Equipo Unificado: ¿Qué quiere realmente la gente? (+Reacciones)

Dayron Varona abrió como primer bate de los Rays en La Habana y no pasó nada. (Foto: Reynaldo Cruz/ Archivo de UB)

Dayron Varona abrió como primer bate de los Rays en La Habana… y no pasó nada. (Foto: Reynaldo Cruz/ Archivo de UB)

Por Reynaldo Cruz

Es más que claro que la negativa a que Cuba lleve al Clásico Mundial de Béisbol de 2017 un equipo unificado ha sido más que nada tomada con amplio rechazo por la gente en sentido general. Y es que más que el posible resultado, teniendo en cuenta precisamente que las últimas incursione no han sido nada positivas, la gente lo que busca es el fin a la hostilidad que se tiene hacia los peloteros cubanos, como si su decisión de marcharse de Cuba, contrario a como sucede con personas de otras esferas, fuese un crimen capital, digno de convertir a los atletas en persona non grata en su propio país de origen.

Precisamente este tema ha sido abordado en disímiles foros, sitios, y muchas personas han expresado su total desacuerdo con esta decisión, sobre todo porque era algo del que se esperaba un desenlace totalmente diferente luego de la visita a Cuba de un contingente de la MLB, más la visita a La Habana de los Tampa Bay Rays para efectuar un partido amistoso con la selección nacional de Cuba.

Precisamente en este espacio publicamos un comentario que provocó la reacción de algunos foristas que participan acá, algunos de los cuales dieron opiniones más que interesantes sobre este lamentable fenómeno.

Uno de los foristas, que firma como JOSE, plantea lo siguiente:

… yo José Acosta voy a emprender todas la acciones que me sean posible para denunciar este ultraje, si los puntos del 1 al 6 se cumplen [remitirse al artículo para leer el comentario completo], los cubanos de MLB no asistirán pero yo me sentare a ver el Clásico con mi conciencia tranquila, no puedo arreglar el mundo, pero no me quedare callado por conveniencia, no más silencio, me canse de cacarear en cada blog, llego la hora de hacer más. (sic)

Otro, cuyo alias es Roy, declara:

Hasta ahora las Grandes Ligas “MLB” han accedido a muchos de los exigencias de la FCB, en el ultimo Clasico las 4 letras debieron jugar en el parque de los Marlins pero la FCB pidio que los cambiaran y MLB accedio y los envio a Asia. Las relaciones entre los paises han cambiado y ya no debe haber motivo para que pidan no jugar en Miami y en Miami deberian ser ubicados. De no acceder la FCB a jugar en Miami, que Miami asuma la conforrmacion del equipo criollo con los cubanos de la MLB, tal vez no puedan colocar el nombre Cuba en la camiseta pero se pudieran llamar Cubanos MLB, el pueblo cubano dentro y fuera apoyaria ese equipo y la FCB recibiria una leccion oportuna con la que aprenderia que no pueden seguir disponiendo arbitrariamente de los derechos de los peloteros y de los sentimientos del pueblo beisbolero cubano. (sic)

Otro de los foristas, Pandiame, alega:

¿Hasta cuando hay que esperar para que Cuba dé su brazo a torcer, hasta que la rana crie pelos?. El mundo entero funciona de una forma y ellos van por otro lado que es el de la politiquería, pues entonces que asuman su actitud y que no participen en competencias profesionales, que no jueguen contra la pelota esclava y que dejen de nadar en la corriente que les conviene.(sic)

Y en otro comentario dice:

…se ha politizado mucho el deporte lo que ha hecho que siempre hayan 2 orillas,2 bandos y algo que era tan facil se convierta en algo tan dificil,tal vez digamos era tan sencillo como decir SI,visto bueno para todo pelotero Cubano o de padres Cubanos que quiera representar a Cuba,pero quien le dice a aquel pelotero que siguio jugando Series Nacionales,que no estara en el equipo,porque en su posicion hay otros con mas talento y calidad,sobre todo eso,jugando MLB,se hace dificil porque lo hicieron dificil desde hace muchos años,es una mentalidad que no puede ser cambiada de ahora para ahorita,porque es traicionar una concepcion ideologica y contra eso es muy dificil ir,asi tan sencillo,por eso nunca me aventure a dar una alineacion o un equipo”unificado” fijense uds si hasta el termino es un absurdo,no hay nada que unificar,la mayoria de esos jugadores que hoy ven accion en MLB,jugaron en la SN y conocen a muchos de aquellos otros,supe las cosas serian harto complejas con aquellas declaraciones de Michel Enriquez sobre la conformacion del equipo al Clasico 2017,sus palabras me atrevo a decir,encuentran eco en muchos otros jugadores que aun lo hacen en Cuba…(sic)

Toni, otro de los asiduos al sitio, expresa:

… los antecedentes me hacian ser pesimista en cuanto al visto bueno de Cuba sobre la participacion de los peloteros que hoy juegan fuera,MLB o cualquier otra liga,Yamile Aldama,Campeona Mundial de salto largo con 39 años,le escribio al INDER para competir por Cuba,e incluso los honorarios serian 51% Cuba,49% para ella,salio legal de Cuba,casada con un extranjero,recibio,la callada por respuesta; a Osmany Juantorena que tambien solicito competir por Cuba,le exigian dejar la Liga Italiana para hacerlo,con esos truenos era muy dificil,por lo menos para mi,pensar que los peloteros serian la excepcion,y no digo que este bien,solo que ese es el estado actual de las cosas,ahora que pudiera hacerse?,repito que en mi opinion la solucion pasa por las oficinas de La MLB,vetar la participacion de Cuba si no permite como todos los otros participar a esos jugadores,y convocarlos en un equipo de nombre “x”,a la larga todo el mundo sabria de que se trata,pero no se en el aspecto legal si eso pudiera ser posible… (sic)

Remitiéndonos a otro elemento, la encuesta publicada, en la que lamentablemente no votó tanta gente como esperábamos, el resultado fue arrollador: de 14 personas, el 100% votó a favor de que los cubanos representaran al país en el WBC. Teniendo en cuenta que se trataba de una muestra tan pequeña, nos remitimos a preguntar a jóvenes de menos de 40 años en las calles cuál era su opinión al respecto, y logramos preguntarle a 52. Todos dijeron que querían ver a los cubanos que juegan en Grandes Ligas representando a nuestro equipo, y para los que puedan decir que las 14 personas que votaron por internet están fuera del país, o alegar cualquier tipo de invalidante a este resultado, 17 de los entrevistados en la calle (cuyos nombres no revelaremos por supuesto) admitieron tener afiliación con la Unión de Jóvenes Comunistas o con el Partido Comunista de Cuba. A buen entendedor…

¿Qué sucede con esto?

Pues nada extraordinario. La gente ha aprendido que vivir con resentimiento no es nada bueno, y si Barack Obama y Raúl Castro se sentaron juntos a ver un juego de béisbol en el Estadio Latinoamericano, respetando sus diferencias (con Dayron Varona como primer bateador de los Rays), ¿por qué razón la afición de Cuba no iba a aceptar a los peloteros cubanos de las mayores, si las diferencias son solamente económicas y de lugar de residencia?

Contrario a lo que muchos piensan, dar esta entrada, y brindar esta aceptación no significa para nada renunciar a ningún principio. Se trata simplemente de dar una lección de madurez (incluso de madurez política) al dejar participar a los peloteros cubanos que, de tener una oportunidad podrían representar a otro país… ¿es acaso eso lo que quieren? ¿Ver a Aroldis Chapman, nacido y formado en Holguín tirando rectas de fuego con USA en su pecho? ¿Con qué derecho o moral criticarían que fuese un cubano quien venciera a Cuba y le recetara otra (ya acostumbrada) eliminación?

Muchos alegan que la MLB debería incluso no invitar a Cuba a su torneo y permitir que los cubanos residentes fuera de Cuba armen su propio equipo. Eso sería contraproducente, en primer lugar porque le darían el gusto a los que no quieren entendimiento alguno (de ambas partes) y le darían la oportunidad a la Federación Cubana de Béisbol y al INDER de pintarse como víctimas infelices de un ultraje de proporciones estratosféricas.

Casi todos han leído alguna vez las declaraciones que hacen Michel Enríquez y Eduardo Paret, compañeros de equipo en la selección nacional en más de una ocasión, y ambos con al menos una vez teniendo la responsabilidad de capitanear el elenco.

Las declaraciones de Michel Enríquez fueron por un lado:

Sé que es polémico, pero estoy en desacuerdo que para el Clásico del 2017 se llamen a peloteros cubanos que juegan en ligas profesionales si abandonaron el país o alguna delegación, porque entonces ¿haber sido fieles y estar jugando en la SN es por gusto? ¿Acaso estoy queriéndole decir a la gente: váyanse?

Mientras que las de Eduardo Paret tuvieron otro matiz:

Pero en lo particular, me gustaría una selección cubana sin fronteras. A fin de cuentas, ya muchos pueden venir al país a ver a su familia, a disfrutar, nunca han dejado de ser cubanos, de sentir como cubanos. Ellos han demostrado que la pelota cubana tiene calidad, nivel. Entonces, por qué no jugar juntos.

De esto, hay que aclarar que es lógico, sin pretender agredir a nadie, el primero fue encubierto por la federación a la que apoya a raíz de un hecho por el que debió haber sido llevado a los tribunales, mientras que el segundo fue sancionado por algo por lo que ni siquiera merecía un regaño. O sea, Paret no tiene compromiso ninguno, mientras que Michel sí los tiene.

Otra opinión aparece en un comentario de Abraham Jiménez Enoa, publicado en OnCuba, en el que dice que definitivamente:

… la ley no es igual para todos. El deportista que se marcha, que intenta elevar su nivel de juego y medirse de tú a tú con la élite, y además, buscar un respiro para su bolsillo, es considerado un traidor y aunque quiera no puede volver a representar a su bandera en eventos internacionales. Ahora. El artista, el médico, el ingeniero, el maestro y él lo que sea que se marcha, que intenta elevar su nivel de vida y probarse profesionalmente, a la vuelta, tiene las puertas abiertas incluso aunque haya hablado mil y una sandez de su tierra.

En la misma entrada a esta bitácora que generó los debates, mencioné el caso del avileño Luis Robert, excluido del conjunto a la Serie del Caribe:

… en beneficio de Lourdes Y. Gourriel (aparentemente para mantener contento a su hermano Yulieski Gourriel) y recibieron su merecido cuando los hermanos abandonaron la delegación. ¿Qué molestaría más a Robert? ¿Lo que pasó o que lo excluyan del equipo en beneficio de Yoenis Céspedes? Todos sabemos la respuesta a esta interrogante. Hacen mucho más daño las piñas y los tratamientos diferenciados que la aceptación de alguien que se fue, pero que tiene la mayor disposición del mundo en jugar por la selección. Esa declaración, si se hace usando como bandera la protección de la integridad y la dignidad de los peloteros cubanos que juegan en la SNB es, cuando menos, hipócrita.

Luego de haber sufrido una suspensión por mentir sobre su edad, Aledmys Díaz (#36) ha tenido un inicio fantástico en su debut de MLB. (Foto: Butch Dill/ Getty Images North America)

Luego de haber sufrido una suspensión por mentir sobre su edad, Aledmys Díaz (#36) ha tenido un inicio fantástico en su debut de MLB. (Foto: Butch Dill/ Getty Images North America)

No podemos seguir siendo ciegos o pretender serlo: toda Cuba (al menos la Cuba que ama al béisbol a pesar de las toneladas de fútbol que nos hacen engullir por la televisión) está pendiente de lo que hacen los cubanos en las Grandes Ligas. Todos sienten orgullo de cada batazo de Yoenis Céspedes o Yasiel Puig o Kendrys Morales o José Dariel Abreu. Todos se ríen con picardía cada vez que Aroldis Chapman hace excederse a los velocímetros. Todos suspiran con cada jugada de Adeiny Hechavarría o José Iglesias o Alexei Ramírez o Yunel Escobar o más recientemente Aledmys Díaz… y todos, absolutamente todos los que aman de verdad el béisbol, quisieran verlos junto con Alfredo Despaigne, Freddy Asiel Álvarez y compañía defendiendo los colores de Cuba.

Pero como sucede casi siempre con el béisbol cubano, nada de lo que piense la afición tiene peso alguno para aquellos que deben tomar las decisiones por el bien de la pelota cubana, olvidándose totalmente que a la afición se deben, que a ella responden, porque sin afición, no hay béisbol.

Este elemento tan importante de la nación cubana ha dejado prácticamente de serlo en beneficio de otro deporte que puede ser en ocasiones menos “subversivo”, por decisión de alguien que no sabe que el efecto de sus decisiones está siendo precisamente el contrario al que se supone que esté buscando… ¿o es que nos estamos equivocando y lo que se está buscando es realmente lo que se está consiguiendo? Piensen en ello.

13 comentarios

Tuve oportunidad de disfrutar a los Isasi,Marquetti,Lafita,etc.,creo que sería estupendo el equipo de todos los cubanos.

Este es un tema eminentemente ideológico, si el rey dijo no se puede hacer nada, una pregunta muy buena seria, ¿el gobierno de Cuba realmente cree que los Cubanos son más patriotas, aman más a su país que Dominicanos, Venezolanos, y todos los demás pueblos del béisbol?
Ellos; los tatarabuelos pueden pensar lo que quieran, la verdad es que los Dominicanos, Venezolanos y todos los demás aman tanto a su país y son tan patriotas como los cubanos, ellos veneran a sus peloteros de MLB, en el Clásico anterior gano Dominicana, hay que ver los videos de la celebración en Santo Domingo para saber que ese pueblo disfruto hasta el estasis esa victoria, ellos ni por casualidad consideran traidores ni desertores a sus jugadores, es Cuba, su jeque el que un día dictamino que sus peloteros (deportistas) eran parte de la propaganda de un sistema ideológico y fue el jeque el que dijo y aun dice que los que juegan a título personal no son cubanos, pues ya ni puede decir que son profesionales, pues Alfredo Despaigne es tan profesional como Yoenis Céspedes, la 2da pregunta es ¿Por qué Cristiano Ronaldo? Uno de los jugadores más egocéntricos y multimillonario del mundo puede ser venerado en la televisión de los cubanos, (no olvidar que son los cubanos los que pagan todos los gastos de esa televisión), y los peloteros cubanos, Ronaldo es Portugués, tienen que ser satanizados.
Todo el que tenga la respuesta de ambas preguntas sabe que es injusto, inmoral, ilegitimo y arbitrario privar al heroico pueblo de Cuba de ver un equipo de Béisbol con todos y para todos en el próximo Clásico.
Hay que denunciar una y otra vez este atropello.

Saludos, como para darnos una bofetada, la página del Clásico tiene una frase de Francisco Lindor en la que alega sentirse orgulloso de la posibilidad de jugar por Puerto Rico, donde no ha jugado desde que tenía 14 ó 15 años… vaya vaya.
R

JOSE, muy buena tu reflexión y excelente comentario, estamos en sintonía y por supuesto te apoyo en todo, ya lo sabes. Coincido de igual forma con los amigos que han opinado. A los que queremos nuestro beisbol y anhelamos que ocupe los lugares que se merece por su tradición e historia nos molesta sobremanera estas actitudes cavernícolas que no se corresponden con los momentos y las circunstancias que se están viviendo. Cuba tiene una oportunidad de oro para dar un paso importante, más allá de los temas políticos del bloqueo, embargo o como quieran llamarlo. El deporte tiene que estar por encima de esas cuestiones, ya más adelante se podran poner sobre la mesa los puntos de negociación que las partes quieran discutir, pero un torneo como el Clásico que es la cumbre del beisbol mundial, se merece que nuestro país lleve a sus mejores exponentes y que compita en igualdad con las demás naciones, sin discriminaciones ni exclusiones por el tema de que si tú vives allí o yo acá, o yo me he quedado y tú te has ido, sin condicionamientos, esto es deporte no política. Todo esto es obvio y lógico para la abrumadora mayoría de los aficionados y periodistas especializados.
Por último felicitar a Reynaldo, honor a quién honor merece, te la has comido con el artículo, es el mejor que he leído de tu factura y mira que has hecho buenos pero este para mí es insuperable, porque has utilizado con valentía una manera de decir las cosas y que es: Al pan, pan y al vino, vino, así de simple. Enhorabuena.
Un saludo a todos

A mi realmente me da mucho dolor cada vez que se vuelve la mirada a este tema, no sólo del beisbol cubano sino del deporte en general de nuestra bella isla!!!!! de niño me enamoré de la pelota prácticamente a la fuerza por mi abuelo que me llevaba obligado al estadio Calixto García a ver casi siempre perder a aquel Holguín (cuando no, jajajaj) de los años 90, y un buen día sin más allá ni más acá me percaté de que estaba ya convertido en un fanático obseso que seguía a su equipo por radio y casi nunca por la televisión jugaran donde jugaran, y me busqué también mi ídolo, que a diferencia de habaneros, santiagueros, villaclareños y pinareños, no era este ni mucho menos estaba entre los Germán Mesa, Antonio Pacheco, Víctor Mesa ni Omar Linares, por sólo citar algunos de los monstruos de aquella época, sino simple y llanamente era un jovenzuelo zurdo y blanco como la leche apodado la regadera de Buenaventura que se hacía llamar Juan Carlos Bruzón y que un buen día se largó del país porque simplemente le dio la gana, y yo que bien pude enterrarlo de mi adoración de infante me creé una convicción sin atisbo ideológico alguno para seguir queriendo a ese pelotero (ya no al ser humano que nunca conocí, sino al deportista que lucía ese #43 en su espalda, con pulóver azul de mangas 3/4 por debajo de su chamarreta, con aquel pose característico recostado a su bate de aluminio en el círculo de espera y luego el ademán entre lanzamientos llevándose el bate atrás e incorporándose nuevamente al cajón de bateo, de fildeos elegantes lo mismo en los jardines que en 1ra base y una sonrisa ante cualquier embate que tal parecía jugaba por el simple hecho de complacencia a los que como yo le seguían desde la casilla de los hits hasta el promedio que acumulaba juego por juego) y que confinado a qué rincón del mundo siempre lo iba a apoyar aunque ya no pudiese contar sus líneas ni sus promedios, y así desde ese fiel ejemplo de mi patriotismo beisbolero, he construido ese respeto a los cientos de peloteros cubanos que movidos por la causa que fuera, salen de su país a buscar su sueño, sus dólares, su libertad, su derecho a acertar y en muchos casos a equivocarse, pero que siguen siendo tan dignos y cubanos, quizás más, que el mismísimo dirigente y federativo que es capaz de quitarle desde su oficina en la Habana ese derecho a representar a su país para que otros niños como aquel que fui yo un día, no tenga que quedarse, o en su defecto, cambiar de ídolo!!!!

Hola, yo también fui de esos muchachos que idolatró a Juan Carlos Bruzón, y más que por haberse marchado del país, se cayó de su pedestal con algunos de nosotros mucho antes, ante los comentarios callejeros de que bajaba el nivel de intensidad de su juego ante alguna oferta que involucrara billetes. Esto nunca se pudo confirmar, pero la sospecha sin dudas laceró esa imagen ante muchos muchachos. Luego, ya grandes, el rumor de su presunta muerte en Italia causó un enorme dolor en los holguineros. No es un secreto para nadie que a pesar de los pesares, ese era para muchos el mejor bateador que jugó en Holguín. Imaginen batear por encima de .300 de por vida con sospechas de haberse regalado varia veces. Un aspecto a destacar en su favor fue sin dudas que le llevaron recio en cuanto a la conformación de un equipo nacional. La única oportunidad que tuvo fue en 1993 (antes de la que sería debido a las lesiones su peor temporada ofensiva, casualmente aquella en la que Holguín logró el cuarto lugar) y tuvo apenas dos turnos en la Copa Intercontinental de Italia y pegó un jonrón en uno de sus dos únicos turnos. Después bateó también en el tope contra EEUU, pero se desvaneció por siempre del equipo nacional. En su última temporada, fue el tercero que más compiló sumando Serie Nacional y Copa Revolución, detrás de José Estrada y Omar Linares… ni siquiera estuvo en la pre-selección.
Sludos
R.

Gracias JCB43, tu narrativa es expresión viva del cubano que ama su Béisbol, sin importar de color del pelotero, si vive en Cacocun o Consolación del Sur, si es ateo o católico, babalao o espiritista, si cree en una teoría política o no le importa, esa es la pelota, yo muchas veces me pregunto que tendrán en la mente los que creen que pueden obligar al pueblo a odiar a El Duke Hernández, durante 39 años literalmente persiguieron a los creyentes religiosos, un día por conveniencia política despenalizaron la religión y al otro día las iglesias estaban llenas, o sea la gente no dejo sus creencias porque se lo prohibieron, siguieron adorando a sus dioses en las habitaciones silenciosas de sus casa, en esas mismas casas y ya en el siglo 21 también en calles, parques, y hasta en las oficinas del partido gobernante, seguimos adorando a nuestros peloteros, no solo los irreverentes como yo, también los hijos y nietos del jeque, y hasta Rodolfaso y Modesto en su yo interior, posiblemente Becali ve el paquete en su casa con los juegos de grandes ligas y si no los ve él, los ven sus hijos y familia.

Amigos del foro aqui les dejo la pregunta final de una entrevista realizada a Rodolfo Sanchez,DT del equipo Cubano de Voleyball y publicada hoy en Juventud Rebelde:
—Hay muchos cubanos que solicitaron la baja de la preselección nacional y están actualmente en ligas extranjeras con muy buenos resultados. Incluso, varios han declarado públicamente su interés de volver a jugar con nuestra selección. Si se autorizara, ¿los convocaría?
—Por supuesto, pero siempre que se ajusten al sistema nuestro, o sea, a los principios por los que se rige la Federación Cubana de Voleibol. Esa es una decisión que no tomo yo. Una selección en la que también estén esos atletas sería de las mejores del mundo.
No creo haya en el Universo Deportivo un Director de Seleccion Nacional,al que en una entrevista le quepa esa pregunta,verdaderamente somos exclusivos,tenemos ahora mismo una gran cantidad de atletas esparcidos por los 5 continentes que podrian representar a Cuba en eventos de primer nivel y obtener buenisimos resultados y quien sabe si sendos primeros lugares en muchos casos,entonces porque la negativa,la prohibicion,si hay algo que me asombra de nuestro pais son lo tarde que llegan a tomarse medidas,que luego de implementadas y de pedirlas a gritos por años,se ven que no pasa nada,que solo era decir SI y establecer ciertas normas para llevarlas a efecto,asi fue con la compra-venta de casas y carros,el trabajo por cuenta propia,la despenalizacion del dolar y se pueden seguir enumerando,los mas acerrimos pueden decir que las circunstancias,la correlacion de fuerzas y todos los ocho cuartos que quieran,pero lo cierto es que llegaron y nada de lo que pudieran temer paso,ademas estoy convencido que una gran mayoria quiere que muchos de ellos los representen,no aquellos que abandonaron una delegacion o un equipo en franca competencia,y aqui en mi opinion no hay nada que objetar,si extrapolaramos esta situacion a otro cualquier pais creo tampoco lo permitiria,situacion mas que idilica porque los atletas de ese pais puede moverse bajo los canones que rigen el deporte mundial,y siempre podria regresar a representar a su pais y a jugar su deporte en su nacion si es contratado y asi lo desea,pero como vemos no solo en Beisbol estamos en estas,en el otrora volleyball Cubano tambien se anda de capa caida y por los mismos vericuetos prohibitivos y excluyentes,lo que deja a muchos de nuestros atletas en un limbo existencial,por lo que veremos a algunos en Rio 2016,vistiendo otras franelas,Juantorena por Italia y su equipo de Volley,hay otro que lo hara con el equipo de Brasil y no nos sorprendamos,si hay otros muchos sobre todo en Atletismo,Cuba tiene en sus manos la solucion a todo esto,SE AUTORIZARA?,como termina la pregunta del periodista a Sanchez,Gilberto Herrera un excelente Director Tecnico que fue olvidado tras la partida en masa de aquel equipo de Gato y cia,esta ahi dispuesto a enseñar,a colaborar,pero el hombre se salio( tal vez un caso con similitud a lo de Urquiola),asi que no es solo es el Beisbol,preguntemonos: Quien hizo mas daño al Volleyball Cubano,El o Diago como Presidente de la Federacion?,donde esta uno y donde esta el otro?,Herrera solo fue testigo de una salida en masa a lo que no podia hacer nada,el hombre regreso y siguio preparando atletas,nada que cuestionarle,paro aqui porque si sigo,EPD Eugenio George otro al que no le dieron su valor ni en su muerte,todavia me ofende la foto de Mireya sobre la tumba,mas que para despedir al Profe,para vindicar tanta ignominia,perdonen me haya ido un tanto del tema de este blog,pero si traje este otro es por la paridad y la expansion que tiene dentro del movimiento deportivo Cubano,saludos al pikete.

Excelente Toni, estas son las realidades a las que los jefes de Cuba no le pueden dar una respuesta, si alguien invento lo de “la gana americana” es hora de decirle al Gallego Fernández y a sus jefes, ustedes no aprueban la participación de atletas que viven fuera de Cuba pero respiran por Cuba por que no les da “la gana comunista y excluyente”

Y decirle también, dejen de mentir, de hablar a nombre del pueblo, que ustedes no le han preguntado al pueblo si quieren o no quieren a sus atletas, vivan donde vivan.

Dado que es la prerrogativa de cada Federación Nacional seleccionar al plantel de su equipo para el Clásico Mundial de Béisbol, la proclamación de Becali implica que no se les permitiría jugar a los peloteros que abandonaron la isla de forma ilegal.Jim Cowsert/USA TODAY Sports.
Leyendo este parrafo extraido de un articulo,firmado por Marly Rivera sobre la participacion de Nolan Arenado en el proximo Clasico 2017( pretende unirse a Puerto Rico),si las cosas son asi tal como se dice aqui,entonces ya todo esta dicho y no hay nada que hacer,esto le da autorizo y amparo legal a la FCB para desestimar a los jugadores Cubanos que juegan fuera de La Isla,JOSE se que eres un experto en este tema,esta en lo cierto el articulo?,es ASI?,saludos al pikete.

Saludos Toni, decía la canción del septeto Ignacio Piñeiro, “Son, y no Son”
Es así, prerrogativa dela Federación, pero si hay cosas que hacer, lograr que por lo menos 100 estrellas de Grandes Ligas de todas las nacionalidades digan, si Cuba discrimina a sus mejores peloteros por el pecado de vivir fuera de Cuba “NO VAMOS AL CLASICO”, lograr que WBC les diga a Cuba eh, este torneo lo inventamos nosotros, lo financiamos nosotros, y Cuba fue incluida porque es una potencia del Béisbol mundial, así que no aceptamos que vengas con un ripio a dar pena acá, porque eso además de ser ridículo para millones de aficionados cubanos me jode el negocio, que rating de TV tendría un juego Cuba serie nacional con USA de MLB, y ¿Cuál si el Cuba es completo, Toni es tu decisión unirte a los que al final de Junio vamos a convocar a todos a boicotear el Clásico si Cuba no lleva a su mejores peloteros, en dos palabras, hay que hacer que la FCB cambie su postura, o sea los jeques que son los que mandan en Cuba, Higinio y cia son títeres de si jefe, así jefe, como usted diga jefe manager mayor.
(de paso es mayor de verdad)
OTRA COSA.
Declaración de Alex Cora gerente general del equipo de Puerto Rico, demuestra cuán equivocados están los jeques de Cuba, leer.
“El dos veces ganador del Guante de Oro, que batea para .306 y se encuentra entre los líderes de la Liga Nacional en varias categorías, como primero en cuadrangulares (13) y carreras anotadas (30), segundo en impulsadas (32) y tercero en promedio de slugging (.633), sería una bienvenida adición al ya talentoso y juvenil equipo boricua bajo el nuevo gerente general y ex grandes ligas Alex Cora. “En Arenado tendríamos a uno de los jugadores más completos y más atléticos de las Grandes Ligas; eso sería de gran ayuda para cualquier equipo”, dijo Cora a ESPN Digital. “Todos sabemos qué tipo de jugador y ser humano es. Sería impactante para el equipo y algo que le encantaría a todo el pueblo de Puerto Rico”.

¿Donde está Roy?, Saludos a todos. Las declaraciones de Nolan Arenado la verdad que a uno lo dejan de piedra. En primer lugar porque estos peloteros los mueve únicamente el lazo familiar, sus raíces, de los que la mayoría se sienten orgullosos. Ellos estan muy por encima de razones políticas y ajenos totalmente al desprecio y asco que le profesan las autoridades de la isla, eso sí, con la excepción si van como turistas, porque a los dólares, a esos sí que no los desprecian, hay que ser muy caraduras para actuar de esa manera, discriminar a muchachos que aún así llevan dentro el orgullo de ser cubanos y de ser latinos, que nada tienen que ver con el diferendo Cuba-USA, simplemente son víctimas de esa hostilidad que dura ya casi 60 años y que ojo, no ha terminado, las declaraciones que le ordenaron a Becali así lo atestiguan.
Cuba podría formar un equipazo si las cosas fueran de otra manera. Se merecerían un boicot de todos los equipos del Clásico y de sus organizadores y esta vez (ni nunca) no nos mueve el odio ni el resentimiento, es el sentido común que dictan los nuevos tiempos. Un saludo

Exponga su opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: