Jeff Idelson: “Contar la historia del béisbol, con sus cosas buenas y sus cosas malas”

Jeff Idelson durante la ceremonia de exaltación del 27  de julio de 2014. (Foto: Jim Mc Isaac/ Getty Images)

Jeff Idelson durante la ceremonia de exaltación del 27 de julio de 2014. (Foto: Jim Mc Isaac/ Getty Images)

Por Reynaldo Cruz

El Salón de la Fama del Béisbol de Grandes Ligas (Baseball Hall of Fame and Museum) en Cooperstown, es uno de los más interesantes y cautivadores museos del deporte del planeta. Desde el 15 de abril de 2008, Jeff Idelson (quien lleva 28 años trabajando con el béisbol), fue nombrado Presidente del Salón, aunque anteriormente fungió como director de relaciones públicas y promociones (a partir del 26 de septiembre de 1994), antes de ser promovido en junio de 1999 a vicepresidente, teniendo además bajo su cargo las comunicaciones y educación, supervisión de las elecciones y premios del Salón de la Fama, entre otras obligaciones.

El pasado domingo 26 de julio, fueron exaltados a Cooperstown Randy Johnson, Pedro Martínez, John Smoltz y Craig Biggio, pero antes de que esto sucediera, Idelson tuvo la cortesía de conceder una entrevista a Universo Béisbol.

Universo Béisbol: ¿Qué edad tenía cuando se interesó en el béisbol?

Jeff Idelson: Crecí en Boston, y me interesé por el béisbol a la edad de cinco años, cuando pude asistir a mi primer juego de las Grandes Ligas con mis padres y mis abuelos maternos. Fue un partido entre los Red Sox y los Orioles en el Fenway Park.

UB: ¿Cuándo y cómo descubrió que quería que su trabajo tuviera que ver con el béisbol?

JI: Siempre me gustó el béisbol. Recuerdo que anotaba los partidos escuchando la radio cuando era niño, y me quedaba despierto hasta tarde en la oscuridad de la noche, con una linterna para llevar las hojas de anotación. También fui vendedor de comida en las gradas del Fenway Park. En la universidad, Connecticut College, decidí que iba a intentar hacer carrera en el béisbol durante mi último año.

UB: ¿Cuáles fueron las primeras cosas que le vinieron a la mente al ser nombrado presidente del Salón de la Fama y Museo del Béisbol?

JI: Primero, mucha sorpresa. Había trabajado acá durante ya 14 años y me nombraron el 15 de abril de 2008. Nunca pensé en convertirme en el presidente, y siempre me dio mucha alegría trabajar con otras personas. Pensé que podía hacer el trabajo, pero por supuesto también tenía muchas dudas.

UB: ¿Cuáles eran los mayores retos que debía enfrentar cuando comenzó en este trabajo?

JI: En los años iniciales, el reto fundamental fue asegurarme de prestar atención a todas las áreas de la operación, y de tratar de obtener la mayor cantidad de conocimiento de aquellas que me eran menos conocidas. Ahora se centra en tratar de mantener la marca del Salón de la Fama ante la vista de la mayor cantidad de personas posible; seguir siendo relevantes, y digitalizar nuestra colección, de manera que todo el mundo tenga acceso a ella.

UB: ¿Qué hace a diario el presidente del Salón de la Fama del Béisbol de Estados Unidos?

JI: Mis responsabilidades diarias incluyen asegurarme de que el museo funcione de manera eficiente, hacer crecer nuestro legado, formar asociaciones estratégicas con patrocinadores y benefactores de calidad, y comunicación constante con muchas y diversas audiencias, como la Major League Baseball, los miembros de nuestro Salón de la Fama, nuestros clientes, y muchas más.

UB: El Salón de la Fama y Museo Nacional del Béisbol de la una importancia altísima a esos valiosos artículos que abarcan la historia. ¿Hay alguno de ellos con el que se sienta especialmente vinculado? ¿Por qué?

JI: Una pregunta muy difícil. Todos son importantes… los artefactos relacionados con Jackie Robinson y Babe Ruth cuentan historias fantásticas sobre el deporte y su relación con la cultura norteamericana, a través de dos figuras trascendentales. Me siento orgulloso de haber adquirido el uniforme de Elston Howard, pues fue el primer afronorteamericano en estar con los Yankees.

UB: ¿Cuáles son sus planes respecto al crecimiento y la modificación de ciertas actividades dentro del Salón de la Fama?

JI: Estamos trabajando actualmente en cuatro proyectos: 1. Un nuevo filme para nuestro teatro. 2. Una nueva galería sobre los 50 años más recientes de la historia del béisbol (de 1970 al presente). 3. Una nueva exhibición de viaje con un filme IMAX que iniciará el próximo año. 4. Digitalizar nuestra colección.

UB: El Comité de las Ligas Negras fue creado con la meta de permitir que jugadores como Josh Gibson, Satchel Paige y Cool Papa Bell entraran en el Salón de la Fama sin haber jugado nunca en las Mayores porque no se les dio la oportunidad. El Salón de la Fama no debería centrarse en la filosofía de los “¿qué tal si…?”, pero ve usted un posible escenario en el que un comité permita que jugadores como Sadaharu Oh, quien disparó más de 800 jonrones en Japón, pero que nunca tuvo la oportunidad de jugar por un equipo de la MLB, y muchos otros que estuvieron o están en la misma situación, entren en el salón de la Fama?

JI: No, no me parece. Somos el Salón de la Fama Nacional, no el Salón de la Fama Internacional. La historia en Estados Unidos es lo bastante suficiente, y sí tenemos artículos de jugadores como (Sadaharu) Oh, y (Yutaka) Fukumoto, estrellas de Japón, para explicar su lugar en la historia.

UB: ¿Cuál es su opinión respecto a los jugadores que no son elegibles, pero cuyos logros son cuestionables?

JI: En Cooperstown somos tres entidades bajo un mismo techo: un museo y biblioteca, que cuentan la historia del béisbol, incluidas las de Pete Rose y “Shoeless” Joe Jackson; un centro educacional en el que educamos a los niños de todos los 50 estados de Estados Unidos y chicos en otros países todos los días; y un Salón de la Fama, que honra a los mejores contribuyentes al deporte. El museo y la biblioteca comprenden a todos los que forman parte de la historia.

UB: La Era de los Esteroides marcó un antes y un después en la forma en que los jugadores reciben la votación para entrar al Salón de la Fama. Hasta hoy, ningún sospechoso de haber usado sustancias prohibidas ha sido seleccionado (Barry Bonds, Roger Clemens, Mark McGwire, Rafael Palmeiro), y en otros casos jugadores sobre quienes las sospechas son hasta cierto punto infundadas (Jeff Bagwell, Mike Piazza). ¿Considera usted que debe haber una regla para vetar de la boleta a los jugadores sospechosos de haber usado sustancias prohibidas, o es usted de la opinión que solamente se deberían tener en cuenta sus logros y pasar por alto sus acciones?

JI: Los lineamientos para el voto al Salón de la Fama son bien claros. A los votantes se les pide que tengan en cuenta las contribuciones de los atletas, así como su carácter, su integridad y su deportivismo, relacionado con el uniforme, el juego y el terreno de juego. Estamos muy complacidos permitiendo que los votantes emitan su propio juicio de valores.

Jeff Idelson (izquierda) junto con Criag Biggio en la ceremonia de exaltación del 26 de julio de 2015. (Foto: Elsa/ Getty Im ages)

Jeff Idelson (izquierda) junto con Criag Biggio en la ceremonia de exaltación del 26 de julio de 2015. (Foto: Elsa/ Getty Im ages)

UB: Como presidente del Salón de la Fama no debería influenciar en los votantes, pero nos gustaría saber a quiénes considera grandes jugadores del pasado que debían haber sido votados y no lo fueron.

JI: Los Escritores (de la BBWAA: Asociación de Escritores del Béisbol de Estados Unidos) han hecho un excelente trabajo. No es fácil determinar quién entra al Salón de la Fama, y con un margen del 75% para lograr la elección, es muy difícil. El Comité de Veteranos brinda una segunda oportunidad en caso de que alguien se haya escapado.

UB: Usted puede haber visitado varios Salones de la Fama en diferentes naciones, además de Cooperstown, ¿hay alguno que le haya causado gran impresión?

JI: El Salón de la Fama de Fútbol Americano en Canton, Ohio; el Salón de la Fama de Hockey en Toronto, Canadá, y el Salón de la Fama del Béisbol en Japón son todos muy impresionantes.

UB: ¿Cuáles cree que deban ser las características de un Salón de la Fama del Béisbol?

JI: Cada país que tenga uno debe tomar su propia decisión, basado principalmente en la cultura de la nación.

UB: ¿Y las características de su presidente?

JI: Tiene mucho que ver con lo que la junta decida.

UB: Un Salón de la Fama del Béisbol Nacional debería estar directamente conectado con la maquinaria del béisbol de su país. ¿Cómo son las relaciones entre el Salón y la Major League Baseball?

JI: Excelentes. Somos independientes, lo cual nos permite contar la historia del béisbol en Estados Unidos, con sus cosas buenas y sus cosas malas, sin influencia de ningún tipo. Recibimos apoyo para adquirir artefactos para el museo, acceso a los estadios y a los jugadores, así como ayuda promocional.

UB: ¿Cómo vería un Salón de la Fama del Béisbol Cubano?

JI: Nunca he estado en Cuba, así que no lo sé. Lo que sí sé es que hay muchos grandes jugadores de béisbol nacidos en Cuba y que hay (en el país) una tradición por el béisbol como en Estados Unidos.

UB: Muchas gracias por sus respuestas y por su tiempo.

JI: Todo un placer.

2 comentarios

Rey súper cool la entrevista. Muy interesante!! Aprendí montón
De que eres periodista deportivo, eso no te quepan dudas…y uno de los tremendos!!!!

Ummmm y excelente titular…en el Salón de la Fama, se cuenta lo bueno y lo malo, no?? Cuestionador…

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: