Ranking mundial de la IBAF ¿podremos o es una quimera?

Cuba pasó de haber dominado el mundo a serle casi imposible ganar torneos internaiconales de nivel. (Foto: AP)

Cuba pasó de haber dominado el mundo a serle casi imposible ganar torneos internaiconales de nivel. (Foto: AP)

Por Reynaldo Cruz

Es una pregunta válida, pero la respuesta además de negativa, puede venir acompañada de duras y crueles explicaciones que, más que nada, son un reflejo de la realidad del béisbol cubano, que queda a veces enmascarada por hechos como el triunfo en la Serie del Caribe o un play off lleno de emociones —pero atiborrado de imprecisiones de todos y de todo tipo. Recuperar el primer lugar del ranking de la IBAF es, además de difícil, poco reconfortante en un futuro.

Luego de que se celebrara la gala del béisbol cubano en la que se premiaron a los que se quiso premiar, dejando fuera a algunos casos que merecían los galardones pero que aún no entendemos cómo no resultaron ganadores, Heriberto Suárez, el Director Nacional de Béisbol (no el Comisionado, que conste), declaró a Prensa Latina que se aspiraba a que Cuba alcanzara la cima del ranking mundial, en el cual la nación caribeña se ubica en el tercer puesto (662.98 puntos) detrás de Japón (785.18) y Estados Unidos (766.02).

Queremos el primer lugar del ranking mundial. ¿Por qué no? El béisbol cubano tiene buena salud y trabajaremos sin descanso para mantenerlo con una gran calidad.

Además, agregó:

Nuestra aspiración es legítima y debe ser una constante por el peso histórico y cultural del béisbol en nuestro país. Tenemos el talento y una estructura organizativa sólida para desarrollarlo en todas las categorías y tener buenos resultados.

Y terminó diciendo que:

Sabemos cuáles aspectos corregir y cómo actuar para garantizar resultados de calidad desde las edades infantiles.

Es evidente que intentar ocupar el primer lugar en el ranking es una aspiración legítima, pero tenemos que partir del punto inicial, que es que durante varios años la Isla estuvo en la cima sin ganar ningún torneo de importancia, amparada mayormente por su participación con lo mejor que tenía en varios torneos como las Copas Intercontinentales, y su presencia casi permanente en las finales.

Sin embargo, la edificación de glorias comenzó a colapsar una vez que fueron quedando atrás los años en los que el país ganaba algunos campeonatos (el ranking comprende un período de tres años), y el fantasma de las derrotas en los Clásicos Mundiales (eliminación en segunda ronda) comenzó a pesar en el puntaje. El éxodo masivo, progresivo y casi fuera de control de talentosos atletas no ha ayudado en absoluto a la “buena salud” del béisbol cubano, cuyos jugadores carecen en sentido general de profesionalidad, mentalidad ganadora y hasta de respeto por el deporte que practican.

No se trata de ser pesimistas, sino de que comencemos a tomar el toro verdaderamente por los cuernos. Cada declaración que da la Federación Cubana de Béisbol no puede estar más cargada del discurso triunfalista que ya se critica en Cuba en todas las esferas. ¿Cómo es posible que se hable de buena salud del béisbol cubano cuando ese año más de diez atletas abandonaron a sus respectivos equipos durante la Serie Nacional para irse a jugar al extranjero? ¿Cómo es posible que haya buena salud si el único título del que nos podemos vanagloriar en los últimos años —y no sé si valga la pena hacerlo— fue el alcanzado por Pinar del Río en la Serie del Caribe?

Cuba debe comenzar a mirarse hacia adentro, a buscar soluciones a largo y mediano plazo, y a sacudirse de sus hombros el orgullo y olvidarse de las soluciones inmediatas. Después de todo, ha sido precisamente esta fórmula actual (la de querer ganarlo todo, la de exhibir trofeos) la que nos ha llevado a la perdición en los últimos años. Amparados por el primer lugar del ranking de la IBAF, los directivos del béisbol cubano permitieron que el mismo se hundiera en un pantano hecho de cemento húmedo, y esperaron a que la mezcla se endureciera para intentar sacarlo, pero ni siquiera con los métodos correctos.

Lo primero que debe hacerse es potenciar la base, que se juegue más béisbol a todos los niveles, y replantear y reestructurar la Serie Nacional, o incluso, crear un torneo más fuerte aún, pues el actual no puede ni debe ser el techo de la pelota cubana. Luego de esto, podría entonces la FCB buscar una solución para el éxodo, sentarse a hablar con la Major League Baseball, llegar a acuerdos con ella, o incluso crear —con las ventajas de la inversión extranjera— una liga profesional en Cuba de unos seis equipos que sea patrocinada por alguien de manera tal que los jugadores vean resultados inmediatos a su esfuerzo.

Entonces, podríamos pensar en ganar el Premier 12 —no será fácil, pues las listas de fatiga para esa fecha pueden ser menos estrictas—, el Clásico Mundial de Béisbol y recuperar entonces el primer lugar en el Ranking Mundial de la IBAF (que no debería ser la prioridad). La tarea es más que dura, y requiere, más que nada, de responsabilidad, amor, inteligencia y madurez.

¿Contaremos con estos elementos tan necesarios para lograrlo?

7 comentarios

Si una persona sensata tiene una casa que se filtra por el techo, se le presentan tupisiones en sus desagües, y sus lamparas están con defectos y alguien les pregunta cual es su prioridad con la casa y contesta, “yo con el dinero que me gane ahora voy a pintar mi casa, tengo derecho a que mi casa se vea igual que las demás” en serio les dirán todos, la FCB y su Dirección nacional, deberían saber que el Béisbol de cuba tiene filtraciones, escapes, y hasta etc, y a este demagogo se les ocurre decir que su estrategia es pintar la pelota de cuba con el famoso ranking.

Saludos Rey. El comentario de JOSE lo dice todo, la misma demagogia de siempre y los mismos errores. Nuestro beisbol tiene que acabar de integrarse en el concierto internacional y contar con todos sus jugadores estén donde estén, dejarse de tanta politiquería y discursos y acabar de entender lo que está pasando y cuáles son las aspiraciones de los jugadores que son en definitiva los principales protagonistas de esta película.
Vivimos otros tiempos, pero los dirigentes en Cuba no se quieren enterar y lo que es peor, no se quieren dar cuenta que son ellos mismos los que frenan el desarrollo de nuestro deporte nacional.
De todas formas, no importa lo que digan o lo que hagan, la solución la están poniendo los propios peloteros cuando toman la decisión de regir ellos mismos su vida y su carrera deportiva. Un saludo amigo

De acuerdo totalmente con los comentarios de Jose y Pandiame. Algo mas es que en Cuba se hace cualquier afirmacion sin basamento real alguno, “vamos a recuperar el 1er lugar del ranking de la IBAF” porque lo que hoy se dice hoy se comenta y despues se lo lleva el aire. Muy pocas veces alguien guarda estas cosas y oportunamente lo desempolva para pedir explicaciones y romper con estas practicas. Saludos

Mientras sigan los actuales directivos, el beisbol cubano estará de picada, ya se fueron muchos peloteros y eso es por algo, la demagoga de la burocracia ha enterrado lo bueno y no explican el uso del dinero que administran y el que llega a las taquillas, por favor menos corrupción y mas administración sana, ya basta no nacimos ayer, por lo pronto el nivel de la serie ha caído espectacularmente, hasta cuando señores?

No es sensato ni objetivo aspirar a ser el primer lugar del ranking. Estados Unidos y Japón deben encabezarlo sistemáticamente por su nivel de organización en todas las categorías, sólidas estructuras de sus campeonatos, respaldo financiero y tecnológico, cantidad de habitantes, incorporación a sus campeonatos de los mejores jugadores de otros países, etc, etc, etc. Creo que, salvo situaciones excepcionales, el resto de los países pueden luchar por ocupar el tercer lugar.
En el caso particular de Cuba, nuestras mejores opciones estarían, por una parte, en una participación más natural en Ligas foráneas, particularmente en la MLB y que, como consecuencia de lo anterior, nuestros mejores beisbolistas puedan integrar el equipo Cuba a los principales torneos de mayores. Lo otro que aporta a la ubicación en el ranking son los resultados en las categorías inferiores, para lo cual habría que hacer muy buen uso del financiamiento disponible y enfocarlo a los recursos humanos y materiales que sostengan esas categorías,
saludos, carlos mario.

Saludos Rey, ¿Está todo bien?, hace unos días que no aparece nada en el blog, espero que no sea nada de salud ni ningún otro tipo de problema. cuídate amigo.

Saludos, estaba de vacaciones, pero además ando afrontando problemas serios con la PC, la revista saldrá pronto, pero con mucho trabajo. Gracias por la preocupación.
Saludos
R.

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: