Serie Mundial: Royals ganan Clásico de Otoño

Los Kansas City Royals ganaron la World Series en cinco juegos. (Foto: MLB.com)
Los Kansas City Royals ganaron la World Series en cinco juegos. (Foto: MLB.com)

Por Reynaldo Cruz

Probablemente Terry Collins se arrepentirá toda su vida de haber dejado en el box a Matt Harvey en el noveno inning; probablemente si no lo hubiese dejado, los Royals habrían fabricado tres, y no dos, teniendo en cuenta el antecedente del cerrador Jeurys Familia… probablemente nada de esto habría sucedido, sin importar los escenarios, si los Kansas City Royals no hubiesen tenido la garra que mostraron desde la temporada pasada, en la que solamente el demonio zurdo conocido como Madison Bumgarner pudo detenerlos, a lo mejor los New York Mets seguirían con vida. Pero las cosas no son así, y los Royals mostraron otra vez carácter en el terreno de juego para empatar el partido en el noveno inning (curiosamente, la Serie Mundial comenzó y terminó con un extra-inning) y fabricar cinco en el duodécimo episodio para coronarse con el Trofeo del Comisionado.

Harvey (8+ IP, 5 H, 2 CL, 2 BB, 9 K, GSc: 71) realizó 111 envíos para el plato, pero no pudo evitar (bueno, él y Familia) que los Royals fabricaran dos en el noveno episodio, cuando los Metropolitanos estaban a punto de forzar el regreso al Kauffman Stadium. En la colina opuesta, y aún recuperándose por la pérdida de su padre, Edinson Volquez (6 IP, 2 H, 2 C, CL, 5 BB, 5 K) también estuvo magnífico, excepto claro, por algo de descontrol.

Los Mets tomaron la delantera en el mismo primer inning, cuando Curtis Granderson le sacó la pelota a Volquez por entre center y right. Luego añadirían otra, en el sexto episodio, por boleto al propio Granderson, hit al izquierdo de David Wright, error del seguro Eric Hosmer sobre conexión de Daniel Murphy, y luego del palomón del cubano Yoenis Céspedes al campo corto, elevado de sacrificio de Lucas Duda.

El partido se mantuvo con ventaja de 2-0 hasta el noveno inning, en el que tal vez la entrada de un relevista por el as Matt Harvey podría haber evitado que los Reales, acostumbrados ya a sus envíos, hicieran la remontada, pero Collins prefirió escuchar los cantos de los fans de “We want Harvey!” (Queremos a Harvey), y la estrategia no salió nada bien.

La primera mala señal apareció cuando Matt Harvey transfirió a Lorenzo Cain en cuenta completa, y luego, Cain robó segunda. En ese momento, era evidente que los Royals se estaban frotando las manos, listos para hacer nuevamente la gracia ante los Mets, y Eric Hosmer se lanzó un doblete que cortó la ventaja a la mitad y obligó a Collins a extraer del box a Harvey. Y entró entonces Jeurys Familia, víctima de un jonrón de Alex Gordon en el Juego 1, luego un error de Daniel Murphy más par de cohetes (ahí se acabó la justificación) en el Juego 4, y tampoco pudo ¿o acaso sí pudo? evitar que los Royals empataran el encuentro. Rolata de Mike Moustakas primera base llevó a Hosmer a tercera, y otra rolata, esta vez a tercera de Salvador Pérez, hizo que Hosmer se lanzara para el plato con el tiro de David Wright a la inicial. Aún había tiempo para el out en la goma y el fuerce de la Serie a su sexto partido, pero el tiro de Lucas Duda no pudo haber sido peor, y Travis d’Arnaud tuvo que ver como el cuarto bate de los Royals anotaba la del empate… juego nuevo.

El abrazo a dos persistió hasta el inning 12, cuando un aura de oscuridad se apoderó del Citi Field –los dioses del béisbol favorecieron esta vez a los Reales, sin ningún tipo de dudas, por culpa de Duda– l recibir Addison Reed irrespetuoso saludo de Salvador Pérez con cohete al derecho abriendo la entrada. Jarrod Dyson fue puesto como corredor en lugar del receptor venezolano, escogido como el Jugador Más Valioso del Clásico de Otoño, y ni corto ni perezoso robó segunda. Alex Gordon hizo su trabajo y conectó por la banda contraria, una rolata sin asistencia en la inicial que llevó a la antesala a Dyson, quien anotaría luego por un hit del emergente Christian Colón, en su primer turno en Series Mundiales. El brasileiro Paulo Orlando se embasó por un error de Daniel Murphy (de héroe contra los Cubs a villano contra los Royals) y Alcides Escobar lo llevó a tercera con un biangular que empujó a Colón.

Tras este batazo que dio ventaja de dos a Kansas City, los Mets bolearon intencionalmente al internacional Ben Zobrist, y Bartolo Colón entró en lugar de Reed con el objetivo de contener la hemorragia. Pero el paciente ya había llegado al punto de no retorno, y Lorenzo Cain pegó un doble que limpió las bases y decretó prácticamente la victoria de los Royals.

En la parte baja del capítulo 12, Wade Davis entró a lanzar y recetó tres ponches, aunque sí permitió indiscutible de Michael Conforto.

El triunfo, 30 años después de que los Royals ganaran el Clásico de Otoño, viene a demostrar que lo del pasado año, o la eliminación a los poderosos Toronto Blue Jays no fue casual. Muchos ahora culparían a los errores del desenlace final, pero en el béisbol gana quien menos falla, ese axioma debe permanecer en la mente de muchos. Ned Yost hizo las cosas bien, pero indudablemente le salieron mejor, y el equipo más sui-géneris de la MLB (y si no lo creen, chequeen las naciones o los antecedentes de los peloteros que lo integran para que vean que hay al menos media docena de orígenes en ese club, entre latinos, peloteros con origen europeo, de países con o sin tradición, y hasta un brasileño.

Ante el silencio en la Televisión Cubana, que se reservó descaradamente de transmitir un partido en la farsa que se ha convertido el programa Béisbol Internacional, un cubano, Kendrys Morales (aunque también Eric Hosmer tiene sangre de esta tierra) se convirtió en campeón de la Serie Mundial. Mientras tanto, al otro lado del mundo, otro cubano, otro Industrialista, Bárbaro Cañizares, también se coronó cuando los Fukuoka Softbank Hawks vencieron a los Tokyo Yakult Swallows, coincidentemente, en cinco partidos… así que esta tampoco la veremos.

4 thoughts on “Serie Mundial: Royals ganan Clásico de Otoño

  1. La television cubana dijo: “En silencio ha tenido que ser” y si los amigos venezolanos y restantes latinoamericanos muestran con orgullo a sus peloteros ganadores y participantes de series mundiales, esa decision es de ellos pero nosotros no vamos a cometer ese error. Al pueblo le mostraremos a Victor explicandoles como doblegaremos a todos los equipos en el Premier-12, eso es lo que toca por la libreta. Los cuadros dirigentes si vieron la serie mundial porque ellos estan vacunados contra la epidemia “propaganda enemiga” y aunque ya no son tan enemigos, ya somos un poquito amiguitos, no importa hay que estar vacunado.
    En cuanto al juego, lo vi de principio a fin y coincido plenamente con la descripcion que hace Reynaldo pero yo adicionaria que ademas de la garra general de los Royals se debe hacer un aparte para senalar una garra muy particular y decisiva del cubano-americano Eric Hosmer, sin su doblete y su corrido de tercera a home en el 9no inning la serie mundial hubiera regresado a Kansas City al menos para un sexto juego. Saludos

  2. Saludos Roy, muy bien por Kansas, casi todos aquí, incluyendo Rey, lo daban como favoritos, sobre todo por la garra y el empuje que han mostrado en todas las series de play-off. Un premio merecido a un equipo que el año pasado se quedó con la miel en los labios y no pudo saborear el triunfo. Demostraron que no fué casualidad y esta temporada volvieron por sus fueros y se llevaron el gato al agua. Me alegro también por todos los cubanos, por Kendrys, por Eric y por Cespedes, todos ellos se han ganado el respeto como figuras en la Gran Carpa, ya eso es un hecho, y eso me llena de orgullo como cubano que soy y seré siempre. Felicidades a todos. Un saludo

  3. Caramba, se me olvidaba la felicitación al Caña, un trotamundo al que le ha sido esquiva las Grandes Ligas, pero que sigue demostrando su calidad como bateador en cualquier torneo que participa y esto no es casualidad, es también un grande. Esta noticia de Japón no la sabía, así que gracias Rey por el detalle, que con el lío de la Serie Mundial no seguía lo que sucedía en el otro lado del globo. Otro motivo para sentir orgullo de los nuestros.

  4. Nada que añadir..vivi uno de los mejores octubres beisboleros de mi vida,tal cual,un espiral de emociones que solo el que disfruta de la pelota sabe. Por lo demás si habían atletas cubanos más se disfruta.La esperanza no se pierde y algún dia se verá el beisbol en la pantalla televisiva, con el esplendor de los mejores incluyendo a los comentaristas y narradores. En dios confiamos.
    Gracias Rey tu articulo es como si lo hubieras vivido en primera persona..

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s