Liga Profesional Cubana de Béisbol: ¿La “mágica” solución?

Extranjeros en el pasado: Dick Sisler (hijo de George Sisler) jugó en la Liga Profesional CUbana. (Foto: AP)

Extranjeros en el pasado: Dick Sisler (hijo del legendario George Sisler) jugó en la Liga Profesional Cubana. (Foto: AP)

Por Reynaldo Cruz

Muchos han señalado la creación de una Liga Profesional Cubana como la “solución mágica” para el grandísimo problema que tiene el béisbol dentro del país. Entre el éxodo masivo, tema que en algún momento fue tabú pero que hoy se aborda una y otra vez en todos los escenarios, y el poco incentivo o interés que tiene el béisbol en la Isla, hay realmente muy pocas esperanzas de que la situación del béisbol actual mejore, y por tanto es muy difícil que haya un desarrollo, por lo que la posibilidad de seguir descendiendo se hace cada vez más fuerte.

Es entonces que podría entrar en la escena una liga con características totalmente profesionales, sin que esto implique, por supuesto, la desaparición de la Serie Nacional, aunque esta adquiriría características especiales, subordinándose siempre a los intereses de la que más nivel tenga.

Para comenzar, sería necesario que desapareciera el bloqueo, porque es imposible hoy —sobre todo por la economía— abrir una liga pro en Cuba sin poder negociar o jugar con equipos que estén afiliados a las Grandes Ligas, por lo que este aspecto es clave para lograr crear un verdadero circuito rentado, que tenga fuerza y calidad. En segundo lugar, haría falta que se diera paso a los patrocinadores extranjeros, que serían los responsables de financiar a los equipos (uno o más patrocinadores por conjunto). Y finalmente, debería cambiar la política del trato a los atletas en Cuba, y debería permitirse a todos los que se han ido, y no han llegado a las Mayores (o no se han mantenido), volver a jugar en el país.

Estos son tres pasos fundamentales que habría que dar sin pensarlo para poder lograrlo, pero ya desde el principio vemos que hay dos de ellos que no dependen al 100% de las autoridades cubanas.

Sin embargo, con negociación y con una planificación adecuada se podría sin dudas llegar a conformar un circuito fuerte, con atractivo para la afición, sin dejar de jugarse un béisbol menos exigente, que pueda mantener el juego en todo el país… y además, que haya posibilidades para que todos los aficionados puedan acceder a un campeonato, teniendo en cuenta que los precios de las entradas a los estadios aumentarían cuando se trate del torneo principal.

Una conversación con la American Association que exima al béisbol cubano de todas las sanciones económicas por parte del gobierno de Estados Unidos de forma tal que los peloteros de las Ligas Menores puedan jugar en la pelota cubana, pero más que nada, que los peloteros que se han ido la Isla puedan jugar en Cuba y puedan gastar su dinero ganado en Cuba.

Ahí entra tal vez a jugar uno de los más grandes problemas que se presentarían en caso de que la Federación Cubana de Béisbol se decida a crear una liga profesional: el financiamiento. En primer lugar, habría que permitir que una o varias compañías extranjeras financien a cada equipo, de manera tal que puedan promover sus productos o sus servicios, y tengan la capacidad de pagar a los peloteros. Sin embargo, podría incluso lograrse que cada equipo esté afiliado a uno o dos conjuntos de la MLB; por ejemplo, si se creara una liga de seis equipos, se podría lograr que cada una de las seis divisiones de las Mayores tenga una cantera en la Liga Cubana.

Esto traería como consecuencia que los peloteros que jueguen en Cuba, cubanos o no, tengan salarios de Triple-A o de Doble-A, en dependencia del nivel que se le dé a la Liga Cubana, además de tener la seguridad de estar afiliados a uno de los cinco equipos de la división ante la cual responda el club con el que juega. Por un lado, esto aseguraría que los talentos cubanos que aún necesitan fogueo como para llegar a las Mayores permanezcan en Cuba, siempre y cuando sean de interés para los equipos de la Gran Carpa, aunque aparece un problema: ¿por qué daría la MLB un privilegio como este a Cuba, si no se lo ha dado ni a República Dominicana, ni a Puerto Rico? Por otro lado, generaría empleos, pues al estar afiliados a clubes de las Grandes Ligas, estos clubes invertirían en la reparación de los estadios, pagarían al personal de mantenimiento y financiarían todo el entramado de aseguramientos de todo tipo. Este financiamiento por parte de corporaciones extranjeras podría también extenderse a la Nippon Professional Baseball (NPB), que podría poner a un equipo de cada liga a patrocinar a cada club cubano. Es entonces que aparece el segundo problema: ¿hasta qué punto está la Federación Cubana de Béisbol dispuesta a renunciar a tener el control absoluto del béisbol en el país? ¿hasta qué punto efectuarán recortes en materia de impuesto a los salarios de aquellos que no son peloteros entrenadores, privándoles de grandes porcientos de lo que realmente ganan?

Para poder entonces figurarnos una liga profesional cubana, debemos entonces ponernos en un escenario en el que no haya restricciones de ningún tipo, en el que haya una apertura total, sobre todo en la mentalidad.

El proceso de financiamiento extranjero no es solamente de recibir, pues Cuba debería entonces ceder los derechos de algunos de sus jugadores para que suban a la categoría superior, tanto de la NPB como de la MLB, en tanto algunos peloteros podrían también bajar a la Liga Profesional Cubana. La Serie Nacional, que se jugaría al unísono, tendría entonces un límite de edad, digamos 27 años, para aquellos prospectos a los que aún les falta, o para aquellos jugadores que están lesionados y no pueden mantenerse en la liga más competitiva, pues los equipos buscan obviamente ganar el campeonato y no pueden darse el lujo de mantener en el roster activo a jugadores que no estén aptos para dar el 100% de su potencial.

Además, varias corporaciones podrían también apoyar el desarrollo de los equipos, lo que será retribuido con la muestra de las marcas en algún uniforme alternativo, y por supuesto, en las vallas en los estadios, que contarán además con un remozamiento a nivel general para hacerlos más competitivos y darles mayor calidad. En Cuba hoy existe solamente un estadio que está (y no lo suficiente) apto para acoger las exigencias de la MLB: el Estadio Latinoamericano. Fuera de ahí, hay un puñado en el que se incluyen el Estadio Victoria de Girón (Matanzas), el Estadio Augusto César Sandino (Villa Clara), el Estadio 5 de Septiembre (Cienfuegos) el Estadio Calixto García (Holguín) y el Estadio Guillermón Moncada (Santiago de Cuba) que tienen condiciones aceptables, pero muchos de ellos necesitan de veras que se les pase la mano, tanto en su infraestructura como en la grama y el terreno en general.

Las compañías extranjeras (y cubanas, ¿por qué no?) podrían por supuesto brindar la ayuda para lograr el financiamiento necesario para reparar todos los estadios (no solo los mencionados) y la retribución que se les debe dar lleva un cambio total de mentalidad, incluyendo precisamente darle la oportunidad a dichas empresas a promocionar su productos o servicios en el parque beisbolero.

Todo esto obliga entonces a los organizadores a cambiar casi drásticamente la filosofía de los precios de las entradas. En primer lugar, ya las entradas a los juegos no deben costar lo mismo, pues se ha hecho una inversión que debe ser recuperada. Pero no podemos permitir que el béisbol se convierta en algo parecido a los hoteles turísticos, a los autos, a las casas o a los equipos electrodomésticos de tecnología de punta: esas cosas que a las que la inmensa mayoría de los cubanos no puede acceder de manera diaria o de manera común, por lo que se impone sin lugar a dudas una estrategia para lograr que los precios respecto al lugar donde se sienta la gente cambien. Por ejemplo, podría cobrarse un poco más caro por los boletos a esos asientos cercanos al terreno (los palcos), en los que los fanáticos pueden interactuar con los jugadores y hasta hablar con ellos, en tanto un precio más asequible (pero un poco más elevado al actual) para las gradas. Un precio para las gradas bajas y otro más barato para las gradas altas.

Estos pasos deben darse, obviamente, teniendo en cuenta varios factores análisis de factibilidad, pues para nadie es un secreto que lo peor que podría pasarle al béisbol es que las entradas a los palcos bajos tengan un precio tan caro que ni siguiera las personas con mucho dinero en Cuba querrán pagarlo. Tendrá que ser una liga profesional, primero que todo, adecuada a la realidad actual, pero hecha siempre con el objetivo de que sea competitiva, y de que los jugadores se enamoren de ella.

La fórmula precisa no existe, y es seguro que muchas personas podrán coincidir o discrepar en este punto, pero la fórmula que me parece más acertada es la siguiente:

  • Crear seis equipos, que podrían tener el nombre que sea, y que jugaran varios juegos en provincias cercanas, dividiendo el país en tres regiones fundamentales. Los equipos no serán conformados por territorio, sino que se hará de una manera que inicialmente haga que sea una liga lo más pareja posible.
  • En un escenario de reconciliación de Cuba con sus hijos, varios de los peloteros que abandonaron el país por razones diversas y que muestren interés y voluntad de participar en la liga podrán ser elegibles para formar los conjuntos. Quienes seleccionarán a los jugadores no serán los managers, sino una especie de gerentes generales, previamente preparados y con total conocimiento de las estadísticas y el rendimiento de todos los jugadores elegibles, sean cubanos de adentro o de afuera, o incluso si son extranjeros. Todo esto se hará con el apoyo de las organizaciones de Grandes Ligas o de la Liga Japonesa a las que responda cada pelotero o de las franquicias de empresas patrocinadoras.
  • Una vez seleccionados los jugadores (que igual que en cualquier liga profesional son elegibles a canjes), comenzará el torneo, que hará que cada club juegue una cantidad de partidos en el occidente, otra en el centro y otra en el oriente, siempre intentando mantener la misma cantidad de juegos por equipo o por región. Los dos que más triunfos alcancen se enfrentarán en un play off de siete juegos a ganar cuatro, teniendo como sede un estadio escogido desde el inicio de la temporada, que deberá ser engalanado y mostrar durante todo el año mensajes que lo acrediten como sede de la gran final.
  • La Serie Nacional de Béisbol estaría jugándose al unísono (recuerden que esta última tendría un límite de edad) y el equipo cuya provincia sea la sede de la final deberá llevar el logo de la final en una de sus mangas, de manera que desde esa categoría se esté dando propaganda a importancia a la final.
  • Como parte de la temporada, las provincias que tengan hoteles que atiendan turismo extranjero o que tengan gran afluencia de extranjeros por turismo de ciudad, ofrecerán paquetes de tours al estadio durante toda la campaña, que incluirán un refrigerio, la oportunidad de intercambiar con los peloteros y pedir autógrafos al terminar el juego, un plegable con la programación del equipo y las nóminas de los dos conjuntos que jugarán en el partido al que asistirán, poniendo además estas ofertas al alcance del público nacional, pues como ya todos sabemos hay quien se lo puede pagar perfectamente.
  • Esta liga, que contaría con la transmisión de cadenas como ESPN o la NHK, estaría bajo el ojo cuidadoso de los scouts y los gerentes generales de las principales ligas profesionales del planeta (dígase la MLB, la NPB y la KBO), por lo que la Serie Nacional de Béisbol, que se jugaría entonces al unísono, cobra vital importancia, pues los jugadores que mejor lo hagan en la Liga Profesional podrían ser invitados a los Entrenamientos de Primavera a cualquier circuito rentado foráneo, dando entonces la posibilidad de ascender a la Liga Profesional a cualquier valor de la Serie Nacional. Como en todo esto siempre hay riesgo, también podría pasar que un pelotero de la Serie Nacional llame la atención de los clubes, y en ese caso, el organismo rector de la Liga Profesional debe permitirle ser fichado, pero antes la Serie Nacional deberá ser indemnizada por ello, como especie de un Posting System, como el que existe entre la NPB y la MLB.
  • El ganador de esta liga podría sin dudas ser un rival más que sólido para la Serie del Caribe, pero en este caso también tendríamos que tener en cuenta que es muy posible que las demás ligas invernales pongan el grito en el cielo en caso de que cualquiera de estos aspectos se materialice.
  • Por otro lado, Cuba se limitará a no enviar equipos formador pos jugadores de la Liga Profesional a eventos como los torneos de Holanda, los Juegos Centroamericanos y del Caribe y los Topes Amistosos contra los equipos Universitarios de Estados Unidos, dejando estos eventos en manos de los peloteros que hayan jugado la Serie Nacional. Para eventos como los Juegos Panamericanos, el Premier 12 o las confrontaciones contra equipos nacionales profesionales, se utilizarán los peloteros de la Liga Profesional, otorgando status de elegibilidad a los peloteros de la Serie Nacional. En el caso del Clásico Mundial de Béisbol, todos los peloteros cubanos (Liga Profesional, Serie Nacional o que jueguen en el extranjero, incluyendo la MLB) serían elegibles para participar… a ver entonces si salen o no del bache.

Una cosa sí es cierta, y siempre tengamos en cuenta que estamos hablando de suposiciones, y es que la verdadera solución al éxodo masivo y a los resultados tan discretos en la arena internacional es mantener la Serie Nacional como torneo masivo y de desarrollo de figuras, pero crear a la vez un circuito rentado que permita a los jugadores ganar buenos salarios y jugar un béisbol más exigente.

Esto, claro, es apenas una idea: soñar es gratis.

4 comentarios

1º Liga Cubana de Beisbol Profesional:
Acuerdos y desacuerdos con Reynaldo Cruz.
aº Durante algunos años he estudiado al detalle la sicología del negocio de MLB, me atrevo a asegurar que si Cuba no quiere que MLB se la trague completa (en beisbol) tal como ha sucedido con Dominicana, y demás países emisores de jugadores a MLB, Cuba tiene que montar su liga profesional sin previos acuerdos con MLB, estos; los acuerdos tienen que ser posteriores, al estilo de NPB, para que Cuba pueda seguir siendo autónomo.
bº Mejor hacer negocios previos con NPB, que a su vez se conviertan en garantía de “NO mas mangos bajitos para MLB, pues la liga Cubana nacería bajo el manto de la NPB.
cº NO dos campeonatos, en mi opinión la Serie Nacional de Beisbol de Cuba debe ser convertida en una Empresa Cubana por decreto del consejo de ministro, y debe ser reestructurada para que tenga varias ligas, una de ellas Selectiva, Superior o como se decida seria la elite, la que paga buenos salarios, que jamás seria la forma de parar la emigración pues por mas que se pague serian irrisorios con relación a los millones de MLB, las otras ligas de la Serie Nacional funcionarían como “ligas menores” y son también profesionales, pues la serie nacional actual es profesional; de miseria, pero profesional aunque no se le de ese carácter, se trata de doblar la hoja y llamarse por su nombre y crear el marco legal.
dº El marco legal es lo que para la emigración, o sea una liga asociada a NPB, eso es un marco legal infranqueable para MLB:
a- Los jugadores juegan en Cuba 8 años, comenzando con 20, de Octubre 20 a Enero 28, vacaciones Febrero, Marzo y Abril/15, entrenamientos, incorporación a la NPB para jugar a partir de Mayo 15.
b- Con 8 años en Cuba y NPB, o 28 años cumplidos (aunque no tengan 8 series) son agentes libres y pueden ser transferidos a MLB.
c- MLB tendría dos puntos para poder recibir los jugadores: 1- Una clausula en cada contrato que garantiza la elegibilidad de ese jugador para (torneo máster y Clásico mundial), 2- Pagar a Cuba digamos 10 millones y 5 millones a NPB, eso es 5 millones menos que los que pagan ahora a NPB por un Japonés.
eº DINERO; Contrato de TV, es aquí donde se necesita una licencia del departamento del tesoro para que Cuba pueda negociar con ESPN, FOX, y otras cadenas de TV y agregar a cadenas de televisión de Japón, Korea y Taiwán. Recordar, Octubre 20 a Enero 28 no hay temporada de MLB ni de NPB, por tanto el enorme mercado de Estados Unidos y de Japón estaría disponible, si la liga es buena hay interés de las televisoras, mas patrocinios, mas traspasos a los 28 años, mas impuesto a contratos en NPB.
fº La SNB, con plata asume todo, los aseguramientos, estadios, uniformes, pelotas, y hasta etc., las entradas de los estadios organizar un aumento simbólico, de esto no sale el dinero, para que de dinero hay que convertirla en inaccesible al público, sin público no hay liga, un torneo de Beisbol son los jugadores, los fanáticos y las estadísticas, sin uno de estos elementos no es un torneo.

2º LIGAS MENORES ESTADOS UNIDOS.
Mientras que desde 1976, los salarios en las Grandes Ligas se han incrementado en más de un 2,500 por ciento, en las Menores apenas ha sido de un 75 por ciento, en tanto la inflación en el Continente ha sido de casi un 400 por ciento, hecho que indica que el salario que perciben los peloteros de las Menores hoy día es mucho menor al que ganaban en 1976.
Los jugadores con contrato de grandes ligas que actúan en las menores se rigen por el pacto alcanzado con su club que siempre es sobre el mínimo de grandes ligas, hoy unos 525 mil por temporada, pero estos son el 3% dentro del total de jugadores en ligas menores.
Durante la primera temporada en la que un jugador de béisbol de las ligas menores está bajo contrato con un club de las grandes ligas, puede ganar un máximo de US$1.100 por mes para la temporada de cinco meses de Single-A. La temporada por lo general termina a finales de agosto o principios de septiembre. Después de su primer año, el salario del jugador está abierto a la negociación. A los jugadores internacionales se les paga una cantidad diferente, y el servicio de inmigración y naturalización de los Estados Unidos determina sus salarios, de acuerdo con la liga menor de béisbol.
Después del primer año, Graduarse en el escalafón del sistema de explotación otorga derecho a los jugadores a los salarios más altos. Los jugadores de Doble-A ganan un mínimo de US$1.050 por mes. Los de Triple-A, el más alto nivel de las ligas menores, ganan al menos US$2.150 por mes. Los agentes libres de ligas menores codiciados, disponibles después de siete temporadas, suelen firmar por US$12.000 a US$25.000 por mes, de acuerdo con “Baseball América”. Al añadir un jugador a la lista de 40 jugadores de un club de las grandes ligas, este gana un mínimo de US$32.500 en el primer año y US$65.000 después de eso. Si accede a las grandes ligas, los jugadores ganan el mínimo de las grandes ligas (US$400.000 en 2010) para la temporada (o una cantidad prorrateada si es convocado para menos de una temporada).
En AAA, el nivel más alto de las Minors, los salarios variarán entre $2.000 y $2.700 durante los mismos cinco meses de temporada. Eso es una diferencia mínima de $486.500 entre estar en el “40-man roster” o esperar tu oportunidad en Triple A. Algunas organizaciones preparan comidas para sus jugadores después de los partidos, pero en la mayoría de casos éstos tendrán que depender de sí mismos. Y no tan sólo en el tema alimenticio, sino también en lo que a vivienda se refiere: los clubes no la proporcionan a sus jugadores, y éstos tienen que buscarse la vida; desde hoteles baratos hasta compartir pisos entre jugadores, a veces con familias incluidas, pero nunca con el lujo como denominador común.

3º LIGAS DEL CARIBE:
Los salarios que se pagan en el béisbol invernal de la República Dominicana son, desde un jugador novato que no ha demostrado nada y que no está a nivel de las Grandes Ligas, el promedio de sueldo de un jugador de este calibre es de unos 50,000 pesos mensuales (1 108 usd). A un jugadores extranjeros, o de nivel grandes ligas, los cuales vienen con un buen aval de desempeño, estos pueden ganar hasta 700 mil pesos mensuales (15 517 usd), unos 50 mil usd por temporada como máximo, esto mas gastos de hoteles y colaterales que se suman, pero también dependiendo del equipo al que pertenezcan sus ingresos pueden ser menores y también están atados a su desempeño y contribución a que sus equipos puedan ganar juegos y el campeonato de béisbol invernal.
Salarios en LIDOM 2014; Salario mensual
Estrella en Grandes Ligas, US$ 20,000 a US$ 25,000; Regular en Grandes Ligas, US$ 8,000 a US$ 10,000; Novato en Grandes Ligas, US$ 5,000 – US$ 7,000; Estelar en LIDOM, US$ 7,758 a US$ 11, 084; Pelotero promedio de LIDOM, US$ 3,879 a US$ 6, 650; Veterano LIDOM, US$ 2, 216 a US$ 4, 432; Novato LIDOM, US$ 886 a US$ 2, 216. Muchos de estos peloteros exigen otros incentivos por desempeño en el terreno de juego al igual que facilidades como: alquiler de hotel o apartamentos y entradas para sus familiares y amigos.
LMXBP
Información adicional: El aficionado pagaría 495 pesos por toda la temporada en el canal que se llamará LMB.TV, tanto el juego de estrellas como la Serie del Rey, otra opción es un pago mensual de 99 pesos, adicionalmente, AYM Sports evalúa la posibilidad de ofertar un paquete anual que incluiría LMB y Liga Mexicana del Pacífico.
Según Plinio Escalante, presidente de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), “el Beisbol profesional en México opera con pérdidas, porque cuesta mucho dinero”. Explicó que los salarios de los jugadores se han disparado de tal manera que el público mexicano no los puede pagar, “los jugadores han rebasado con sus sueldos las posibilidades económicas del pueblo que los va a ver jugar. ¿Qué hay que hacer? Buscar patrocinios que complementen los ingresos, pero todos acaban poniendo algo de su bolsa”. En la LMB, entre las plazas que no operan con número rojos están Leones de Yucatán, Saraperos de Saltillo, Sultanes de Monterrey, Vaqueros de la Laguna, el caso contrario es Diablos Rojos del México, debido a que es un equipo caro de operar, ellos se trasladan casi siempre en avión y la asistencia aún no es suficiente para sostener a la novena, mencionó Plinio Escalante.
Los salarios oscilan desde $ 15,000.00 MXN = $ 928.12 USD A $ 150,000.00 MXN = $ 9,281.20 USD
COSTO GLOBAL X equipo es de unos $ 40,000,000.00 MXN = $ 2,474,987.16 USD
LVBP:
SALARIOS: Al cambio oficial, todos sabemos que al cambio paralelo es muy poco, unas 77 veces menos, pero los que logren cambiar en Bancos es un salario decoroso, en el paralelo es un salario inferior a la serie nacional de Cuba.
Liga Paralela: US$ 1, 181/mes.
Sustituto o Utility:: US$ 4, 724/mes.
Abridor Figura: US$ 20, 772/mes.
Toletero Estrella: US$ 23, 672 a 26, 771/mes.
Relevista medio: US$ 5, 511 a 6, 299/mes.
Novato grandes liga: US$ 3, 149 a 7, 181/mes.
Regular destacado: US$ 11, 023/mes.
Importado (R40) US$ 10, 000 a 12, 000 /mes.
Importado (Independiente): US$ 6, 000 a 10, 000 /mes.

4º SERIE NACIONAL DE BESIBOL DE CUBA;
LIGA PROFESIONAL SELECTIVA:

SALARIOS:
Si tenemos en cuenta los argumentos expuestos en los restantes comentarios míos referidos a los verdaderos salarios en Ligas menores de Estados Unidos, Liga Dominicana; LIDOM, Liga Mexicana; LMXP, Liga Venezolana; LVBP podemos afirmar que la supuesta liga selectiva de Beisbol profesional de Cuba, parte integrante de la Serie Nacional como institución Empresarial no necesita ser multimillonaria para competir con todas las demás ligas excepto la Grandes Ligas, pero si hoy mismo la supuesta liga Selectiva existiría con todos los mejores jugadores cubanos sin incluir los que están en Grandes Ligas, sería una excelente liga solo superada por las Grandes Ligas y la Nippon Professional Baseball de Japón, la batalla en cuestión es posible planteársela y ganarla fácilmente, con 3 millones de dólares se garantizaría un salario promedio de 45 mil dólares por temporadas, de ellos 500 mil para estímulos adicionales por rendimiento, más otros 1 millón 700 mil para los demás gastos, TOTAL GENERAL= 5, 000, 000
Un contrato de televisión, patrocinios por ejemplo de firmas de ropa deportiva y los montos de traspasos sería suficiente para cubrir una liga decente y mejorar las otras ligas de la serie nacional como ligas menores que liberaría al Estado gastos que puede destinar por ejemplo al Voleibol, Atletismo y Boxeo.
Costo usd cantidad periodo
576.00 12 camisas 1 por semana
792.00 12 pantalones 1 por semana
672.00 6 pares de zapatos 1 por dos semanas
2040.00 sub-total
310.00 otros, maletín, jake
2350.00 total x jugador
451200.00 total 192 jugadores
148000.00 personal auxiliar
599200.00 total general ropa

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: