55 SNB: A pocas horas del “Play Ball”… así veo la Serie

El mentor holguinero Noelvis González, debutante en esta SNB, intentará clasificar nuevamente a los Cachorros. (Foto: Reynaldo Cruz/ UB)

El mentor holguinero Noelvis González, debutante en esta SNB, intentará clasificar nuevamente a los Cachorrosa la segunda ronda. (Foto: Reynaldo Cruz/ UB)

Por Reynaldo Cruz

La voz de play ball! se dará en pocas horas, y nuevamente 16 equipos se lanzarán en pos de una carrera de velocidad (y resistencia) en busca de los ocho cupos para la segunda fase, en una Serie Nacional que —por tercer año consecutivo— mostrará cambios en el sistema de competencia y algunos que otros ajustes en cuanto al reglamento… todo aprobado por la Dirección Nacional de Béisbol, en un claro afán por intentar mantener a flote el torneo.

Descargue el pdf con los Rosters y el Calendario (Tomado de Granma)

Todos los equipos han sido dados a conocer, y uno de los aspectos más llamativos resulta el cambio de casaca por parte de varios de ellos.

Llama la atención que pese a la gran cantidad de peloteros que abandonaron el país el pasado año, el número de novatos no es tan elevado como se esperaba: desde Ciego de Ávila, que presenta a un solo debutante, hasta Villa Clara y Mayabeque (ambos con nueve), la totalidad de los peloteros que inician su accionar por vez primera en los clásicos cubanos asciende a 90 (válido para un 17.58 % de los 512 que entrarán en acción en esta temporada).

Resulta bien difícil hacer este año un pronóstico, pero nuevamente Matanzas (ahora aupado por la entrada de otros importados) aparece como uno de los favoritos para ganar el cetro. El mentor Víctor Mesa tendrá nuevamente la tarea de sacudirse de su mala suerte y encaramarse finalmente en lo más alto del podio, pues pese a haber sido medallista en los cuatro años que lleva dirigiendo a los Cocodrilos, el cetro le ha sido más que esquivo.

Industriales —¿quién se atreve a descartarlo al inicio de una temporada?— se suma a la lista de los más fuertes candidatos para coronarse como campeón, ahora bajo la severa mirada de otro gran ex pelotero, Javier Méndez. Desde Rey Vicente Anglada, la dirección del béisbol en la capital ha optado por buscar liderazgo en peloteros gloriosos que han vestido la franela azul, como Germán Mesa y Lázaro Vargas, aunque siempre ha habido un “pase de cuentas” cuando las cosas no han salido del todo bien, como siempre le va a suceder a cualquier mentor de los máximos ganadores en Series Nacionales que falle en cumplir con las expectativas (esto ha sido más que injusto, pues de los tres, solamente Vargas no pudo coronarse en ninguno de los años en los que dirigió).

Nadie tampoco se atrevería a excluir de la lucha por el galardón a los actuales monarcas, los Tigres de Ciego de Ávila. Deseoso por borrar la imagen que dejó en los recién concluidos Juegos Panamericanos de Toronto, donde entre las fallas de sus jugadores y su poca autoridad salieron a relucir, Roger Machado cuenta con el equipo que menos debutantes tiene en su roste (apenas uno), y aspira, teniendo en cuenta que mantiene prácticamente la base que tenía el equipo que se coronó, a lograr su tercer cetro. Que conste, las mejores ubicaciones históricas de los Tigres han sido todas bajo su mando.

Otros que podrían escalar —sobre todo si olvidamos su pésimo accionar en los Play Off el pasado año— son los Alazanes de Granma. Igualmente ha sido Carlos Martí el arquitecto de los mayores éxitos de los granmenses. Pese a iniciar el período de vida sans Alfredo Despaigne (quien merecerá además un descanso tras su regreso de Japón), su ofensiva es tan poderosa que la ausencia del Caballo de los Caballos apenas se siente.

Como sucede siempre, los Piratas de la Isla pueden ser dejados fuera de todos los pronósticos, sobre todo siguiendo las sentidas ausencias de la off-season. Sin embargo, volvería a ser un pronóstico descabellado dejarlos fuera de toda contención, sobre todo porque son los actuales subcampeones (que en la semifinal desbancaron nada más y nada menos que a un Matanzas que por momentos se antojaba invencible). El mentor José Luis Rodríguez Pantoja intentará demostrar que lo del pasado año no fue casual.

Con menos posibilidades —de los que clasificaron el pasado año— aparecen Pinar del Río, Artemisa y Holguín, quienes se disputarán posiblemente los últimos tres boletos con Las Tunas, Villa Clara Camagüey, Santiago de Cuba, Guantánamo, Mayabeque, Sancti Spíritus y Cienfuegos, quienes se ven un poco más rezagados.

Los vueltabajeros fueron otros que sufrieron una cantidad considerable de bajas, y perdieron la clasificación a los Play Off el pasado año en la última sub-serie —luego de ganar la Serie del Caribe. Su ex mentor Alfonso Urquiola hizo declaraciones polémicas que se filtraron y provocaron revuelo tanto en las redes sociales como en la más grande red social de Cuba: la calle. A su salida, Jorge Ricardo Gallardo intentará parar el sangramiento, pero con las ausencias (cuatro receptores novatos) y el posible estado de ánimo del plantel tras tantos malos ratos, la tendrá más que difícil.

Los Cachorros cambiaron también de mentor, ahora con Noelvis González, quien aspira nuevamente a clasificar para la segunda ronda, como mismo lo hizo su predecesor Hirochi Bartutis en las dos últimas presentaciones. También con ausencias, y con un equipo algo renovado, los holguineros buscarán colarse entre los ocho primeros, pero independientemente de los conocimientos que tiene su nuevo timonel, son una interrogante.

Dany Valdespino es tal vez el que menos dolores de cabeza sufra de estos tres mentores, sobre todo por la estabilidad que ha alcanzado en los últimos dos años. Artemisa no es un conjunto fácil, y ubicar en un pronóstico a los Cazadores entre los tres últimos clasificados es un poco precipitado e irrespetuoso. Siguen teniendo un muy buen pitcheo —aunque no el de los tiempos de los Vaqueros del Habana— y no tienen una base muy débil.

Villa Clara intentará volver a la segunda ronda, luego de que cayeran en desgracia tras su clasificación el último día en la Serie Nacional 53 y una Serie 54 para el olvido. Ahora dirigidos por Vladimir Hernández, los Naranjas, que cuentan en su staff de pitcheo con cinco novatos, intentarán deshacer el maleficio del pasado año, aunque les va a ser bastante difícil. Tampoco las tendrá muy claras Ermidelio Urrutia, al frente de unos Leñadores que “rescataron” veteranos de otras provincias, pero que al igual que el resto de los equipos, tienen bajas.

Alcides Sánchez intentará sacar a Santiago de Cuba del foso, pese a la garra que siempre ha caracterizado a los indómitos, las últimas tres temporadas han sido para el olvido… y no parece este el año en que salgan del bache, sobre todo luego de que Alexei Bell se decidiera a no vestir más su casaca. En una situación similar parece estar Camagüey, y Rolando Hernández estará obligado a buscar la fórmula para aglutinar a un equipo que siempre asoma con talento pero que no juega para nada cohesionado. Ahora, sin su as Norge Luis Ruiz, las cosas no pintan para nada bonitas.

Otros dos conjuntos que tampoco se la verán muy fácil son Guantánamo y Mayabeque. Los primeros, comandados por Jorge Prevot, han adolecido de problemas de disciplina luego de varias incursiones en la postemporada, más la salida de varios de sus peloteros del país o hacia otras provincias. A los segundos no les servirá de mucho contar con el ex slugger Romelio Martínez en el banquillo, pues de sus nueve debutantes, ocho se encuentran en un staff de pitcheo tan bisoño, que su serpentinero de mayor experiencia tiene apenas cinco Series, y apenas otros cinco tiradores han visto acción en la SNB, tres de ellos con dos temporadas o menos.

Dejo para el final a Sancti Spíritus y Cienfuegos, conjuntos que acariciaron la final hace tres años y luego cayeron en desgracia de manera estrepitosa. Luego de convertirse en claros contendientes al galardón durante varios años, ambos conjuntos sufrieron tal vez un efecto peor que la metamorfosis descrita por Franz Kafka. Los dos planteles cayeron en desgracia y les será muy difícil recuperarse, pues la hemorragia sigue latente.

Ubicados en los tres primeros puestos deben terminar la primera fase los yumurinos, los azules y los avileños, en tanto los granmenses y los pineros se disputarán probablemente el cuarto puesto, aunque estos últimos podrían bajar en el ranking de probabilidades. Holguineros, artemiseños y vueltabajeros cierran un pelotón al que se unen los villareños y los tuneros, y con menos posibilidades aparecerían los santiagueros. El resto de los conjuntos no tiene muchas probabilidades de pasar, y a menos que hagan la hombrada esta primera fase estará centrada en once conjuntos luchando por ocho plazas.

Un torneo más exigente podría estarse gestando… falta que hace.

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: