Peloteros Cubanos: Entre la Serie Nacional y las Grandes Ligas… ¿fuera de liga?

Con promedio de .294, 24 jonrones y 77 empujadas, el cubano José Dariel Abreu demuestra que sus números en Cuba no fueron casuales y pone al Sophomore jinx en ridículo. (Foto: USATSI)

Con promedio de .294, 24 jonrones y 77 empujadas, el cubano José Dariel Abreu demuestra que sus números en Cuba no fueron casuales y pone al Sophomore jinx en ridículo. (Foto: USATSI)

Por Reynaldo Cruz

El comienzo de la 55 Serie Nacional de Béisbol está al doblar de la esquina, con cambios sustanciales en su rostro —lo cual ha sido precisamente la tónica en los últimos años— y con un futuro más incierto aún. Podría incluso decirse que la incertidumbre de hoy supera precisamente al escepticismo que inundó los corazones de la fanaticada de aquellos Almendares, Marianao, Habana y Cienfuegos, cuando los cuatro grandes clubes profesionales de la pelota invernal cubana desaparecieron para dar paso a la Serie Nacional.

Las circunstancias de hoy son bien diferentes. Para nadie es un secreto que la cantidad de peloteros que abandona el país es tan alta, que los rosters sufren cambios radicales de la noche a la mañana. Lo más notable incluso puede llegar a ser precisamente que el éxodo no es solamente hacia el exterior del país, sino que se vive también una época en la que los peloteros buscan jugar donde se sienta mejor (y donde no consideren que están acabados).

Es por eso tal vez que Víctor Mesa parece más un Profesor Frankenstein armando un monstruo con lo que puede escoger (porque no se trata de un trabuco, que quede claro) de lo que otros equipos desechan o de aquellos peloteros que ya no se sienten cómodos en sus respectivas provincias. Pero Matanzas no es el único (sí, porque la gente va a magnificar precisamente lo que haga VM32), pues varios equipos han dado oportunidad a veteranos o jugadores sin el suficiente vuelo en Series Nacionales que no tendrían las mismas posibilidades en sus respectivas provincias de origen.

En el escenario cambiante del béisbol cubano, puede verse también a varios peloteros cubanos que han en jugado en Series Nacionales exclusivamente en el Siglo XXI brillando en las Grandes Ligas.

Este punto aclaratorio es importante en extremo. De los tantos de jugadores cubanos que hoy juegan en las Mayores, el primero que abandonó el país fue Kendrys Morales, quien probó la estructura de 16 conjuntos, 10 partidos con los equipos de cada grupo y cinco con el resto, para 90 choques… pero en apenas la segunda Serie Nacional de Kendrys experimentó su primer cambio, cuando se obligó  jugar seis encuentros con cada contendiente para hacer las cosas “más parejas”.

Si hacemos un análisis bien minucioso, podríamos decir que entre todos los peloteros cubanos que ven acción hoy en la Gran Carpa se han visto todas las estructuras, desde la que se tenía a finales del siglo pasado, hasta la que murió el pasado año.

¿A dónde quiero llegar?

Es muy simple. A pesar de los cambios de estructuras, algunas menos espectaculares, otras menos competitivas, otras menos exigentes, el pelotero cubano sigue mostrando una calidad enorme justo al momento de llegar a la Gran Carpa… no importa si fueron buenos, regulares o malos en la Serie Nacional, la gran mayoría de ellos lo hace bien, o lo hace por encima de la media.

Contrario a la época de los años noventa, cuando el mayor talento cubano que llegaba a las mayores era precisamente su pitcheo (René Arocha, Rolando Arrojo, Osvaldo Fernández, Orlando “el Duque” Hernández, Liván Hernández), hoy son los bateadores los que llevan la voz cantante. Lo mejor que llegó de Cuba en aquel tiempo al Big Show en materia de jugador de posición fue Rey Ordóñez, pero no fue su bate precisamente lo que lo hizo mantenerse a flote en el béisbol más exigente del mundo… algo que precisamente lo contrario hoy con los José Dariel Abreu, los Yoenis Céspedes, los Yasiel Puig, los Kendrys Morales.

La afirmación puede tener no pocos detractores, pero hay que hacerla: en la MLB hoy se promedia colectivamente para .254, o sea, que esa es oficialmente la media de las Grandes Ligas. Bastante baja, podemos admitir, sobre todo en comparación con las medias que se ven en las Series Nacionales cubanas, que llegan a veces a cifras espantosamente altas.

Dieciocho cubanos han visto acción en la Gran Carpa este año, y de ellos, solamente cinco están por debajo de esa media: Adonis García (.246, pero 6 jonrones y 10 empujadas en 31 partidos), Alexander Guerrero (.233, pero 11 jonrones y 32 impulsadas en partes de 86 juegos, viendo acción mayormente como suplente), Leonys Martín (.220, en su peor campaña, aunque sí con cinco cuadrangulares), Yasiel Puig (sorpresa esta, apenas un punto por debajo con .253, aunque sí ha disparado 11 vuelacercas y 38 empujadas), y Alexei Ramírez (torpedero, con .238, más ocho batazos de vuelta completa y 48 compañeros fletados hacia el plato). ¿Se han puesto a pensar cuántos bateadores en la MLB están este año por debajo de ese promedio?

El resto, o sea los otros 13, independientemente de su tiempo de juego, tiene averages por encima de la media, y casos como el de Abreu (.294, 24 HR, 77 CI), Yoenis Céspedes (.296, 25 HR, 82 CI), Kendrys Morales (.285, 14 HR, 87 CI), o Yunel Escobar y José Iglesias (ambos por encima de .300), son muestras de la altísima calidad que tienen los bateadores cubanos, sobre todo cuando apenas 70 bateadores superan los .270 de promedio, y 24 de ellos los .300 en todo el Big Show.

Entonces, es válida la teoría de que la Serie Nacional no es una escuela tan mala —aunque el caso de Yasiel Puig es la muestra más clara de que los peloteros cubanos carecen de disciplina táctica— o al menos se puede decir que el talento que ha salido de ella no es de lo peor. Miremos solamente a aquellos que están por debajo de la media y preguntémonos si pueden rebasarla… pienso que sí, todos.

Cuando se dé la voz de play ball el próximo domingo en el Estadio José Ramón Cepero de Ciego de Ávila, comenzará otra temporada cubana, cargada de emociones, críticas, hazañas, indisciplinas, polémica, intriga, talento, mediocridad… una mezcla de interrogantes y certezas, pero además, otra carrera más hacia la supervivencia, y otra carrera más por parte de algunos cazadores de talentos en busca del próximo Céspedes, Kendrys, Abreu o Puig que abandone el país de una manera u otra.

En cierto modo, ha sido esta la mayor causa por la cual algunos peloteros se mueven de una provincia a otra, lo que ha hecho también que en los últimos tiempos los rosters de los equipos a las Series Nacionales sean cada vez más cambiantes, al tiempo que ha sido la oportunidad para que varios veteranos, que incluso llevaban uno o dos años sin participación en la Serie regresen con sus equipos o con otros. Será esta serie, como indica el pasado reciente, un evento con características típicas de un escenario ultra complejo: éxodo masivo, dos pausas considerablemente largas en medio de la competencia y una reunión con la MLB supuestamente durante una de ellas.

El béisbol cubano cambia, a un paso diferente al del resto de la nación, pero cambia. Desde las Mayores —u otras tierras— los que se han ido siguen con detenimiento los acontecimientos: algunos podrían volver a integrar las filas de la escuadra nacional, todos aspiran a volver un día a su tierra y ser bienvenidos en ella. Desde adentro, muchos aspiran a tener la oportunidad de demostrar que los que brillan hoy en las Grandes Ligas no son los únicos peloteros cubanos de calidad, y la SNB o la escuadra nacional a un evento internacional sirve en cierto modo de escuela o de vitrina para mostrarse.

Es esa la realidad actual del béisbol cubano, y es tal vez esa la razón de mayor peso por la que tantos cambios se harán para esta Serie y tantos cambios (aún desconocidos) se anunciaron para el futuro.

LABOR DE LOS CUBANOS EN LA MLB (Estadísticas de Cuban-Play)

Bateadores

Jose Dariel Abreu  
GP AB R H HR RBI AVG OBP
120 472 74 139 24 77 .294 .352

 

Yonder Alonso  
GP AB R H HR RBI AVG OBP
97 334 45 91 5 28 .272 .353

 

Rusney Castillo  
GP AB R H HR RBI AVG OBP
49 158 25 48 5 25 .304 .337

 

Yoenis Cespedes  
GP AB R H HR RBI AVG OBP
125 506 80 150 25 82 .296 .328

 

Yunel Escobar  
GP AB R H HR RBI AVG OBP
111 426 59 131 9 41 .308 .365

 

Adonis Garcia  
GP AB R H HR RBI AVG OBP
31 114 13 28 6 10 .246 .256

 

Yasmani Grandal  
GP AB R H HR RBI AVG OBP
94 291 41 80 15 44 .275 .383

 

Alexander Guerrero  
GP AB R H HR RBI AVG OBP
86 189 22 44 11 32 .233 .258

 

Adeiny Hechavarria  
GP AB R H HR RBI AVG OBP
123 447 53 126 5 48 .282 .317

 

Jose Iglesias  
GP AB R H HR RBI AVG OBP
113 394 41 120 2 22 .305 .351

 

Leonys Martin  
GP AB R H HR RBI AVG OBP
94 287 26 63 5 25 .220 .265

 

Kendry Morales  
GP AB R H HR RBI AVG OBP
125 456 56 130 14 87 .285 .352

 

Brayan Peña  
GP AB R H HR RBI AVG OBP
86 287 15 79 0 15 .275 .341

 

Yasiel Puig  
GP AB R H HR RBI AVG OBP
76 273 30 69 11 38 .253 .321

 

Alexei Ramírez  
GP AB R H HR RBI AVG OBP
122 458 38 109 8 48 .238 .267

 

Jorge Soler  
GP AB R H HR RBI AVG OBP
90 343 35 91 7 42 .265 .325

 

Yasmany Tomas  
GP AB R H HR RBI AVG OBP
98 353 37 103 8 43 .292 .323

 

Henry Urrutia  
GP AB R H HR RBI AVG OBP
10 34 3 9 1 6 .265 .306

 

Lanzadores

Aroldis Chapman  
GP INN W L SV BB SO ERA
51 50.2 3 4 24 27 90 1.78

 

Odrisamer Despaigne  
GP INN W L SV BB SO ERA
26 115.1 5 8 0 27 61 4.99

 

Roenis Elias  
GP INN W L SV BB SO ERA
14 79.0 4 6 0 26 64 4.22

 

Jose Fernandez  
GP INN W L SV BB SO ERA
7 43.0 4 0 0 10 53 2.30

 

Dalier Hinojosa  
GP INN W L SV BB SO ERA
4 6.2 0 0 0 3 7 0.00

 

Raisel Iglesias  
GP INN W L SV BB SO ERA
14 73.1 3 5 0 21 77 3.93

 

3 comentarios

Pingback: Peloteros Cubanos: Entre la Serie Nacional y las Grandes Ligas… ¿fuera de liga? (27/8/2015) | elpalcodelahistoria

Saludos Rey, cuanta razón tienes amigo. Cuba ha sido y sigue siendo una cantera inagotable de peloteros. Es nuestro deporte nacional y lo llevamos en la sangre. Seguimos por tanto naciendo con un guante y un bate (a pesar del futbol). El torneo nuestro sigue perdiendo jugadores que se van a hacer carrera fuera, tal y como ocurría antes del 59, la diferencia estriba en que esos mismos, en buen número regresaban a jugar pelota invernal, los de ahora, por desgracia no pueden hacerlo por la intransigencia política de nuestros dirigentes.
Por otra parte, te quería aportar que de los 24 jugadores cubanos que han pasado este año por las Grandes Ligas (nacidos en Cuba), un total de 13 son exmiembros del team Cuba, o sea, más de la mitad. Tengo dudas si Adeiny, Guerrero, Urrutia, y Candelita hicieron Cuba alguna vez, porque entonces serían 17 de 24. Todavía voy a ajustar un poco más. Teniendo en cuenta que Yonder, Yasmani y José Fernandez, salieron de la isla siendo muy niños o adolescente como José, el saldo arrojaría de 21-13 o mejor de 21-17. Esto es para que vean aquellos detractores de los equipos Cuba de antaño que no tuvieron la oportunidad de probarse al nivel de las Mayores, como la calidad de nuestro seleccionado nacional se impone en el mejor beisbol del mundo. Salvo excepciones, los integrantes de los equipos Cuba tienen un alto porciento de probabilidades de pisar un terreno de Grandes Ligas (los próximos deben ser Olivera y Dariel Alvarez, este último cuando se expandan los rosters o antes, vaya usted a saber), no por gusto son los mejores de nuestro país y lo demuestran al más alto nivel.
Hoy he leído con pesar, como el comisionado nacional desmentía que fueran a convocar a los peloteros de la MLB, es decir mi hermano que la vida seguirá igual y la gente se seguirá yendo y la Serie Nacional seguirá cuesta abajo, si ellos no lo quieren entender, es su problema, asi y todo seguiré apoyando a mis peloteros dondequiera que estén y en cuanto torneo se presenten. Un saludo

Reynaldo, me da la impresión de que estás tratando de hacer una generalización donde no se puede. Afirmas “el pelotero cubano sigue mostrando una calidad enorme justo al momento de llegar a la Gran Carpa… no importa si fueron buenos, regulares o malos en la Serie Nacional, la gran mayoría de ellos lo hace bien, o lo hace por encima de la media.” Y para llegar a esa conclusión te basas en la ínfima minoría de los que llegaron a las Mayores y no en el universo que estaría formado por los que se han ido de Cuba. La calidad de la Serie Nacional es realmente baja, no importa la vuelta que se le dé al asunto. Peloteros de talento, esos que mencionaste como la regla cuando más bien son la excepción, se marchan, van a una liga más exigente y su talento les permite crecer como jugadores. Y no digo que no hay peloteros de talento en Cuba, afirmo que si no se mueven a un ambiente más exigente, ese talento no se desarrolla al máximo. Y, para concluir, volviendo a los peloteros cubanos que se fueron, no es “la gran mayoría de ellos” la que lo hace bien en las Mayores es, en realidad, la minoría porque “la gran mayoría” no llega a la Gran Carpa.

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: