SdC: Organizar… el momento es YA

Cuba no pudo entrenar en la instalación prevista. ¿Fue esto evitable? (Foto: Ricardo López Hevia/ Granma)

Cuba no pudo entrenar en la instalación prevista. ¿Fue esto evitable? (Foto: Ricardo López Hevia/ Granma)

Por Reynaldo Cruz

La MLBPA vetó la participación de estrellas de la MLB en el Derby de Jonrones de la Serie del Caribe, a efectuarse en la tarde de hoy, y la noticia fue claramente muy criticada por los organizadores del evento y algunos fanáticos, en tanto algunos medios de prensa también han lanzado algunos comentarios en contra de la decisión de la MLB. Por otro lado, el equipo Cuba no pudo entrenar en la sede prevista para ellos por los organizadores, quienes designaron inicialmente una instalación propiedad de los Arizona Diamondbacks, por la negativa de la oficina de operaciones de la MLB.

Si analizamos con cabeza fría y sin apasionamientos marcados por la intención de señalar a la Major League Baseball como una potencia arrogante y creída de ser dueña absoluta de todo y todos, tenemos que partir de ver las cosas como son: “libretazos” de la Confederación Profesional de Béisbol del Caribe y del comité organizador de estos eventos, que no es primera vez que se meten en problemas con las Grandes Ligas.

Entre el intento inicial de llevar a Cuba en toda igualdad de derechos (conociendo todas las restricciones económicas que podría haber), hasta los dos “asunticos” de esta Serie del Caribe, la Confederación ha intentado dar una muestra de poder, pero lo ha hecho de la manera incorrecta, al menos estratégicamente, casi en una franca provocación a un ente extremadamente poderoso que tiene los recursos suficientes para cortar las alas a cualquier intento de demostrar independencia o de intentar decidir sobre cosas que caen bajo el manto del poder de la MLB.

De acuerdo con lo que publicara el periódico Granma al respecto, los peloteros cubanos:

… recibieron la comunicación de que el conjunto cubano no podía utilizar esas instalaciones. La señora Kim Ng, de la oficina de operaciones de la MLB que dirige Joe Torre, fue quien así lo dispuso, y supuestamente la decisión se amparaba en que ninguno de los peloteros de la Mayor de las Antillas están registrados en las nóminas de las organizaciones ligamayoristas, lo cual le daba una ventaja a la de Diamonbacks de ver el talento que allí entrenaría. O que si alguno se lesionara en esa instancia, podría llevar a una demanda a esa organización.

Lo cierto es que, nos guste o no, y tengan las Grandes Ligas toda la intención del mundo de negociar con Cuba y con sus peloteros, se trata sin lugar a dudas de una organización que tiene su sede en suelo norteamericano, obligada a respetar las leyes de su país. Por supuesto que no es correcto que los cubanos hayan perdido la oportunidad de entrenar de la manera debida, lo cual los colocó en franca desventaja con respecto a sus rivales. Pero otra vez nos preguntamos ¿estas leyes y restricciones son nuevas para los organizadores? ¿No habían acaso pasado esta misma semana por el sofocón de que se impidiera la participación de ligamayoristas de alto perfil como David Ortiz, Robinson Canó y Miguel Cabrera?

Y sobre eso… la otra decisión precipitada, que se encontró con la negativa de la Major League Baseball Players’ Association, presidida por Tony Clark, que emitió una declaración citada por Bleacher Report:

Desafortunadamente, la gente a cargo del evento no siguió el protocolo necesario para asegurar que cualquier ligamayorista participara en un evento como ese sea protegido de una posible lesión. Como resultado, para proteger los derechos y los intereses de los jugadores invitados a competir, nos vimos obligados a recomendar a esos jugadores y sus representantes que participar en ese evento no era lo mejor para sus intereses.

Constantemente, nos hemos encontrado con varios ataques dirigidos a la MLB por su proceder, pero cuando se paga millones de dólares por los servicios de un pelotero, es lógico preocuparse por cualquier actividad que realice dicho jugador si esta puede poner en peligro el rendimiento o el resultado de dicho jugador para la campaña siguiente, y en eso entra a jugar también la Serie del Caribe y cualquier tipo de exhibición en la que puedan tomar parte, sea en el Caribe, en Asia o en Europa. No podemos culparlos, se trata de inversiones millonarias que deben ser protegidas a toda costa, porque luego pueden convertirse en una pérdida de dinero. Esa es la explicación para aquellos que critican el pitch count limit en los Clásicos Mundiales de Béisbol.

Lo cierto es que, como dijo Enrique Rojas en ESPN:

De los países que compiten en la serie mundial latinoamericana, solamente México es una sede rotundamente exitosa. Los mexicanos no solamente dan cátedra al resto de la Confederación del Caribe en el aspecto organización, sino que además, sus aficionados responden asistiendo en masa a los parques sin importar la ciudad que monte el campeonato de clubes campeones más antiguo del béisbol profesional.

En el pasado, México ha debido montar apresuradamente algunas versiones de la Serie del Caribe cuando algunos de los otros países han confrontado problemas. Y de cuando en cuando recuerda su disposición a la Confederación de Béisbol.

Tal vez, siguiendo los pasos adecuados, es decir, hablando con el personal adecuado, con la anticipación requerida, habría sido posible que la tropa de Roger Machado entrenara en las instalaciones propiedad de los D’Backs o hasta que los monstruos de la MLB participaran en el Derby de Jonrones que, como atractivo surgido para esta edición, tendrá lugar esta tarde. Pero no se hizo, y por lo tanto, ambos intentos resultaron en un portazo que sacudió al evento (y al equipo cubano), dejando otra vez en evidencia la capacidad organizativa del evento y la Confederación.

Mucho queda por aprender a este evento, que en los último años ha dado tumbos y ha hecho malabares para mantenerse a flote, aunque por momentos la desesperación ha llevado a situaciones un tanto complejas. Este evento internacional de clubes, el más antiguo de su tipo en el planeta, merece seguir respirando, y para ello requiere de una mayor organización, con mucha más anticipación, y de la participación de todos los involucrados, además tal vez de la incorporación de un sexto equipo.

Pero no puede esperarse a que la próxima cita esté en curso o a punto de dar su voz de Play ball, para comenzar a implementar acciones. El momento es ya.

5 comentarios

ya lo dije antes: esta serie esta extremadamente regida por la mlb, que no tiene los protocolos de la federacion internacional de futbol para el empleo de los atletas en sus respectivos paises. por eso, a pesar de su historia, el evento caribeño se mantiene con muchas dificultades, pues los paises no ven a sus maximas figuras. de ahi su eterno languidecimiento. precisamente por eso, por las leyes de la mlb, el beisbol salio del panorama olímpico. no se si arrogancia es la mejor manera de llamarlo, pero la fifa tiene una mayor dimension y sin embargo es mas noble.
mexico tendrá detalles organizativos favorables, pero la difusión del beisbol choca evidentemente con los intereses locales de la televisión, pues este evento no se transmite para todo el pais. en el df no se ve, pero si torneos de poker o baloncesto universitario de estados unidos.

Saludos Rey y Pedro. El primer juego de Cuba con Mazatlán yo lo estuve viendo por un canal mexicano en Internet y ahí los narradores mexicanos tocaron el tema del lugar de entrenamiento de Cuba. Decían ellos que la causa de no dejar a Cuba entrenar en esas instalaciones propiedad de los Diamondbacks era que al no tener la MLB relaciones con Cuba a causa del embargo, no podía autorizarla a utilizar ese lugar. Sea cierto esto o no (al parecer tiene sentido lo que dicen) es un problema de la organización del evento garantizar las condiciones para todos los equipos. En eso no pueden haber fallos como este porque en definitiva salió perjudicado el equipo cubano. ¿Cómo es posible que planifiquen un entrenamiento en un terreno que es privado?, para eso me imagino que tendrían que haber pedido un permiso o algo así, de verdad que no se entiende.
Por otro lado, menudo papazo nos metieron ayer, menos mal que no ví el juego por la diferencia horaria. Un saludo

Es indignante que después del fiasco de los organizadores de esta serie del caribe al anunciar a los 4 vientos un derby de jonrones con atletas que requerían un permiso y no lo tenían, el sindicato y MLB pueden ser tachados de arrogantes y todo lo que quieran pero son los directivos del caribe los culpables mayores, ahora los directivos de cuba en aptitud servil dejan que el derby sea casi entre ADR54 y Alarcón 30 minutos antes de un juego decisivo, pues si Cuba no gana hoy a P.R. sera casi seguro su eliminación, es una barrabasada hacer X swing en el derby y acto seguido jugar un partido, me quedo atónito cuando veo tanta mediocridad.

Otro aspecto indignante es el tratamiento que le dá la página web beisbolcubano.cu al isleño y cubano Félix Pérez en una nota que dice lo siguiente:

REPRESENTANTE DE VENEZUELA GANA DERBY DE JONRONES

El integrante de los Tigres de Aragua Félix Pérez se convirtió en el primer campeón del Derby de Jonrones de la Serie del Caribe al vencer en la final por 2-1 al puertorriqueño Neftalí Soto.
Pérez conectó ocho cuadrangulares en la primera ronda para lograr su pase a las semifinales, donde despachó cuatro más.

Es inconcebible que el periodista no diga que Félix es cubano, un jugador que tiene ya una amplia trayectoria profesional en ligas menores. Le zumba el mango, con estas actitudes no se puede avanzar. De todas formas como al que no quiere café le dan 3 tazas, hoy van 3 cubanos con los Tigres de Aragua, “perdón, 3 representantes de Venezuela”: Adonis García, Dariel Alvarez y Félix Pérez. Felicidades a Félix por ese triunfo en el Derby de jonrones. Un saludo

Si conocemos de la desorganización y nivel de improvisación que caracteriza a la Confederación de Béisbol Profesional de Béisbol del Caribe y especialmente a su Presidente, Juan Puello y además conocemos las características y poder de la MLB la pregunta es:
¿por qué razón los directivos del béisbol y el INDER cubano que están en Santo Domingo no chequearon con tiempo los campos de entrenamiento , eso es algo elemental que hacen hasta los equipos escolares.?
Tal parece que esos señores y señoras (hay dos) fueron a pasear y a poner cara de disgusto por la TV, no animan a los peloteros ni a nadie, creo que sobran, bueno eso es obvio, pero no importa el que paga es Liborio.

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: