Salón de la Fama del Béisbol Cubano: A ser radical, ¡pero de verdad!

La grandeza de Antonio Pacheco como pelotero nunca podrá ser cuestionada. (Foto: Doug Collier/ Getty Images)

La grandeza de Antonio Pacheco como pelotero nunca podrá ser cuestionada. (Foto: Doug Collier/ Getty Images)

Por Reynaldo Cruz

Pese a que aún no se ha dado a conocer el resultado de la votación para el Salón de la Fama del Béisbol Cubano en el año 2015, la segunda desde que en noviembre de 2014 se reabriera el proceso, muchas personas tienen la sospecha de que la demora podría estar relacionada con la presencia de Antonio Pacheco entre los seleccionados, o la negativa de los directivos del béisbol cubano de que pueda ser un candidato. Esta decisión, más que intentar defender una posición, viene a ser una especie de bofetada en momentos en los que supuestamente se aboga por una apertura.

Menos de un mes después que los ligamayoristas –incluyendo jugadores cubanos que abandonaron el país de manera ilegal– estuvieran en La Habana, los directivos del béisbol cubano perecen querer cerrar cualquier puerta que implique al una vez conocido como Capitán de Capitanes.

Como dijera Jorge Ebro en un reporte citado por Swing Completo:

… su nombre sigue provocando reacciones encontradas en la isla entre aficionados y funcionarios.

Durante la primera elección del Salón de la Fama del Béisbol Cubano en el 2015, el nombre de Pacheco fue dejado -injustamente y luego de que apareciera en la boleta- fuera de la votación.

Al tratar de incluirse nuevamente el nombre de Pacheco para la segunda exaltación al templo, dirigentes del INDER y la Federación Cubana de Béisbol dejaron en claro que no aceptarían la candidatura del legendario segunda base de los equipos nacionales y Santiago de Cuba.

Este es un tema aún por resolverse.

La realidad para los peloteros cubanos es sin lugar a dudas una diferente de la que pueden tener todos los peloteros latinos que juegan en Grandes Ligas. Mientras que para los peloteros latinos y las personas en sentido general es fácil llegar a Estados Unidos (y jugar en las Mayores), todos sabemos el proceso angustioso a que están sujetos los cubanos, y esto, perfectamente podría estar relacionado con las decisiones que toman algunos (correctas o incorrectas) de emigrar de manera ilegal o acogerse a la Ley de Ajuste Cubano, aunque no sean refugiados políticos.

Y es precisamente allí donde está el grave error de los encargados de llevar las riendas del béisbol cubano, más allá del hecho de que resulta inapropiado y totalmente fuera de lugar que tengan poder alguno sobre la historia o sobre el Salón de la Fama del Béisbol Cubano, al punto de decidir borrar a cualquiera que haya hecho algo que no les guste o pretender vetar a cualquier potencial exaltado a la inmortalidad.

Resulta a todas luces una verdadera posición de doble rasero intentar eliminar de la historia a uno como Antonio Pacheco, que no es uno cualquiera o uno más del montón, sino uno que llegó a poseer todos los títulos en todas las categorías de la Federación Internacional de Béisbol, al menos las categorías que estaban vigentes cuando decidió colgar los spikes. Sin embargo, desde su partida, no aparece en los “listados” que dan algunos narradores y comentaristas sobre los mejores defensores de la segunda base, incluso cuando hay hasta diez camareros entre los mencionados.

Pero lo que ni los directivos del béisbol cubano ni los que eliminan al palmero de sus listados entre los grandes se han detenido a pensar es que sin él o sin los otros que también han abandonado el país y han corrido el riesgo de ser borrados (al menos en intento) del recuerdo de la gente es que sin ellos la gloria alcanzada por Cuba no lo sería tal.

Los que dirigen la pelota en Cuba no deberían tener `poder alguno (esto es una afirmación 100% absoluta) de eliminar de la prensa o de la historia a los jugadores por abandonar el país, y mucho menos decidir que no lo permitirán en el Salón de la Fama, porque el aparato beisbolero no tiene ningún derecho sobre el mismo y sí muchos deberes que hasta hoy ha fallado en cumplir. El aparato beisbolero cubano se olvida constantemente que su razón de ser (como mismo la razón de ser del béisbol en general) son los aficionados, y los intereses que deben proteger son los de los aficionados. Y el interés hoy es que, a pesar de que se fue de Cuba, son más los aficionados que aún veneran a Pacheco por quien fue como jugador (ejemplo de caballero dentro y fuera del terreno) y la imagen del santiaguero no ha podido ser desterrada de sus corazones. Después de todo, son los fans y más nadie los verdaderos dueños del deporte.

Lo peor de todo es que quienes se empeñan en llenar la historia de vacíos, puntos ciegos y baches no han analizado ni una vez es que precisamente lo más importante a lo que debería aspirar un atleta es precisamente la admiración de su gente, y Antonio Pacheco lo hizo por más de veinte años, ganó títulos como jugador y manager, y abandonó el país solamente luego de que los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y los errores que allí cometió (incluyendo aquellos de no seguir sus instintos) hicieron que la gente lo culpara de la derrota, y un par de años después vio como sus Avispas dejaron de ser la Aplanadora Santiaguera, mal que se arrastra hasta la fecha.

Es por eso que si de veras quieren eliminar a quien fue indudablemente uno de los 10 mejores peloteros que han jugado Series Nacionales de la memoria de la gente (algo que no lograrán, pero que sí es el objetivo detrás de estas artimañas), hay que entonces también eliminar todo lo bueno que se logró con su ayuda. Y esto, para los mismos que lo pretenden, desprenderse de esas glorias colectivas (pero llenas de individualidades) es lo más difícil.

Partamos, por ejemplo, del hecho de que Cuba fue, desde la derrota en Indianápolis ’87 hasta la final de la Copa Intercontinental de 1997, un equipo totalmente invicto en torneos oficiales. Eso se traduce en diez años sin caer de manera oficial, y ¿saben quiénes formaron parte de esos equipos? Antonio Pacheco, René Arocha, Euclides Rojas, Osvaldo Fernández, Rolando Arrojo, Juan Carlos Bruzón, Orlando “El Duque” Hernández, Alberto Hernández, Gabriel Pierre, Jorge Luis Toca, entre otros… todos peloteros que abandonaron el país de una forma u otra y que en algún momento de esa increíble e impresionante racha se vistieron con el uniforme del equipo Cuba.

Entonces, creo que si se va a ser radical (por mucho que esté en contra de esta posición, y lo estoy siendo ahora), debemos eliminar de nuestras vitrinas, de las que tanto nos vanagloriamos, todos los trofeos que hayan sido manchados con la participación como protagonista directo o indirecto de alguno de esos peloteros que ya no están porque han tomado otro camino. Me mata la curiosidad por saber cuántos títulos quedarán en nuestras vitrinas si de verdad los que muestran esa intransigencia son sinceros consigo mismo y eliminan a las contribuciones junto con los jugadores.

Antonio Pacheco decidió vivir en el exilio… ¿y eso qué? ¿Quién tiene por eso el derecho de no mencionarlo cuando se hable de los grandes, o peor aún, no querer que su nombre aparezca en la candidatura al Salón de la Fama del Béisbol, donde debió haber estado desde la primera vez?

Por eso, voto porque el nombre de Antonio Pacheco no desaparezca del listado de aquellos que trajeron gloria al béisbol cubano, porque (les guste o no) al menos no desaparecerá de la memoria de la gente, por mucho que intenten someterlo a un exilio mayor que el que vive en persona.

6 comentarios

Un saludo Reynaldo, me alegra que actualices el blog.
En relación a este tema, quiero dejar bien claro y alto mi opinión.
1ro: Yo apoyo con toda mis fuerzas que se restablezcan las relaciones con MLB, que se llegue a un acuerdo mutuamente aceptable, y que de respuesta a los interés de los aficionados.
2do: Confió en que MLB bajo ningún concepto para llegar a un acuerdo con la FCB deje a su suerte a los jugadores (incluye a los ya retirados) que se marcharon de Cuba, acuerdo SI, mi veces SI, pero normalizar los vínculos entre la FCB y la MLB significa en primer lugar eliminar de ambas partes todas las normas absurdas y todas las concepciones discriminatorias.
3ro: Si Antonio Pacheco no es incluido al salón de la fama, sencillamente no existe salón de la fama, en realidad en mi opinión el salón no fue re fundado realmente, a Minni Miñoso se le negó el derecho de venir, a la hora cero, en Bayamo se escucho bien claro, SALÓN DE LAS GLORIAS, o sea nosotros hablamos de una cosa, la FCB habla de otra, los que re fundaron el salón fueron objeto de un vil robo de la idea, NO EXISTE SALÓN DE LA FAMA EN CUBA, es una mentira.

Saludos a JOSE y a Rey, esperando también la opinión de Roy y de otros foristas a quiénes de antemano saludo.
Realmente cuando todo parece despejarse, vienen los de siempre y le echan chapapote encima (por no decir otra palabra). Todos nosotros sabemos muy bien de la pata que cojean, pero aún así seguiremos con nuestra justa lucha para que las cosas y la mentalidad cambien.
Pacheco, Pierre, Arocha, el Duke, Livan, los dos Osvaldo Fernandez, Arrojo, Prieto, Vargas y tantos y tantos otros seguiran en el recuerdo de los aficionados por mucho que intenten borrarlos del mapa, y eso les recome por dentro, porque su política de aislamiento ha fracasado.
Árbol que nace torcido, jamás su tronco endereza, dice un viejo refran, pero el tiempo y la gente ya le puso fecha de caducidad. Que sigan en lo suyo, nosotros seguiremos disfrutando con los nuestros, tanto en la isla como fuera de ella. Antonio Pacheco Masó es un grande del beisbol cubano de todos los tiempos y pertenece por derecho propio, al salón de la fama de los aficionados y del pueblo cubano, que es el verdadero. El de los cavernícolas, ese salón no me interesa.

bla bla bla es que no te cansas de lo mismo

El día que alguien se canse de decir lo que piensa, mejor que no haga nada.

Ante todo mis saludos a Reynaldo y a todos los foristas.
El manido tema del Hall de la Fama parece que necesita acciones mas concretas por parte de los aficionados. Para poner un ejemplo de esto, cuantos aficionados se acuerdan de Domingo Sabala? Y los que lo hagan, seguramente será por los errores cometidos, no por las glorias alcanzadas. Entonces, negar en todos los sentidos a Pacheco es inteligente? Creo que no, y lo que logran con esto sus detractores, que ademas no lo hacen de forma publica, es cavar su propia tumba en la historia. Pues debemos ayudar a cavar. Como es imposible hacer un “plesbicito nacional” con tal efecto, si podria hacerse via internet, en este mismo sitio u otro cualquiera que quiera asumirlo. En este “plesbicito”, además de la pregunta al internauta de que si considera si Antonio Pacheco debe pertenecer o no al Hall de la Fama del Beisbol Cubano, yo le agregaría otras consideraciones como:
– A que institución debe pertenecer el Salón de la Fama. Esto por el tema de financiación.
– Posibilidad de elegir democraticamente a los periodistas y especialistas que formen parte del comite de selección y/o exaltación.
– Lugar donde debería estar situado, de existir las instalaciones con las condiciones adecuadas, aunque por supuesto llevaria a remodelación, o construir uno nuevo con todas las de la ley.
– Posibilidad de aporte financiero por parte de los aficionados, con la cantidad que desee y pueda, siempre que se logre confianza y transparencia.

al cesar lo que es del cesar, y pacheco fue uno de los que hizo historia y eso hay reconocerlo. en cuanto al supuesto invicto de cuba en el periodo que usted mencionada reynaldo, soy del criterio de no es así pues en el año 1991 en la copa intercontinental de 1991, la selección cayó en una oportunidad, de que si fue o no con todos los mejores atletas, esa es otra historia, pero lo que si es real que en torneos oficiales organizados por la federación internacional cuenta ese revés sufrido en españa.

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: