55 SNB: Roger Machado y las lecciones para el béisbol cubano

Roger Machado ha sido suspendido por dos seis encuentros. (Foto: Cubadebate)

Roger Machado ha sido suspendido por dos seis encuentros. (Foto: Cubadebate)

Por Reynaldo Cruz

Por mucho que la gente quiera empecinarse en satanizar a Víctor Mesa —empecinamiento que definitivamente lleva su razón—, el béisbol cubano ha encontrado sin lugar a dudas a un nuevo villano en la figura del mentor avileño y actual campeón defensor Roger Machado. Su expulsión en el partido del pasado martes, aparejada a su suspensión por seis partidos y una multa de 200 pesos, constituye una medida bastante ejemplarizante, aunque podría hasta haber un carácter “retroactivo” en el evento.

Sucede que Machado, luego de haber sido requerido por la árbitro Yanet Moreno, perdió los estribos y de manera bien clara sobrepasó todos los límites que podría sobrepasar, por lo que la DNB decidió aplicarle la ya mencionada medida que:

… responde a una indisciplina grave al irrespetar y ofender verbalmente a la árbitro Yanet Moreno Mendinueta en el juego número 20 ante Industriales, el pasado primero de septiembre en el estadio José Ramón Cepero, de la capital avileña.

Sin embargo, los que vimos su actitud (arrogante, agresiva, irrespetuosa) y tenemos en cuenta la historia, no podemos olvidar aquel fatídico incidente que involucró al lanzador avileño Vladimir García, al bateador villaclareño Ramón Lunar y al desafortunado árbitro Lorién Lobaina. Los hechos de aquella tarde, que contaron con el total beneplácito y respaldo del Comisionado Higinio Vélez Carrión, repercutieron posteriormente en el fatal evento que involucró a Freddy Asiel Álvarez, Demis Valdés, Ramón Lunar (pobre) y al árbitro Osvaldo de Paula.

Esos acontecimientos anteriores sin dudas le dieron algún carácter de impunidad, y no es hasta ahora que se toma una medida, por algo que tal vez no fue tan grave como el caso anterior, y por lo que VM32 no ha sufrido sanciones tan severas.

Pero tal vez lo que sí resulta vergonzoso para el piloto avileño —o debería resultarlo— es que su último diferendo fue con la única árbitro mujer que oficia en nuestras Series Nacionales. Sin intentar ser machista o antifeminista (las mujeres tienen total independencia y capacidad para encarar este tipo de situaciones), el punto más bajo al que podía llegar un manager cubano en la actualidad es irrespetar en cámaras, ante la televisión nacional, a una representante del género femenino.

Moreno, bien calmada para la situación que tuvo en sus manos, hizo todo lo que debía. Machado probablemente pensó que podía pasar por encima de ella, como hizo hace un tiempo con Lorién Lobaina, pero el disparo le salió en la dirección equivocada: esta vez nadie intercedió por él (si no lo hubiesen hecho la primera vez, muchas cosas no habrían sucedido).

El mentor ganador de la medalla de bronce en los pasados Juegos Panamericanos de Toronto 2015 bien podría haber aplicado esa actitud con su discípulo Raúl González, que en cierto modo la merecía por no haber seguido sus indicaciones, pero prefiere hacerlo con alguien que le requiere con toda la razón del mundo.

Está ahora en sus manos, y en las de los demás timoneles —así que OJO, Víctor Mesa— aprender la lección y evitar que estos “errores” se repitan.

1 comentario

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: