Shoeless Joe y el debate de la restitución

"Shoeless" Joe Jackson seguirá expulsado del béisbol. (Foto: Encyclopedia Britannica)

“Shoeless” Joe Jackson seguirá expulsado del béisbol. (Foto: Encyclopedia Britannica)

Por Reynaldo Cruz

Rob Manfred ha decidido que no va a restituir a “Shoeless” Joe Jackson. Casi un siglo ha pasado desde que el Juez Kenesaw Mountain Landis pasara por encima de una decisión de la Corte Suprema, que había absuelto a quienes luego se convertirían en los ocho jugadores del “Escándalo de las Medias Negras” y aún Manfred, en su rol de nuevo Comisionado del Béisbol de la Major League Baseball se rehúsa a contradecir una orden fue dada por un predecesor.

Todo este fenómeno está sin lugar a dudas relacionado con la posibilidad de que también haya que restituir a Pete Rose, el líder en hits de todos los tiempos en la Gran Carpa. Pese a que varios argumentos defienden a Jackson (incluyendo su promedio de .375 en la Serie Mundial de 1919, la del escándalo), es bien claro que el béisbol no permitirá que Jackson, o cualquiera de los otros Black Sox, incluyendo a Buck Weaver, quien solamente tuvo conocimiento culposo, regresen al béisbol. Más que nada, parece una advertencia al viejo Rose, diciéndole que será imposible que sea perdonado.

Como apuntó Tim Daniels, de Bleacher Report:

Como se ve en la carta (enviada por Manfred al Museo de Shoeless Joe Jackson), también apunta que los votantes al Salón de la Fama durante el tiempo de elegibilidad de Jackson le otorgaron apenas cuatro votos totales. Manfred cree que esos individuos, que tenían mejor sentido de la situación en aquel momento, estaban más calificados para decidir que lo que lo está él.

En una reciente conversación con Chuck Hildebrandt, miembro de la Sociedad para la Investigación del Béisbol de Estados Unidos (SABR: Society for American Baseball Research), y presidente de Sabermedia (el Comité de dicha Sociedad para la Prensa), hablamos sobre las posibles implicaciones de una restitución de Jackson.

Es lógico que a la MLB no le conviene abrir la puerta a Shoeless Joe, porque entonces deberían hacerlo también para Pete Rose, para Buck Weaver, para Happy Felch, para Eddie Cicotte y todo los que han arreglado partidos. Pero más aún, si les abren la puerta a ellos, tendrían entonces también olvidarse de los que abusaron de sustancias para mejorar el rendimiento, sí los “infames” consumidores de esteroides —dígase José Canseco, Roger Clemens, Barry Bonds, Mark McGwire, Sammy Sosa y compañía— también merecerían que se les “perdonara”.

¿Por qué? Es bien simple: ante los ojos de todos es más honorable el que hace trampas para ganar que el que recibe dinero para perder o para fallar en algún momento determinado. Pensémoslo de alguna mejor manera: ¿quién ayuda más a un equipo? ¿un jugador que hace todo lo posible por producir o uno que trata de perder? En resumen, quienes tildan a los abusadores de esteroides de egoístas, tendrán que replantearse sus filosofías sobre el egoísmo antes de pensar en defender a los apostadores.

Nadie podrá negar que aquellos que se ayudaron de los fármacos en realidad fueron productivos a sus respectivos equipos, lo fue Clemens, lo fue el mismo Canseco, lo fue McGwire, lo fue Sosa y lo fue, por supuesto, Bonds. En términos de comparación, Shoeless Joe y Weaver son parecidos a Clemens, Sosa y McGwire, como Rose es una especie de Canseco o Bonds. Unos simpáticos y populares, otros odiados y controvertidos.

Pero en general, todos pertenecen a un mismo grupo: el de los peloteros que hicieron cosas deplorables, pero las de unos son más de reprochar que las de otro. Para los que apostaron existe una regla de fuerza, que está escrita en cada dugout de cada estadio del béisbol organizado, y que se resume en: apostar es ilegal.

Rob Manfred, recientemente electo Comisionado, no va a permitir que Pete Rose, siempre en el centro del debate y la polémica, se convierta ahora también en noticia, pero más que nada, no puede darse el lujo de que su legado tenga la mancha de permitir regresar al béisbol a jugadores que cometieron faltas que deberían ser (y son) consideradas como actitudes reprochables y pésimos ejemplos para las jóvenes generaciones. Mirémoslo desde un punto de vista: el regreso de Shoeless Joe al béisbol y la eventual e hipotética restitución de Pete Rose sería como decir a los niños: Hey, apostar y vender juegos está bien.

Entonces, no podríamos lamentarnos cuando en el año 2020 apareciera otro escándalo de Medias Negras. Al final, eso sería lo que estaría haciendo Manfred si perdonara al gran Joe Jackson, pues no se puede hacer una salvedad con él y no hacerla con Rose o los otros siete Medias Negras; no importa cuántos filmes del “Descalzo” se hagan, su nombre seguirá asociado a los gamblers. Podría esta ser incluso la forma del cuerpo representado por Rob Manfred de decirle a Pete Rose: “Tranquilo, tu hora NO llegará, al menos en MUCHO tiempo.”

1 comentario

Afortunadamente la trascendencia de la obra de una persona, su grandeza, no dependen de si es reconocida por tal o más cual otra persona o institución. Es independiente de todo eso. Por eso, amén de que Rob Manfred y todos los comisionados MLB sigan prohibiendo la entrada de Joe Jackson al Salón de la Fama, igual Joe Jackson trascenderá en el tiempo, y se seguirá hablando de él por muchos muchos años. A cada persona hay que valorarla según sus circunstancias. Joe Jackson fue un hombre analfabeto, no sabía leer ni escribir. Nunca se pudo probar que recibió el dinero. Y para colmo, no parece que en la práctica se vendió por dinero, porque su rendimiento en esa serie mundial fue excelente, como se esperaba de él. A mí me es difícil meterlo en el mismo saco que a Canseco, Bonds, etc.

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: