Ay, béisbol en Cuba… ¡qué difícil lo que te toca!

Año tras año, desaparecen algunos peloteros de estas imágenes. (Foto: Koji Watanabe/ Getty Images)

Año tras año, desaparecen algunos peloteros de estas imágenes. (Foto: Koji Watanabe/ Getty Images)

Por Reynaldo Cruz

Es verdaderamente doloroso ver hoy el béisbol en Cuba; sobre todo para una generación como la mía, que creció bajo la emoción de ver a Lázaro Junco derribar el récord de jonrones del gigante Antonio Muñoz, a Jorge Luis Valdés pasar al gran Braudilio Vinent en victorias en Series Nacionales, a Villa Clara ganar tres cetros seguidos para ser parados en seco por unos Industriales que se rehusaron que alguien más tocara su preciada cadena, a tres toleteros en Orestes Kindelán, Omar Linares y el propio Junco llegar a 400 bambinazos. A diferencia de aquellos tiempos, en que había menos que hoy, el béisbol está actualmente en una situación más que difícil.

Mi generación vio cosas geniales y funestas: vimos cómo se ganaban dos títulos olímpicos y también vimos cómo un equipo universitario de Estados Unidos barría a una escuadra prácticamente invencible como la cubana en cuatro partidos celebrados en Millington. Seguimos con pasión la cadena de 37 juegos consecutivos bateando de hit de Rey Isaac y también vimos como el Orlando “El Duque” Hernández le apagaba la noche para ponerle fin a su sueño. Disfrutamos los dos partidos contra los Baltimore Orioles y lloramos desconsolados cuando la muerte implacable decidió arrebatarnos a Miguel Caldés.

Vimos cómo Cuba pasó casi diez años consecutivos sin conocer la derrota en torneos internacionales oficiales, y también observamos cómo se nos escapaban uno a uno René Arocha, Liván Hernández, su hermano El Duque, Osvaldo Fernández, Rolando Arrojo, José Ariel Contreras y TODOS los que vinieron después.

Fuimos testigos de la debacle del béisbol cubano, iniciada luego del retiro masivo de figuras como Orestes Kindelán, Omar Linares, Antonio Pacheco, Germán Mesa, Luis Ulacia… y se confirmó después de lo que sería tal vez su momento más brillante (el Clásico Mundial de Béisbol de 2006), cuando comenzaron a marcharse los peloteros como nómadas en busca de agua, y los títulos internacionales comenzaron a ser exhibidos en las vitrinas de otros.

Perdiendo terreno…

Pero tal vez lo peor de todo es que el béisbol hoy se escapa de la preferencia de la gente, atiborrada con sobredosis de fútbol de alta calidad que si bien hoy sufre de la adulteración de la narración cubana (con todo respeto para Renier González y Sergio Ortega, nuestros dos mejores exponentes), en algún momento fue ofrecido en directo con las voces de Luis Omar Tapia y Diego Balado, o sea, producto puro, limpio y de calidad. Sin embargo, el poco béisbol de Grandes Ligas que puede verse hoy en la televisión cubana, cuenta, además de las infames y arcaicas mutilaciones, con una narración que todo lo que hace es repetir una y otra vez datos de los jugadores que vienen al bate (los mismos datos, cada vez que comparecen).

Todo esto si no contamos lo que sucede con los equipos de Grandes Ligas donde juegan los cubanos, pues en estos casos los partidos son mutilados —creo que ahí subyace una de las razones por las cuales no podemos verlos en vivo— y apenas se hace mención a los nacidos en la Isla, como si el simple hecho de que estén triunfando en la MLB, y brillando A PESAR DE TODO no fuese un motivo para sentir ese orgullo de cubano.

Es lógico que las nuevas generaciones prefieran entonces al fútbol, un deporte que pueden disfrutar sin que la cruel navaja de la censura les prive de jugadas o hechos que podrían erizarle la piel.

No vimos nunca, por ejemplo, el espectacularísimo juego de cero-hit-cero-carrera lanzado por Clayton Kershaw el pasado año, ni si quiera en la modalidad de recap, porque Yasiel Puig estaba en ese partido. Vemos además como el volumen master de TeleSur baja en los telerreceptores cubanos cuando surge la posibilidad de que aparezca el nombre de Puig, Aroldis Chapman, Yoenis Céspedes, Alexander Guerrero, José Dariel Abreu, Alexei Ramírez o el de cualquier otro (hace un par de años era fácil mencionarlos a todos en una línea, ahora se necesita un párrafo solamente para los nombres).

Será muy difícil reconquistar la pasión de la gente mientras no puedan ver a los peloteros de su país en el mejor béisbol del mundo.

Más los problemas internos…

Todas las ligas tienen problemas internos, muchos de los cuales salen a la palestra pública, no para que la gente ofrezca una solución, ni para que se den banquete, sino por el simple hecho de que cada uno de ellos puede tener una repercusión que cambie por siempre el curso de la liga o la federación. La nuestra no deja de tenerlos, pero el velo del secretismo se despliega sobre ellos como un fantasma en una casa embrujada.

Entonces, suceden las cosas y la gente se pregunta qué pasó, o aparece un garganta profunda (aka Alfonso Urquiola) y sin decir mucho anuncia “corrupción” o “inmoralidades”, y luego, más silencio. Así, desaparece además el contrato millonario que tenía Yulieski Gourriel con los Yokohama DeNA BaysStars de la Nippon Professional Baseball, de manera abrupta, y en un hecho cargado de irregularidades y no de “transparencia” como declaró la Federación Cubana de Béisbol. Los rumores van desde un simple desinterés del jugador hasta un contrato multimillonario con los New York Yankees de las Grandes Ligas, pero no se sabe nada más que de su lesión (de la cual ya está recuperado).

Podría hablarse solamente de rumores infundados, pero los hechos están allí y hablan por sí solos: no todos los jugadores, o managers o árbitros reciben el mismo tratamiento o la misma pena por una infracción similar. A unos les cuesta una metedura de pata más caro que a otros, y todos en Cuba lo saben, por eso algunos se miden en demasía (temiendo sufrir el puño de la “ley”) y otros evidentemente se extralimitan con total impunidad.

Por otro lado, el sistema de contratación, sobre el que muchos se crearon grandes expectativas, se ha visto aún lento, aunque la contratación de Yunieski Gourriel, Alexei Bell, Yordán Manduley e Ismel Jiménez por parte de los Capitales de Quebec mostró un proceso un poco más ágil. No obstante, quedan numerosas lagunas en los procedimientos, y todo parece indicar que quienes sean contratados o no parte de una decisión de la Federación Cubana de Béisbol, que se encarga de poner en el avión a quien consideren que se lo merece (ojo, todos los peloteros que han sido contratados se lo merecían, de hecho, todos los que no han sido contratados, también).

Pero tal vez lo que más daño hace es precisamente el misterio y la falta de información en cuanto a cómo se gestan las cosas, además de las deficiencias —más allá de lo deportivo— que imperan en la Serie Nacional de Béisbol: total desorden en cuanto a las fechas, poco ajuste a lo que se determina de un inicio y decenas de miles de improvisaciones durante el desarrollo de la campaña nacional, eso sin contar con que ha habido al menos cuatro estructuras y formatos en los últimos veinte años.

Y del amor por el béisbol, ¿qué?

La gente va perdiendo la emoción con el béisbol, a pesar de que es verdad que en los play off siempre pasa algo que parece rescatarla, sea el incentivo de que Ciego de Ávila discutiera el cetro, o que Matanzas estuviera en la final, o que La Isla hiciera la hombrada. Pero esas pasiones se antojan efímeras, tienen el tiempo de vida de siete juegos, los días de descanso y traslado intermedio y el tiempo que se demore en llegar el equipo que terminó en la carretera (sobre todo si ganó) a su tierra. El aficionado cubano discute solamente cuando sucede algo trascendental —muestra de que sí, la pasión aún vive— y es muy difícil que el cubano, el manager más multifacético de todos los fanáticos del planeta, no tenga criterio sobre algo que pasó, aunque no lo haya visto. Pero poco a poco van cambiando de canal, o prefieren escuchar el derby de la Liga Española de fútbol por la radio, o incluso optan por pagar hasta dos dólares para poder disfrutar del partido en vivo, mientras nuestros peloteros, sudados, al sol, juegan a grada vacía o prácticamente vacía, contra un público ferviente amante del béisbol, leal seguidor del equipo, aburrido y sin más nada que hacer, o simplemente apostador.

Atrás han quedado los años del jonrón de Ty Griffin contra Taty Valdés y el de Lourdes Gourriel contra Jim Abbot; los tiempos de la estelar demostración de José Ariel Contreras contra Estados Unidos o la blanqueada de Ben Sheets sobre Cuba. En la memoria han quedado las glorias de las victorias cerradas y espectaculares en el juego bueno, siguiendo derrotas en etapas preliminares contra los mismos equipos. En el pasado ha quedado la emoción de la gente por un triunfo en un difícil e inhóspito torneo internacional o por un play off Industriales-Santiago de Cuba.

Ahora lo que emociona a las nuevas generaciones es cuántos goles tiene Lionel Messi o si Cristiano Ronaldo se quita o no la camiseta después de anotar un tanto —la rivalidad entre ambos y entre el Real Madrid y el FC Barcelona paraliza totalmente a Cuba entera. ¿Puede acaso alguien culparlos? Estamos seguros de que igualmente se paralizaría el país para ver lanzar en vivo a Aroldis Chapman o a Odrisamer Despaigne, para ver cada turno al bate de Yasiel Puig o José Dariel Abreu; como mismo sucedía en Japón cuando la Nomomanía irrumpió en el archipiélago del Sol Naciente (Hideo Nomo fue considerado un traidor en Japón inicialmente al retirarse y firmar con los Dodgers) o cuando Ichiro Suzuki hizo que se transmitieran en vivo partidos de la MLB, llevando hasta al Primer Ministro nipón a decir que Ichiro le hacía sentirse orgulloso de ser japonés.

Difícil la tiene el béisbol para volver a conquistar el corazón de la gente, vencer los miles de fantasmas que lo acosan y volver al lugar que le toca y donde ha debido siempre estar… a pesar de que, en el fondo (y espero que un día descubramos que es verdad, y que no sea demasiado tarde), nunca se haya ido.

25 comentarios

Excelenteeeeeeeeee. Un Grand Slam jajajaja

Gracias, gracias…. simplemente escribí cómo me sentía… no han sido días buenos.
Saludos

Amigo, con tu permiso voy a reblogear esto en el palco de la historia

Amigo Reynaldo.
Saludos
Muy buen artículo.
Con tu permiso lo voy a rebloguear en el palco de la historia

Pingback: Ay, béisbol en Cuba… ¡qué difícil lo que te toca! | elpalcodelahistoria

Felicitaciones, muy buen articulo, me has hecho recordar muchos momentos de ese béisbol de antaño del cual fui testigo.

Este es el mejor artículo que he leido sobre nuestro beisbol en años!!!
Gran trabajo, FELICIDADES!!!

Estoy muy de acuerdo sobre lo que planteas respecto al beisbol y el futbol. Ya todos los días se transmiten varios juegos de futbol de la mejor calidad y de beisbol si acaso uno retransmitido en los que no jueguen cubanos, así no se puede.

Reinaldo dime si pudiste averiguar algo sobre el hijo de Ernesto Martínez. Es un tremendo prospecto pero por lo que veo se fue porque no aparece en el equipo Holguín de su categoría.

Saludos, no he podido averiguar nada, pero el comentario es que se fue… así que ya se imaginan…. Slds

Excelente articulo!
Reynaldo el beisbol cubano actual en la Isla es una ficha mas de ese domino trancado que no hay forma de destrancarlo porque sigue siendo pecado aceptar que hay cosas que no funcionan y porque hay directivos casi vitalicios que no quieren soltar el mazo. Da la impresion que alguien ha cuestionado el lugar cimero del beisbol en Cuba a diferencia de toda America Latina donde el futbol no es segundo de nadie y no dudo que lo hayan llamado el deporte del enemigo, etc. Veamos que sucedera en lo adelante cuando el enemigo ya no sea tan malo pero mejor lo dejo ahi para no irme lejos del tema del beisbol. Saludos

Saludos Rey y felicitaciones mi hermano, te la comiste, excelente artículo, de los mejores de tu colección y voy más allá, no es solo un grand slam como decía Leo en su comentario, es un walk-off grand slam, definitivamente decidiste el partido.
Mira hay cosas que ya uno piensa que no tienen remedio desde hace rato y solo el optimismo, la fe y el amor que sentimos por nuestro beisbol nos mantiene en pie y tú al igual que Ibrahin de Zona de Strike y otros periodistas, muy pocos desgraciadamente, siguen luchando y denunciando las malas practicas, el inmovilismo, las decisiones erróneas, las injusticias y un largo etc. Para que una gente tranquila y respetuosa, humilde como Alfonso Urquiola diga que hasta aquí las clases, es que algo muy malo está pasando, que las cosas ya se han ido de control y lo más jodido es que es solo un ejemplo, sabe Dios cuantos más habrán que por el momento se mantienen en silencio.
En cuanto al futbol, no te preocupes, nunca sustituirá al beisbol en Cuba por mucho que se empeñen, si el objetivo era que miraran más para Europa que para el Norte, están equivocados, porque el cubano sigue la actuación de los suyos en las Grandes Ligas y en cuanta liga haya por ahí. Es solo la moda del momento, algún día tendrán que poner a los cubanos en las Mayores por televisión y algún día tendrán que dejarlos integrar la selección nacional. Resulta paradójico que mientras le dan alas a las ligas de futbol europeas, a su vez le dan la espalda al campeonato nacional cubano de futbol, que por cierto, ¿Alguien se ha enterado que Camaguey es el nuevo campeón nacional?, felicidades a los agramontinos. Un saludo

Gracias a todos los que han comentado. No se supone que uno haga esto, pero decidí volcar las frustraciones en el teclado, y esto fue lo que salió. Ni siquiera lo revisé, así que perdonen las repeticiones, faltas, etc.
Saludos
R.

Mucho ánimo Rey, hay que seguir pa´lante. El artículo salió super bien, así que no te preocupes. Por cierto tenía pendiente hace rato felicitarte por los más de 300 000 impactos, ahora a por el medio millón. Un saludo amigo

Saludos!!! Muchas gracias, hacía tanto que no miraba la página de inicio del blog, jajajaj, a veces tempo automatizarme, pero es que en ocasiones ni siquiera sé cómo se ven las cosas después que las publico. Incluso, no fue hasta ahora que me percaté de que mlb.com/blogs cambió algunas cosilals del diseño, y ahora el banner de MLB se ve un poco más minimalista (de seguro complaciendo las peticiones de sus muchos usuarios). Sobre esta entrada, creo que lo más difícil me fue fue el título, quería algo que pegara y aún no sé si el título llame tanto a la gente.
Gracias nuevamente, esperemos llegar al medio millón antes de que termine 2015.
Saludos

ok, interesante artìculo, solo no me gusta que casi no hablò en todas esas glorias de Pinar del Rio, y sus peloteros, especialmente Pedro Luis Lazo, al menos a mi, me hacia tan orgullos de ser pinareño y cubano como Omar Linares y Josè A. Contreras. Mas que Lazo es el pitcher con màs juegos ganados en la historia de nuestra pelota, y si no estoy equivocado con mejor promedio de ganados y perdidos en torneos internacionales, y si no es así, al menos si era el único y verdadero caballo de batalla cuando las cosas se ponían feas, no en la era de los universitarios, sino ahora con los profesionales.

Seria bueno además que dè algunas posibles soluciones, no creo que televisar íntegramente los partidos de la MLB vaya a ser la solución maestra para la liga cubana, yo tengo posibilidad de verla pues vivo fuera de Cuba, pero en verdad no me interesa mucho seguirla, simplemente porque no me representa, igual no sigo para nada ninguna liga de fútbol del mundo.

En cuanto al fanatismo con el Barcelona Madrid, messi y cristiano, esa es un estupidez tras nacionalizada, pero es un fenómeno de mercado, en el fútbol mundial hace mucho tiempo que los dos verdaderos rivales son NIKE vs ADIDAS, lo demàs son tìteres en función de los intereses de esas mega corporaciones, incluyendo messi, ronaldo y todos los que aparezcan x ahi.

Con el beisbol cubano pasa lo mismo que con todos los demàs sectores de la vida social, política y económica en Cuba, el mundo exterior es demasiado diferente a Cuba, y los ingresos que obtiene cualquiera en Cuba son una caricatura al lado de lo que obtendría fuera x el mismo trabajo o desempeño.
Es un problema de alinearse y compararse.

Claro, que también están los problemas de encumbramiento, los monopolios, la corrupción, el amiguismo y el secretismo en nuestra pelota, como casi en todo lo demás, solo que la pelota es el fenómeno social posiblemente más visible de nuestra nación.

Urquiola hizo bien, pero tenia además que haberse sentado y escribir en blanco y negro una verdadera y contundente proclama o denuncia de lo que está sucediendo, èl si tiene moral, prestigio y resultados para hacerlo, y que pase lo que tenga que pasar.

Sin embargo, nosotros que tanto criticamos el mercado y la comercialización vemos bien que haya rivalidad entre Messi y Ronaldo y por otro lado no hablamos de las rivalidades actuales en el béisbol.
Claro que puse algunos ejemplos, pero más que nada fueron los que me vinieron a la mente. Más menos lo que más impacto me causó, y por supuesto que hay muchas más cosas, podríamos enumerarlas y pasarnos toda la tarde sin que nos diera el espacio.
Gracias y saludos

Excelente amigo una vez mas me gusta todo lo que escribe por eso sigo inscripto con la revista, muy valiente y real de tu parte, saludos

Gracias, estamos todos juntos en esto… creo, jajaja

Totalmente de acuerdo. Hace un tiempo tambien lo abordé en mi blog, aunque no tan abarcador,pero finalmente el propósito era el mismo: rescatar a tiempo el béisbol que a conciencia vamos dejando partir.

Muy buen trabajo periodistico, lo unico que puedo decir en cuanto al Futbol es sencillo, si lo que se pasa pr la TV, es Futboll y no besibol las nuevas generaciones solo hablaran de eso ademas , al parecer , es un juego mucho menos complicado que el Beisbol donde se necesitan menos implemantos que e el beisbol , recuerde ue con una sola Pelota , Cuatro Palos y un equipo con Camisa y el otro sin camisa y un solo Arbitro , esta resuelto el juego aunque caiga un torrencial aguacero, es asi e sencillo, cuando se restablezcan ls releciones entre Cuba- y EU , entonces el Beisbol volvera a ocupar los Planos Estelares que siempre ha Tubo,tano Ud cmo elde Zona de Strike , incluyendo a Elsaes lo major que tenemos en el Ambito deportivo muchas gracias po su esrito.

Gracias Rey…cuantos se sienten identificados por tu artículo y sin embargo o no lo saben expresar o no tienen el acceso.tu pluma es del buen decir y cubana 100%… Lo peor seria cansarse pero hay que seguir luchando contra los molinos de vientos que obstaculizan el beisbol en donde nacimos…

Saludos, muchas gracias, como siempre. Casi nunca creo merecer los elogios que acá recibo (tampoco las agresiones, jajajaj), pero de veras que hacen que uno se sienta bien. Noticia: ayer el blog sobrepasó las mil visitas, por vez primera en un día… ahora, a trabajar para las 10 mil.

Mis respetos Reynaldo, hace varios días no entraba al blog. por eso llego tarde al debate, pero no me lo perderé aunque ya nadie lo lea, escribiré lo que siento, por temas de trabajos míos acá, excelente tu análisis, te quería comenta una cosa, digamos un similar.
Durante 38 años la religión se prohibió, un día se despenalizo o se autorizo como prefieran, en unas semanas las Iglesias estaban llenas, o sea NADA ni NADIE aunque se crea dueño de Cuba borra de la gente su cultura, el día del Béisbol llegara, lo anterior previo a la visita de Juan Pablo II, ojala lo de la pelota suceda antes de la llegada de Francisco, no soy tan optimista creo demorar aun algún tiempo, pero llegare ese día, y los que como Urquiola se revelaron podrán caminar con la frente en alto, y los periodistas como tu e Ibrahim también llevaran la frente en alto, otros la llevaran entre las patas, la Historia es implacable, yo tengo Fe, no dejare mi Béisbol jamas, aunque vivo en Toronto eso es mio y lo defenderé hasta el final, Higinio un día sera borrado, y venceremos los que no, nos callamos por miedo o por mantener un puesto de trabajo.

Bueno, ahora Higinio hará daño extra frontera: electo vicepresidente de la COPABE. Más líos? Veremos.
Saludos.

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: