Éxodo: ¿Corre el béisbol el riesgo de tener el mismo destino del voleibol?

La salida ilegal de Norge Luis Ruiz es el último golpe que ha recibido el béisbol cubano. (Foto: archivo de Universo Béisbol)
La salida ilegal de Norge Luis Ruiz es el último golpe que ha recibido el béisbol cubano. (Foto: archivo de Universo Béisbol)

Por Reynaldo Cruz

Durante años, el voleibol cubano estuvo disfrutando de la mágica suerte de ver cómo sus mejores exponentes se marchaban del país y mostrar un equipo que vendía cara la derrota en la Liga Mundial de Voleibol al año siguiente, sobre todo por contar como jóvenes figuras que aparentemente surgían de la nada. Claro, que se trata de un deporte de laboratorio que llevó a fenómenos como Wilfredo León a convertirse en uno de los mejores jugadores del planeta con apenas 16 años, pero esa suerte se terminó cuando llegó el momento en que no hubo de dónde escoger y ya el equipo cubano no está en la elite. Hoy, el béisbol, sin ser ese deporte de laboratorio, corre tal vez el riesgo de sufrir un destino mucho más oscuro.

Y es que semana tras semana aparece en las redes la noticia o el rumor de la salida ilegal del país de no uno, sino dos, tres, cuatro o cinco peloteros, sean o no de los más rankeados dentro de Cuba. Pero tal vez el golpe más grande ha llegado ahora, cuando una de las mayores promesas del pitcheo cubano, Norge Luis Ruiz, ha decidido cruzar el mar para llegar a tierras haitianas, donde de seguro comenzará los trámites para establecer residencia, y no duden que si lo logra antes de que se llegue al trade deadline[i] algún conjunto de la Gran Carpa terminará contratando sus servicios.

Alguien en la calle de forma categórica me afirmó, una vez que se dio a conocer la preselección del equipo cubano que jugará en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, que este era “uno de los peores equipos cubanos que se habían hecho”, pero le di una respuesta algo tajante y con una dosis de ironía: “puede ser, pero es tal vez el equipo cubano en el que menos injusticias se han cometido, porque no queda mucho de dónde escoger”. Otra persona fue un poco más lejos al gritarme que calentara el brazo, que a este paso íbamos a tener que jugar pelota nosotros mismos.

Resulta que aunque las autoridades del béisbol en la nación se empecinen en pretender que todo está bien, la situación actual de la pelota cubana es más que crítica. Casi todos los conjuntos del país han perdido dos o tres jugadores desde que terminó la etapa regular, y la lentitud o inmovilidad de la Federación Cubana de Béisbol respecto a las contrataciones, aparejado a la falta de seriedad a la hora de honrar las mismas, no crea un clima favorable en la mente de los jugadores.

Por eso, incluso conociendo las restricciones, un jugador como Norge Luis Ruiz decide pasar por alto el hecho de que tiene solamente 21 años y tres series y decide arriesgarse a demorar en ser fichado, pues el equipo que lo firme tendrá que pagar a la MLB un dólar por cada dólar gastado en el jugador, o sea, que un contrato en el que el jugador perciba 50 millones de dólares le costaría al club 100 millones.[ii] Nada para horrorizarse: ya los Boston Red Sox corrieron ese riesgo con el joven cienfueguero Joan Manuel Moncada.

Ruiz, lanzador de mucha velocidad, resistencia (stamina) y con mucha mentalidad ganadora, podría trabajar un poco más en su madurez, en el control y en el gasto de energía (se mueve demasiado entre lanzamiento y lanzamiento) y podría sin dudas convertirse en uno de los más efectivos abridores del Big Show. Su bajo rendimiento en esta temporada hizo sospechar a más de una persona que este suceso iba a tener lugar tarde o temprano.

La fiebre de peloteros cubanos irrumpiendo en el escenario de las Mayores, y el éxito que están teniendo —enfrentémoslo, la calidad es innegable: José Dariel Abreu, Yoennis Céspedes, Yasiel Puig, Alexander Guerrero, Aroldis Chapman, Kendrys Morales, Adeiny Hechavarría, Yunel Escobar, Odrisamer Despaigne, Yasmani Tomás, Yasmani Grandal, Leonys Martín, Alexei Ramírez, y muchos otros— está sin dudas influyendo mucho en las decisiones que están tomando. Por otro lado, el día a día en Cuba les va llevando por ese camino, y en muchas ocasiones la decisión aparece hasta sin que hayan pensado en ella anteriormente. En estos momentos se trata de un sector bastante susceptible —no el béisbol como tal, sino el sector general de la población que abarca distintas esferas y que es mejor remunerado en cualquier otra parte del mundo— y cualquier incidente puede llevarlos a decidir algo en lo que no habrían pensado de haber tenido otra realidad en el país.

Y está, por supuesto, la posibilidad de probarse en el mejor béisbol del mundo, en la Gran Carpa, en las Grandes Ligas, en el Big Show, en la Major League Baseball. El incentivo económico está ahí, pero tal vez la idea de verse en el Jumbotron[iii] puede ser más fuerte, o el sueño de ganar una Serie Mundial con o contra los New York Yankees (dependiendo de dónde estén sus alianzas) puede pesar demasiado en la mente de alguien que lo mejor que sabe hacer es lanzar pelotas o batearlas.

Poco a poco, el béisbol cubano se va quedando sin tener de dónde escoger, y mientras los demás países se desarrollan y sus prospectos tienen el incentivo de poder ser fichados para jugar en las Grandes Ligas, a Cuba se le escapan los atletas sin que sus posibles sucesores tengan tiempo para desarrollarse. Si contamos además que esos posibles sucesores también están comenzando a buscar las tierras que se hallan más allá del mar, el peligro de descender en las ubicaciones de torneos de nivel es aún más latente. El riesgo de tener un futuro como el presente actual del voleibol existe, y se hace más inevitable cada vez que un pelotero toma otro camino.

Pensar en recuperar el primer lugar del Ranking Mundial de la IBAF, algo que parece ser el centro de la agenda de la actual administración del béisbol cubano (y que no tiene mucha cara de ser posible dadas las circunstancias), no debe ser la prioridad. La prioridad debe ser mirarnos precisamente en el espejo del “voli” y evitar por todos los medios correr la misma suerte… si eso es lo que están haciendo, deberían cambiar la estrategia… porque en verdad no parece ser posible que dé resultado.

[i] Trade deadline: es el plazo que tienen los conjuntos de la Major League Baseball para fichar o transferir jugadores. Una vez que este momento llega, deben esperar a que termine la temporada para realizar cualquier tipo de transacción.

[ii] El Convenio Laboral de la MLB (CBA por sus siglas en inglés) establece que para que un pelotero cubano elegible pueda firmar deberá tener 23 años y haber jugado cinco Series Nacionales en Cuba, de lo contrario el club está obligado a pagar una multa o impuesto a la MLB de un dólar por cada dólar que se pague al jugador.

[iii] Jumbotron: Pantalla gigante

11 thoughts on “Éxodo: ¿Corre el béisbol el riesgo de tener el mismo destino del voleibol?

  1. No te procupes Rey que si Roger gana el panamericano sera la seña de que no hay crisis en el beisbol cubano, de que la pelota sigue viva y bla, bla, bla… seguiremos en las mismas…

  2. Si uno se fija en un país como República Dominicana, podrá comprobar que tiene también un éxodo importantísimo hacia la MLB, pero de manera natural, legal, sin aspavientos.
    Utilizo a Dominicana como referente porque es una isla del Caribe igual que nosotros, con un poco menos de habitantes y que mantiene una liga decorosa (claro con solo seis equipos, no se le ocurre el disparate de tener 16) capaz de armar un excelente equipo para el nivel de la Serie del Caribe y que fue capaz de ganar el último Clásico Mundial con la presencia de ligamayoristas claves.
    Cuando le toque al beisbol entrar en la etapa de normalización de las relaciones Cuba-EUA, cuando se celebren por acá uno o más juegos de la Pretemporada, cuando nuestras estrellas de la MLB puedan representarnos en torneos como el Clásico, cuando funden academias aqui, inviertan su dinero en bien de nuestro beisbol, cuando sirvan de inspiración a cientos de miles de niños y adolescentes, ya veremos como aqui las cosas tomarán su nivel.
    Para hablar sobre el beisbol cubano, de su calidad y de sus perspectivas, no se puede seguir hablando de una Cuba que dependa solo de los peloteros que juegan en su Serie Nacional. No podemos seguir midiéndonos de manera diferente a como medimos a los demás países,
    saludos, Cmario

  3. Saludos Rey, excelente artículo como siempre y muy buen análisis de la situación que se está planteando ya desde hace rato. Mira que hemos hablado y opinado sobre el tema, pero no hay manera que las autoridades se pongan las pilas.
    Lo que hoy a todos nos parece un problema para el beisbol cubano, deberían convertirlo en normalidad, como ocurría antes de 1959. Los peloteros cubanos se iban a jugar a las diferentes ligas y despues jugaban la liga invernal en Cuba u otros países.
    Hay que poner la bola en el terreno de las Grandes Ligas y hacerse el harakiri. Yo dije hace rato que esto era un tema de libertad. El éxodo de jugadores no hay quién lo pare, porque además de jugar al mas alto nivel se suma el aspecto económico que asegura la vida del jugador y sus familiares, es por tanto lógico que siga pasando. Ya la ideología dejó de jugar a la pelota hace mucho tiempo.
    El anuncio a las Grandes Ligas de que Cuba les permitiría contratar directamente a sus jugadores, está tardando demasiado. El citado anuncio me imagino que dé como resultado que los dueños de los equipos empiecen a presionar a su gobierno para que cambie las restricciones que existen en la contratación de jugadores cubanos. Este es el momento, porque el clima es el más favorable en las relaciones entre los dos países. Es verdad que todo es utopía y hasta ingenuidad, porque muchas cosas tendrían que cambiar en mi país para que se diera la posibilidad, pero al menos yo no veo otra solución, o somos como los demás países o perderemos el lugar que por historia, tradición y calidad, nos corresponde en el beisbol. Un saludo

  4. La realidad es dura, es fea, a los que como yo amamos el Beisbol de Cuba casi al nivel del amor por la familia esta realidad nos lacera, por una parte ver como un patrimonio intangible del pueblo de Cuba se diluye, se pulveriza, y por el otro entender que cada ser humano tiene el derecho sagrado de hacer lo que mejor les convenga a él y a su familia, Norge Luis (uno más desinformado) dio el paso adelantado y/o atrasado, pues ya no podrá ser firmado hasta después del 2 de Julio de 2016, pues será agente libre con restricciones y debe ser inscripto en la oficina del comisionado antes del 15 de Mayo precedente a cada 2 de Julio, y se fue con la familia, tanto tiempo sin ganar en Dominicana y peor en Haití será difícil, por allí hay decenas de Cubanos, algunos la están pasando bien fea, hay casi 200 sin contratos y desde allí llegar a Estados Unidos es difícil si no tienes bastante plata o empeñas parte del futuro contrato. Futuro si tiene Norge pero les falta un largo camino aun, el Voleibol esta como esta, pero si un día sucede como con la religión y amanecemos con la noticia Cuba autoriza a los jugadores que viven fuera representar a Cuba, en un año Cuba es de nuevo potencia mundial de Voleibol, pero en Beisbol ni con la referida súper noticia, pues a diferencia del Voleibol la MLB no autoriza a sus jugadores jugar en sus países salvo el Clásico y solo algunos, lo que si tiene solución fácil es recuperar la serie nacional, 1ro que jueguen en Cuba todos los Cubanos que quieran vivan donde vivan, 2do que desde ahí puedan negociar sus contratos, 3ro autorizar patrocinadores a 6 equipos y eso aumentaría los salarios a nivel de Can Am, pero tal como estamos el barco va a encallar, ya lo escribí ayer a los Panamericanos hay que ir con un equipo de los mejores veteranos, y ver que se puede hacer, los prospectos dejarlos en Cuba, que a Japón III Clásico llevamos los talentos y se fueron todos, a México centroamericanos llevaron 5 lanzadores jóvenes (menos de 23) y solo queda Mendoza y por que NPB lo tiene contratado.

  5. DE LO CORRECTO A LO INVIABLE.

    1º El Beisbol al igual que el futbol es un negocio multimillonario, con la importante diferencia que el Futbol es rectorado por la FIFA un emporio empresarial más que una organización deportiva, esta tiene los intereses de los equipos/países dentro de su negocio, mientras que el Beisbol dominado por MLB tiene como prioridad los clubes y los equipos/países solo en los clásicos y aun así las ausencias de estrellas han sido notorias por diferentes causas, las ligas invernales asociadas a la llamada serie del Caribe son apéndices de MLB, estas se han ido debilitando, cada vez son menos los atletas de los roster de los 30 equipos del 1er nivel de grandes ligas que participan, y los que lo hacen o son peloteros no estrellatos o algunos que puntualmente son enviados allí para recuperarse de una lesión o cambiar de posición, la recuperación del Beisbol de Cuba jamás encontrara un verdadero aliciente en estas ligas, la MLB además de su total desinterés por los equipos/países tiene en el caso de Cuba el agravante de que existen leyes en EEUU que les prohíben hacer tratos con Cuba eso incluye a los atletas individualmente, si a los Dominicanos MLB le escruta la fecha de nacimiento a los Cubanos le escruta que no vayan a regresar a Cuba con el dinero ganado.
    2º Ningún plan para recuperar el Beisbol en Cuba puede ser confeccionado sin tener en cuenta el impacto económico, no solo viendo lo que se gasta ahora (INSUFICIENTE) sino de lo que se necesita para recuperar la base, que incluye instalaciones, medios, transporte, avituallamientos, ropa, calzado y los salarios de técnicos y atletas, no es cuestión de si es correcto o no gastar lo que se necesite, sencillamente Cuba no tiene disponibilidad financiera para tales propósitos.
    3º De lo anterior se desprende que se deberían buscar alternativas para buscar nuevos ingresos de divisa fresca para el Beisbol más adelante expondré tres variantes, pero para cualquiera de ellas se necesita voluntad política al cambio, la cual hasta hoy brilla por su ausencia, pero tal como un día amanecimos sin ser un delito traer un dólar en el bolsillo (llamada despenalización del dólar), u otro día amanecimos en una misa en la plaza con Juan Pablo II podemos aspirar a que un día amanezcamos con la decisión de cambiar políticas obsoletas en cuanto al Beisbol, y mis ideas locas hoy; cobren sentido práctico, y también ese día y como condición principal para caminar nuevas rutas los atletas que emigraron dejen de ser satanizados y dejen de llamarlos traidores o desertores.
    4º Cuba debe y puede si se quiere hacer una liga profesional en Cuba, en vez de enviar los talentos que en Cuba se incuban solos como Alfredo Despaigne a fortalecer las desmejoradas ligas del Caribe debemos no solo retener con verdaderos incentivos a los atletas que aun están en Cuba, sino permitir que regresen los que se fueron que así lo deseen, y traer peloteros de Asia, 4 por cada equipo como máximo de ellos 50% lanzadores, esto como parte de un intercambio con Korea, Japón y Taiwán, pues una vez finalizado nuestro campeonato se permitiría que peloteros Cubanos jueguen en los clubes de esos países.
    5º Hay quien defiende el criterio de ir de lo complejo a lo simple, y yo respeto su opinión pero creo más lógico ir de lo simple a lo complejo, o sea reordenar la estructura en dos divisiones de diferente calidad, una de ellas Liga superior con 6 equipos y la otra Liga de ascenso con 16 equipos uno por cada Provincia e Isla de la Juventud (incluye salarios y nivel de vida que desestimule la emigración), y en la medida que se dé el milagro descripto en el punto 3, comenzar la ardua tarea de reordenar la base, áreas o barrios, academias, Municipios, Provincias, academias de 3, 4 y 5 estrellas, formación de personal, difusión, y hasta etc. Pero esta tarea llevara años, y si no se hace algo con urgencia creo que se corre el riesgo de que sea demasiado tarde
    • Posibles vías para financiar el Beisbol.

    a- Negociar y firmar un acuerdo de colaboración con las ligas de Korea, Taiwán, y Japón; que incluya financiamiento de estas a la serie nacional de Cuba, a la creación de infraestructura en Cuba, y el envió de atletas de calidad a jugar en Cuba, y a cambio recibir las principales figuras de Cuba para sus torneos, también intercambio de técnicos, árbitros, estadísticos. Como resultado de este intercambio Cuba le paga a sus atletas y demás personal en CUC o pesos MN un salario alto que sea suficientemente atractivo para no marcharse de Cuba.
    b- Negociar y firmar acuerdos de empresas Mixtas en Cuba que tengan en su capital de inversión la atención de un equipo de la Liga superior de Cuba (LSBC), ejemplos: Asociación tabaquera de Pinar s.a. (equipo Vegueros del Pinar, Polígono Industrial del Mariel (equipo Industriales), Empresa de Cítricos Matanzas/Isla (equipo Cítricos del Yumuri), Central Uruguay (equipo Azucareros del centro), Cuenca Lechera (equipo Granjeros del Llano y Asociación Cafetera de Oriente s.a. (equipo Serranos de Oriente), las 6 empresa Mixtas tendrían como objetivo estratégico aumentar gradual y sostenidamente la producción de estos rubros y exportar, lo cual además genera empleos y mejora el PIB.
    c- Organizar la creación de un polo turístico de grandes proporciones en cayo Sabinal (116 km de playas vírgenes) 100% inversión extranjera, (cuba no tiene el 51% de capital) para una inversión de esta magnitud (por eso está allí sin hacerse esa inversión) por el criterio del perro del hortelano ni cómo ni deja comer, bueno cada inversor debería pagar un impuesto de contribución al beisbol para la Federación que con ese capital paulatinamente enfrentaría la inversión necesaria. Gracias

    1. Saludos JOSE, en general estoy de acuerdo con lo que planteas, al igual que con la opinión de Cmario. Ya tu sabes que el principal problema aquí es del sistema, de la política y de la ideología. Precisamente de ese sistema deriva el control que las autoridades quieren tener sobre los atletas y muchos de ellos sencillamente no admiten ese control y es lógico, cada cuál tiene derecho a escoger como hace su vida y los pasos que da, sin interferencias ni imposiciones de ningún tipo.
      Vivimos otros tiempos y hay que adaptarse a las nuevas condiciones y realidades que se dan en el profesionalismo en todos los deportes. Pero la clave del éxito está en la libertad que se le dé a los jugadores para negociar sus contratos, sobre todo lo primero que hay que evitar es que se tengan que marchar de forma ilegal, arriesgando sus vidas.
      Los jugadores y no el gobierno, son los que tienen que decidir sus representantes o sus agentes, ya sea una institución deportiva cubana o extranjera que esté suficientemente acreditada para estas funciones, mas que nada, para que el jugador tenga sus garantías a la hora de asociarse para firmar contratos.
      Estados Unidos también tiene que mover ficha en este asunto, sobre todo la gerencia y dirección de las Grandes Ligas y el gobierno. Se tendrían que realizar reuniones y conversaciones para tratar este tema, pero para esto, hay que hacerlo ya, si de verdad se tiene intéres de acabar con esta situación. El problema es que nadie mueve un dedo, sobre todo Cuba que es el principal afectado con el éxodo de jugadores.
      De momento, este paso se torna complejo, pero hay que darlo, y si se tiene voluntad, las cosas se pueden resolver, no hay que esperar que pasen años para ello.
      Algo más difícil es lo que dices de la liga profesional en Cuba y de los salarios que se paguen, no porque sea imposible, sino, porque no hay ni deseo ni voluntad de establecer eso, es políticamente incorrecto. Así que mi hermano, respondiendo un poco a la pregunta que nos hace Reynaldo en el artículo, efectivamente el beisbol hace rato está corriendo la misma suerte que el voleibol. Un saludo JOSE

  6. Saludos Pandiame, es como dices, si te fijas en mi titulo, “inviable” por eso por la tozudez de los jefes de Cuba, yo solo trato de argumentar que si hay salida, que es mentira de que MLB es el único culpable y los mercaderes y tal, si Cuba quiere corta de un tajo este problema con las medidas correctas, no jugando al gato y el ratón, Higinio es el gato y los ratones se les van uno tras otro, continuaremos en linea, saludos. José

  7. La Habana, 26 may (AIN) La selección nacional de Cuba efectuará este año un tope de Béisbol contra el equipo de los Orioles de Baltimore, perteneciente a la organización de las Grandes Ligas estadounidenses, en una fecha aún por definir.

    Antonio Becali, presidente del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER), informó hoy a la prensa que está previsto un partido de exhibición con una sucursal de los Orioles, el cual se realizaría en territorio cubano en el transcurso de 2015.

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s