero en esencia la considero excelente,
saludos, Cmario.

Pingback: Béisbol Cuba-MLB: ¿Cerrando el dominó, reinicio de la Guerra Fría o soluciones a la mano? (28/3/2015) | elpalcodelahistoria

Saludos Reynaldo:
*** Otro escenario puede ser, supongamos que:
1º Una Empresa Europea especializada es contratada por Cuba para que represente a los jugadores Cubanos en su contratación en cualquier liga.
a- En este contrato se establecen las reglas, entre ellas, la elegibilidad de los jugadores para representar Cuba, su participación en la Serie Nacional, y todos los que se correspondan con las políticas generales aprobadas por el gobierno de Cuba y las que garanticen los intereses de dicha Empresa y cada jugador.
2º La mencionada Empresa negocia con Estados Unidos una licencia para actuar como intermediario con MLB y los jugadores Cubanos (FCB), y derechos a comprar en el mercado de Estados Unidos alimentos y exportar a Cuba.
3º La Empresa negocia con MLB y logra un acuerdo que favorezca a ellos (MLB) entre estos abaratar los costos o sea un jugador en sus 3 1ros años en MLB no podrá ganar más de 3 millones por temporada o algo parecido este sería el gancho para que MLB abandone su política actual, y seria apoyado por el sindicato y todos los jugadores pues realmente es injusto que llegue un Cubano y gane más que un nativo en sus 1ros años sin haber jugado un juego, (Los equipos pagan a esa Empresa el valor de los contratos a jugadores Cubanos (menos gastos de jugadores en Estados Unidos ej., tarjetas de créditos), este dinero se deposita en una cuenta bajo control de la OFAE en un Banco en Estados Unidos.
4º La mencionada Empresa invierte ese dinero (menos su comisión), en comprar alimentos por pedidos de Cuba, y los que exporta a Cuba.
5º Cuba le paga en pesos al cambio (ej. 1 millón serian 25 millones de pesos), el que se deposita en una cuenta de esa Empresa en un banco de Cuba.
6º La Empresa con esos pesos les paga a los jugadores el 100% de su salario pactado, menos la comisión legalmente aceptada hoy en día por MLB para representantes de jugadores.
7º Cuba soberanamente establece su política de impuestos acorde a la práctica universal.
Yo creo firmemente en los valores de las Empresas como organizaciones creadoras de empleos y de riquezas en las sociedades, rechazo toda practica de administrarle la vida a nadie, o sea cada jugador en el marco de las regulaciones negocia libremente su contrato y paga sus impuestos, finish.

Saludos Rey, por desgracia todo esto es un tema político y tendrían que cambiar muchas cosas para que surja el marco apropiado. De momento solo hay declaración de intenciones, pero nada concreto. Queda un camino muy largo por recorrer, ahora bien creeme que la palabra clave aquí se llama libertad, sin eso, nada es posible. El párrafo final en el comentario de JOSE da la clave, aquí no hay que administrarle la vida a nadie, cada cuál debe ser libre de escoger lo que crea más conveniente para su vida y para su desarrollo personal y laboral, residir y vivir donde quiera o pueda, sin que nadie tenga que intervenir, salvo causas mayores relacionadas con delitos u otras faltas muy graves.
Por tanto Rey, yo creo que ni el estado cubano ni su federación tienen que actuar como meros recaudadores de dinero en estos casos (porque de eso se trata, no te quepa ninguna duda), solo si el jugador asi lo desea, será representado por una empresa cubana destinada a tal efecto y por esa vía entrará dinero al país. De todas formas, cuando las contrataciones se generalicen, el dinero va a fluir solo hacia Cuba, y será otra manera de que entren divisas al país. Sí son inteligentes y se dejan de tanto control sobre los peloteros, la cosa va a salir mejor. Siempre recuerda el caso de Legrá, eso no es justo.
Un saludo

Todo lo que dice es muy bonito Reynaldo , pero de ¿qué Organismo que los formó Ud. está hablando ?. Por lo pronto, lo invito a que se dé una vuelta por cualquier área deportiva , donde haya niños jugando al beísbol y tómese el tiempo para preguntarle a los Padres…¿cómo compró el guante ?, ¿cuánto costó la merienda ?, ¿ cómo adquirió los spikes ?, etc. y notará más rápido que la velocidad de la luz, que hoy en día, formar un « Peloterito » le va costando más a un Padre que al propio Estado.
Entonces, cómo a la « hora de los Mameyes », vamos a estar hablando de « Organismo que los formó », por favor , comprendo que el tema es complejo, pero ¿por qué todas la negociaciones deben pasar por pagar un dinero al Gobierno , como si se tratara de la Lliga Japonesa ?, donde por mucho , cada Club , sí se ocupa de formar los nuevos talentos.
Esto dentro de todo el « yerbazal político », es algo en lo que no estoy de acuerdo. Además, si se quiere ayudar en serio a este deporte ¿por qué no permiten Academias Privadas como existen en Dominicana , Venezuela , Puert Rico, auspiciadas por las Grandes Ligas y que entonces se paguen los impuestos necesarios, por el espacio que ocupan dentro de Cuba? Ahhh, entonces no, porque es el « Estado el único que tiene la Patria Potestad sobre sus individuos y su formacion como atletas ». Pero no tienen un « kilo » para darle uniformes decentes y los implementos necesarios para la práctica del mismo.
En fin, que para arreglar ese « potaje » se necesita mucha « voluntad política » y menos oportunistas que de un lado y del otro quieran llenarse los bolsillos con los Peloteros, que son al final de la ecuación, los que llevan el talento. ¿ Y si no me cree, por favor, haga una encuesta entre los Peloteros del país y verá lo que piensan ?

Eso es historia más que conocida, y si lee algunas de las cosas que he escrito en el pasado se dará cuenta de que sé perfectamente de lo que usted está hablando. Pero sabemos también que nadie va a dar su brazo a torcer si no obtiene ningún beneficio y a la larga, una solución que “acomode” a ambos lados es lo más importante para proteger la vida de los peloteros que cruzan el mar de manera ilegal, para que no lo sigan haciendo, que REPITO, debe ser el centro de los debates.
Saludos y gracias
R.

Pingback: Caso Gourriel-Yokohama: Tropezando con la misma piedra… « Universo Béisbol

Pingback: Caso Gourriel-Yokohama: Tropezando con la misma piedra… | DeporCuba

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: