Canada-Cuba Goodwill Tour 2015: Una experiencia gratificante (+Fotos, English Version)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Por Reynaldo Cruz

Organizado por Dennis Woodworth, y teniendo como embajador al ex ligamayorista Devon White, el Tour de Buena Voluntad Canadá-Cuba 2015 se desarrolló en Holguín del 5 al 9 de abril. En esos días, un grupo de niños canadienses provenientes de Prince Edward Island viajaron a la provincia nororiental acompañados de sus padres y varios familiares para conocer un poco más sobre Cuba, disfrutar del béisbol caribeño y compartir con niños cubanos de su propia edad.

A pesar de que los visitantes (que llegaron a Holguín gracias a los vínculos del baguanense Julio Fernández con Woodworth) fueron apabullados en el primer encuentro y cayeron por la mínima en los tres restantes (quedaron tendidos en el terreno con un wild pitch en el último partido), la experiencia fue grandiosa para todos.

El equipo, dirigido por Jason Monaghan, estaba formado por niños que debían cumplir con tres requisitos fundamentales: tener buen servicio comunitario, ser buenos estudiantes y por supuesto, amar el béisbol. Las edades oscilaban entre 12 y 14 años y jugaron los partidos de apertura y cierre en el Estadio Calixto García, además de uno en Báguano y el otro en Tacajó, pero no lograron vencer en ningún partido.

Woodworth, quien comenzó estos tours en la provincia de Matanzas, esgrime una frase que lo ha acompañado durante mucho tiempo: “Siempre comienzo con una idea que dice ‘La felicidad es…’ y después de mucho pensar vienen a mi mente solamente dos palabras: amor y familia (…) Estos niños se ganaron el derecho de estar acá en Cuba.”

“Si hacemos las cosas correctas —agrega Woodworth—, por las razones correctas, obtendremos los resultados correctos.”

Por su parte, White apuntó que es “muy reconfortante compensar de alguna manera al juego.”

El tour tiene frente a sí un ambicioso y noble proyecto que planea extenderse a otros municipios y provincias. “Es solo el comienzo.”

English version:

Organized by Dennis Woodworth and having former major leaguer Devon White as the ambassador, the Canada-Cuba Goodwill Tour 2015 was held in Holguin from April 5 to April 9. During those days, a group of Canadian children from Prince Edward Island traveled to the northeastern province along with their parents and other relatives to know a little more about Cuba, enjoy Caribbean baseball and share with Cuban children of the same age.

Even though the visitors (who made it to Holguin thanks to Woodworth’s ties with Baguano-native Julio Fernández) were steamrolled in the first game and fell in three one-run games (they even gave up a walkoff wild pitch in the last match), it was a great experience for all of them.

Managed by Jason Monaghan, the team was made up by kids who should meet three main requirements: good community service, good students and of course love the game of baseball. Ages ranged mainly from 12 to 14 years of age and they played the opening and closing games at Estadio Calixto Garcia, apart from one in Baguano and the other in Tacajo, but the managed to win no games.

Woodworth, who started these tours in the province of Matanzas, holds as the banner a phrase that goes back a long way with him: “I always start with an idea that goes ‘Happines is…’ and after some thorough thinking there are two words that always come to my life: love and family (…) these kids have earned the right to be here in Cuba.”

“If we do things right —adds Woodworth—, for the right reasons, we should get the right results.”

White, on the other hand, pointed that “It’s really comforting to give back to the game.”

The Tour has ahead a very ambitious and noble project that includes extending to other municipalities and provinces. “This is only the beginning.”

2 comentarios

Ñooo, qué bien. Sabes, yo los vi en Matanzas. No me lo propuse, pero ese fin de semana habia ido a visitar a mi papá y los vi mientras esperaba en el viaducto un carro para regresar a La Habana. Jugaron en el beisbolito que está antes de la Playita del Tenis y hasta donde lo vi, los cubanitos también iban ganando. Fue muy lindo. El público repletó el pequeño estadio. Vinieron canadienses, además de los familiares, a apoyar a los niños, y hasta nosotros los que esperábamos transporte estuvimos pendientes del juego. Gracias por esta nota y besos

Gracias, K: Realmente es un proyecto extremadamente noble, que en Holguín se vio en peligro debido a la oblicuidad cerebral de algunas personas acá. Esperemos que se repita, y por mi parte haré todo lo posible por que triunfe.
Besos

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: