54 SNB: Ya finalistas, Tigres blanquean y Piratas apabullan en 11 innings

Piratas comen Cocodrilos en pantano ajeno y van a la finel por vez primera en su historia. (Foto: Ricardo López Hevia/ Cubadebate)

Piratas comen Cocodrilos en pantano ajeno y van a la final por vez primera en su historia. (Foto: Ricardo López Hevia/ Cubadebate)

Por Reynaldo Cruz

Hay que poner el honor donde corresponde el honor, y lo que han hecho los Tigres de Ciego de Ávila y los Piratas de Isla de la Juventud es precisamente demostrar que no hay nada como un día después de otro y un juego después de otro. Es por eso que son ellos y no matanceros y granmenses los que discutirán el título de la pelota cubana, y el Estadio José Ramón Cepero será testigo de una final de Serie Nacinal inédita, pues los pineros están en territorio totalmente desconocido (su mejor ubicación histórica había sido un tercer puesto), mientras que los Tigres (apenas en su tercera final) estarán buscando su segundo cetro.

No puede pensarse en justificaciones a la hora de ver quiénes pasaron y por qué: los granmenses, por ejemplo, dominaron cruelmente el bateo de la temporada clasificatoria, con varios de sus jugadores metidos en las porfías por los lideratos ofensivos en categorías claves para la producción de carrera. Sin embargo, ante Ciego de Ávila, y sobre todo ante Ismel Jiménez y Yander Guevara (18 INN, 6 H, 0 C, 13 K, 2 BB entre los dos), luciendo casi como lució Cuba ante Japón en el Clásico Mundial de Béisbol de 2009.

“Tyger, tyger, burning bright
In the forests of the night,
What immortal hand or eye
Could frame thy fearful symmetry?”
_ William Blake, en The Tyger

Los Tigres fueron superiores, y supieron sobreponerse a un muy mal partido en la apertura con un KO contundente, par de lechadas y una remontada de siete anotaciones en un inning. El dominio total mostrado sobre sus rivales permitió que el equipo que llegó a la postemporada con menos fanfarria discuta el gallardete por tercera ocasión en cinco años. Pese a algunas imprecisiones claras mostradas por su alto mando (todos se equivocan), los Tigres fueron mejores que los Alazanes y se ganaron el derecho a medirse con los eléctricos de esta temporada.

Los matanceros, por su parte, jugaron muy bien hasta cierto punto, pero ese “cierto punto” fue el que terminó sepultándolos. La presión en los momentos claves fue determinante en el resultado de los Cocodrilos, con errores en jugadas cruciales que dieron al traste con las aspiraciones de los yumurinos, sobre todo fallas terribles en la línea central (recordar que ya no tienen a Lázaro Herrera, José Miguel Fernández y Dainer Moreira), que los sepultaron en su propio pantano. Pero además le faltó un poco de aplomo a su director (cambiando lanzador tras lanzador, a veces en situaciones y formas inexplicables), aunque esto se justifica con el PÉSIMO trabajo de su pitcheo de segunda línea, incapaz totalmente de sostener ventajas y de sobreponerse a los errores de la defensa, más por presión que por falta de habilidad. Ese undécimo episodio —maldito para ellos, pues tres de las cuatro victorias pineras cayeron en esa entrada— fue sin dudas para el olvido, y en realidad fue un inning en el que jugaron como mismo han hecho jugar a sus rivales en más de una ocasión (véase Sancti Spíritus hace dos años).

“Fifteen men on the dead man’s chest–
…Yo-ho-ho, and a bottle of rum!
Drink and the devil had done for the rest–
…Yo-ho-ho, and a bottle of rum!”
_Robert Louis Stevenson, en Treasure Island

Ni Henry Morgan, ni John Silver, ni Jack Sparrow, ni Davy Jones, ni Barbanegra, ni ningún otro pirata, real o ficticio, tuvo que ver en el triunfo pinero—los Piratas de los que hablamos se llaman Michel, Héctor Manuel, Danny, Rigoberto, Julio Pablo, Jorge… El equipo más pequeño de Cuba (en territorio, estadio y cantidad de habitantes) se vio grande, inmenso, contra un rival que dio muchas brechas e hizo agua a la ofensiva y desde la lomita y ellos supieron aprovechar cada una de las oportunidades.

Ciego de Ávila 3, Granma 0
Yander Guevara se subió al box y encarnó al Ismel Jiménez de dos jornadas antes para pintar de blanco a unos pálidos Alazanes que solamente entraron cuatro veces en circulación. El diestro avileño se vio dominante en extremo, al trabajar las nueve entradas con apenas tres hits, sin boletos un pelotazo y seis píldoras amargas a sus rivales (Game Score: 87). Juan Ramón Olivera no estuvo muy mal, al permitir cinco hits y tres carreras en cuatro y dos tercios, pero la ofensiva granmense muy poco pudo hacer. Raúl González con un doble y dos empujadas y Ariel Borrero con un sencillo empujador fueron los más productivos en una tanda avileña a la que le fue suficiente con esa escasa productividad.

Isla de la Juventud 15, Matanzas 5 (11 innings, SÍ, 11 INNINGS)
Un racimo de 10 carreras en el inning 11 dio a Isla de la Juventud el pase a la discusión del cetro por primera vez en su historia. Jonder Martinez volvió a trabajar muy bien y volvió a irse a casa sin decisión, al mantener en dos carreras y seis imparables con par de ponches y par de boletos a la tanda pinera. Pero nuevamente el bullpen de Víctor Mesa hizo aguas, y los Cocodrilos terminaron sin poder nadar libremente en su propio pantano, pues entre diez relevistas toleraron 14 inatrapables y 12 anotaciones, al tiempo que regalaban tres boletos, tiraban un wild y pegaran un pelotazo. Los Piratas marcaron dos en el primer inning pero los Cocodrilos le fueron encima a un Yoalkis Cruz que tampoco lo hizo mal del todo (7 IP, 8 H, 4 C, 2 CL, 3 K, 4 BB), y tomaron la delantera; pero nuevamente el pitcheo de segunda línea de los yumurinos flaqueó y permitieron una en el octavo y dos en el noveno. Sin embargo, Matanzas empataría el juego en la parte baja del noveno, con un elevado de sacrificio de Leandro Turiño. Pero ya Héctor Mendoza estaba en el box, y en el inning 11 un error de Luis Yander La O con las bases llenas trajo la ventaja al tiempo que los locales se derrumbaron y se hundieron. Luis Felipe Rivera (de 5-4, 2 C, 2 2B, 2 CI), Julio Pablo Martínez (de 7-3, 3 C, 3B, HR, 2 CI), Luis Abel Castro (de 6-2, CA, 2 CI), Yanier Herrera (de 2-2, 2 C, 2B, 2 CI) y Aquino Jiménez (de 1-1, 2 CI) fueron los más productivos por los vencedores. El derrotado fue Félix Fuentes, aunque el desfile que siguió tiene una alta dosis de responsabilidad en el resultado.

La Gran Final iniciará el próximo viernes en el Estadio José Ramón Cepero.

1 comentario

Saludos Rey. Hay que quitarse el sombrero con la Isla, los piratas se comieron a los cocodrilos y los dejaron con las ganas un año más de aspirar al título de Cuba. Los pineros se ven bien entusiastas en el terreno y van con muchas ganas a la final, donde en mi opinión, Ciego sale como favorito, al ser un equipo más hecho y consolidado en las últimas Series. Un saludo

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: